Páginas vistas en total

miércoles, 14 de diciembre de 2011

La amenaza fantasma

El acto del jueves en el estadio de Huracán en conmemoración del día del camionero está generando las especulaciones más disparatadas. Algunos apuestan a que Hugo Moyano se declare un ferviente opositor al gobierno de Cristina y, con el objetivo de renovar su mandato al frente de la CGT o de construir un partido político propio, se alíe a los sectores más reaccionarios de la vida política argentina. Las diferencias que tiene el Secretario General con CFK no pueden conducirlo de manera alguna a estar en sintonía con otras voces del sindicalismo, como las de Barrionuevo o el “momo”. Estos personajes ligados al duhaldismo más temible afirman que el gobierno está a punto de vulnerar conquistas sociales históricas de los trabajadores. No hay posibilidades siquiera de pensar en estas cuestiones en el actual contexto político de nuestro país, sino todo lo contrario. El compromiso de La Presidenta es muy claro y lo confirma en cada una de sus intervenciones públicas. Pero, frente a una oposición desarticulada después del indiscutible triunfo del 23 de octubre, las disidencias internas se tornan más visibles.
Un representante real de los trabajadores no puede dudar ni un instante a la hora de elegir un proyecto de país que, seguramente, recibió la adhesión de la mayoría de sus representados. El jueves, Moyano podrá plantear la necesidad de abordar temas en los que mantiene diferencias con CFK, como el aumento del mínimo no imponible, la ley de reparto de ganancias o la discusión por el porcentaje de aumento salarial en paritarias, pero nunca manifestará un cambio de rumbo. Estos desacuerdos no pueden constituir oposición. Cuanto mucho, el acto de Huracán deberá ser considerado más una bravata que una amenaza. Un viento más o menos intenso frente al huracán cristinista.
Aunque el tercer ciclo del kirchnerismo recién comienza y la sintonía fina está en pañales, las transformaciones que se han realizado en estos ocho años ya se tornan evidentes. Más aún en comparación con el otro modelo en pugna de cara al 2015, el del PRO en la CABA. La gestión de Macri en la ciudad de Buenos Aires es una maqueta de lo que ocurriría en el país de acceder a la presidencia. También es un huracán, pero privatizador de lo público y demoledor de la historia. Tal vez pueda considerarse un símbolo la demolición de la última casa de Alfonsina Storni en el barrio de Flores, a pesar del pedido de los vecinos y de la justicia para preservar esa construcción como patrimonio cultural. Pero nada sabe Mauricio de esas cosas si no puede traducirse en dinero. El veto a la ley de la legislatura porteña para incorporar a los cuida coches -llamados trapitos- como actividad regulada y formal también constituye un símbolo. No estamos de acuerdo con que se le cobre a la gente por estacionar en lugares que son gratis y mucho menos con una ley que ni siquiera dice la tarifa”, dijo el jefe de Gabinete porteño, Horacio Rodríguez Larreta, en una justificación del veto. Gratis por ahora, porque está en estudio la ampliación de la zona de parquímetros. Para el modelo PRO es mejor que una empresa cobre veinte pesos por estacionar en la calle y no que un trabajador informal se lleve cinco. La gente como uno -nuestra gente, como le gusta decir a Mauri- prefiere el negocio antes que la inclusión.
El Ministerio de Educación de la Nación, junto con la ANSES, entregó hace unos días la netbook número 1800000. Estos aparatos forman parte del plan Conectar Igualdad y son fabricados en nuestro país con trabajo argentino. El modelo PRO también repartió netbooks a los estudiantes, pero a través de un acuerdo con una empresa ligada al grupo Noble y a un costo que triplica las entregadas en el resto del país. A cambio de eso, los medios periodísticos ligados al grupo –Clarín, Canal 13, TN y La Nación, entre otros- presentan al público una imagen casi angelical del Jefe de Gobierno, construyendo una burbuja de protección e impunidad ante sus numerosos yerros. Un quid pro quo que sintetiza un estilo de gestión que merece ser desechado.
Mientras el modelo PRO continúa aumentando los subsidios a la educación privada en detrimento de la pública, el Censo de Evaluación de Aprendizajes 2010, realizado por técnicos de la Universidad Nacional de Buenos Aires entre estudiantes secundarios del último año desde 2007, "reveló mejoras sustantivas en la calidad educativa", anunció el ministro de Educación, Alberto Sileoni. El funcionario agregó que "el censo apuntó a producir información sobre factores escolares y extraescolares que pueden incidir en los desempeños". Esto significa que la inclusión, a través de la AUH y del incremento de puestos de trabajo, entre otras transformaciones, tiene un efecto positivo en el aprendizaje de los niños y adolescentes.
Mientras el Jefe de Gobierno porteño se compromete a lograr la unidad de todos los argentinos desde la aldea que rodea al obelisco, impulsa medidas que institucionalizan la exclusión de los que menos tienen y favorece a los sectores más poderosos de la economía desde el estado municipal. Los nuevos emprendimientos edilicios apuntan más a constituirse como murallas que separen a ricos y pobres antes que a resolver los problemas habitacionales. Su única medida revolucionaria es el uso de la bicicleta y no porque esté convencido que de esta manera contribuye a un ambiente más ecológico, sino porque está bien visto en la clase media alta pertenecer a la onda verde.
En tanto, desde el Gobierno Nacional, el discurso y la acción son puro compromiso. La obra pública y la educación no son considerados ‘gastos’ al estilo de los noventa, sino como inversión pública. Y eso se nota en el aumento presupuestario de estos tópicos. Las transformaciones emprendidas con verdadero entusiasmo tienen un profundo sentido de futuro porque son deudas históricas. Los resultados del censo educativo son alentadores no sólo porque se ha aumentado notoriamente la inversión sino porque se ha modificado el contexto en el que los chicos estudian. En los últimos años, desde el Gobierno Nacional hay un reconocimiento a los logros científicos y culturales y eso se traduce en una notoria valoración social, no acompañada por los grandes medios de comunicación, que siguen exaltando éxitos individuales y divorciados de todo esfuerzo. Aunque todavía falta mucho, es mucho lo que se ha realizado. Y lo más importante es la firmeza con que se ha trazado un rumbo que apunta a lo solidario y colectivo.
Entre el modelo marketinero, excluyente y mercantilista que despliega sin pudor el PRO y el modelo nacional y popular, colectivo, inclusivo y transformador del huracán K hay diferencias ineludibles. Y estas diferencias no pasan inadvertidas para el Secretario General de la CGT. El acto de Huracán revelará cuál es el camino que toma el camionero. Frente a los casi ochenta mil asistentes que se calculan, Hugo Moyano dará cuenta del porqué de su faltazo al acto de asunción de La Presidenta. Si es como dicen sus allegados por el luto ante el reciente fallecimiento de su hijo o, como especulan los oscuros depredadores mediáticos, porque están comenzando a sonar los lejanos tambores de guerra. Sin embargo, este ignoto profesor de provincias autor de estos Apuntes, está convencido de que a Moyano le queda mejor andar en colectivo que probar con la percusión.

1 comentario:

  1. Moyano no tiene futuro fuera del sindicalismo, a quien se le ocurra pensar en un futuro político par el camionero es un miope. Si bien las críticas a Macri son ciertas no hay que olvidar que para los que habitamos los barrios rosarinos, y sin dejar de reconocer la abultada victoria de Mónica Fein en todas las seccionales, vivimos en el olvido, la frustación y la mugre desde el 89. Este gobierno municipal ha obrado para favorecer a la clase media alta en todas sus acciones, olvidando el control del tránsito, cediendo terrenos para que se construyan costosas torres que tapan la vista al río, erigiendo vistosos parques y paseos lejos, bien lejos de barrios que ya son fronterizos no por su ubicación geográfica sino por su olvido y deterioro, permitiendo el absoluto deterioro de la GUM a punto tal que sus integrantes se declararon en estado de alerta. Sería bueno que el ilustre editor de este Blog hiciera también un análisis de este popular gobierno socialista para que se vea que poco se diferencia con el de Macri y en cuanto puede incidir la postulación de este sujeto en la burguesa población rosarina que le dio la espalda a CFK en la ciudad y en la provincia. Antes de criticar hacia el exterior hay que exponer el entorno íntimo, mirar hacia adentro, antes que hacia afuera, en eso consiste la grandeza.

    ResponderEliminar