Páginas vistas en total

martes, 13 de septiembre de 2011

El hueso que faltaba: Schoklender recargado

Siempre se cuestiona al cine de Hollywood cuando explota de manera agotadora uno de sus tantos éxitos de taquilla con las archi conocidas continuidades. La semana pasada se estrenó Destino Final 5. También lo han hecho con El juego del miedo o con Rápido y furioso. Cuando no tienen historias nuevas para cautivar al público sacan de la galera una parte X para obtener al menos un modesto rédito.
Algo parecido ocurre en nuestra Hollywood vernácula, pero no en el terreno cinematográfico sino en el informativo. Schoklender vuelve recargado para rescatar del olvido a los desconsolados opositores. Más solo que nunca, el ex apoderado de Madres de Plaza de Mayo destila su peor veneno para encontrar un apoyo más mediático que judicial, para confundir más que aclarar. Todas las partes se sostienen, como si se estuviesen hundiendo en arenas movedizas. Unos intentan alcanzar unas monedas más en las elecciones de octubre. El otro, trata de repartir culpas como si de salutaciones de fin de año se tratara.
Sus abogados, Adrián Tenca y Horacio Pitreu, renunciaron a representarlo, cansados de las decisiones inoportunas del sospechoso de estafas a la fundación Sueños Compartidos. Su hermano Pablo hizo algunas denuncias en su contra. El desamparado Sergio debe asumir, como abogado que es, su propia defensa. Ante tanta soledad, la revista Noticias, protectora de las causas perdidas, brindó todo su apoyo mediático con una melodramática entrevista cuyo único fin no es informar, sino embarrar la cancha. Por supuesto, el eco de sus hermanos mayores no se hizo esperar y Clarín y La Nación bombardearon a sus acorralados lectores durante todo el fin de semana. Tampoco faltó en el sainete el rebote desbordado y desopilante de todos los medios afines y colonizados. Hasta Luis Majul declaró que su vida corre peligro. ¿Será de tanto pavonearse en la cornisa?
Parte de la oposición política, como no podía ser de otra manera, acudió presurosa para salir en la foto como un episodio de su malograda campaña de cara a las elecciones presidenciales. Nuevamente todos juntos detrás del bien común. Voraces, se lanzan a roer un escasamente jugoso hueso. Otra vez tratando de salpicar al Poder Ejecutivo sin darse cuenta de que son ellos los que más se manchan. Esta comedia los ilusiona y de ilusión también se vive.
Cada una de las venenosas denuncias presentadas por Schoklender –no ante la justicia sino ante Noticias- ya fueron desmentidas o minimizadas, tanto por Hebe de Bonafini como por sus abogados. El juez Norberto Oyarbide aclaró ya muchas veces que la titular de Madres de Plaza de Mayo no está imputada en ningún delito, porque es víctima de una estafa. Las cuentas bancarias en el extranjero ya fueron cerradas hace cinco años y nunca alcanzaron a tener las cifras que se fugaron de la Fundación Sueños Compartidos. Hasta se demostró la falsificación de una firma en documentos comprometedores.
Para transformar más en escándalo la estafa –y no conformes con hacerse eco de las denuncias hacia Hebe y algunos funcionarios del Gobierno- ofrecen el Congreso como escenario para que el victimario pueda convertirse en víctima. Nada es desechable si de ganar votos se trata y como la estrategia les funcionó muy bien en las primarias, la siguen utilizando en las generales. Por si no se entendió, la frase anterior es totalmente irónica.
En principio, no tiene nada de malo que el Congreso sea el lugar donde se aclaren aquellas cuestiones que preocupan a la sociedad. Esto resulta muy saludable para el funcionamiento institucional del país porque los diputados son nuestros representantes. Pero en los últimos tiempos –y más aún después del conflicto con los productores agropecuarios- la mayoría de estas instancias han sido sólo un circo de desesperados. Denuncias por aprietes a periodistas y medios y hasta el peligro de muertos por parte de encumbrados analistas mediáticos (Joaquín Morales Solá, por ejemplo). Denuncias infundadas por parte de diputadas que intentaron ser sobornadas sin ofrecimiento de soborno alguno para la aprobación del presupuesto.  Y hay mucho más que agotaría al lector de estos apuntes. Ahora, un nuevo capítulo se agrega a los manotazos opositores.
Desde el 14 de agosto, la oposición política ha perdido su rumbo y parece que no intentan siquiera recuperarlo. Están perdidos y no se encuentran. En lugar de replantear los ejes de sus propuestas para ofrecer a la comunidad una alternativa de gobierno, se han dedicado a denunciar fraudes inexistentes y a pelearse entre ellos, atomizando aún más lo que ya estaba desperdigado. Hermoso ejemplo de construcción política.
Esto que piensan como anillo al dedo, puede convertirse en un collar que los sofoque. O peor aún, ese anillo significa un compromiso con aquellos sectores que siempre estuvieron de espaldas al pueblo. De esos anillos que cuando se acomodan en el dedo no salen más, por colosales esfuerzos que se hagan.

1 comentario:

  1. Poco que agregar, salvo que la campaña opositora se ha remitido a la CABA y conurbano bonaerense, con ilusorias, desanimadas y solitarias caminatas, casi sin público. Ahora resulta, también, que Binner desea hablar con la presidenta. Le preocupan la seguridad, la pobreza y la inestabilidad económica... Patético.

    ResponderEliminar