miércoles, 21 de marzo de 2012

Los últimos cartuchos

Hay estrategias que son tentadoras y otras que no tientan a nadie. La de comparar al Gobierno Nacional con lo peor de nuestra historia, no llega a ser más que un viejo truco. Sin embargo, la siguen usando. La semana pasada se inauguró con dos notas de opinión en los diarios emperradamente opositores. La censura a Alberto Fernández en el programa de Marcelo Longobardi fue otra muestra del abuso des-informativo. En las primeras, se acusaba a funcionarios del Gobierno de portar los genes de la subversión setentista, entre otras cosas propias de la derecha retrógrada; lo segundo sirvió para “fortalecer” la imagen del gobierno autoritario que no permite que circulen otros mensajes más que los propios. Ambas posturas son por demás de absurdas y sólo compartidas por una minoría resentida y egoísta. Esos mensajes no convencen y apenas sirven para alimentar prejuicios. Sin embargo, hay tanto desenfreno en el periodismo obediente que muchos de sus exponentes parecen ya caricaturas de sí mismos, mintiendo no a dos, sino a muchas voces. Pero lo más delicado de la semana ha sido la declaración del Ministro de Salud de Corrientes, Julián Dindart, con respecto a la Asignación Universal para Embarazadas y las adolescentes. No bastó con la andanada de críticas que recibió el MIDACHI cuando dijo en Mendoza que “las pibitas se embarazan por la platita”. No aprenden. Ni tampoco comprenden.
Quien usó la estrategia de comparar odiosamente al Gobierno Nacional con lo peor del pasado fue el Secretario General de la CGT, Hugo Moyano. “Después de Cavallo nadie atacó a los docentes como en estos días el gobierno y lo hacen para imponer políticas salariales", atropelló el camionero. Si bien las palabras que CFK destinó a los docentes no cayeron muy bien, ni punto de comparación tienen con el lugar que ocupaba la educación en los noventa. Lo de Cristina resultó inadecuado precisamente en el contexto de todo lo que se ha hecho por la educación desde 2003 a la fecha. En los noventa hubo una destrucción sistemática y profunda de la educación en todos sus niveles. Cavallo mandó a lavar los platos a los investigadores del CONICET. Moyano podrá estar enojado con La Presidenta pero no por eso se puede dar el lujo de jugar con la desmemoria. Ni tampoco con los dolorosos momentos de nuestra memoria colectiva. "Me sacan temas de los juzgados –clamó el dirigente- Los que se sacaron fotos conmigo están hasta las manos. Ni en la dictadura pasaban estas cosas". No es por exagerar, pero lo de las fotos suena como un apriete mafioso. Y la comparación con la dictadura es atroz. Nada que pueda pasar en democracia es comparable con lo que ocurre en una dictadura, por malo que sea.
Pero lo que más huele a estrategia comunicativa es la frase con que Moyano comenzó a definir más claramente su posición. "Lo único que falta es que me digan menemista o porque voy a TN ya me pasé al enemigo –definió el sindicalista- Uno tiene que tener la posibilidad de hacer críticas. La gente está cansada del discurso armado, todos estamos cansados". A nadie se le ocurriría llamar “menemista” a Hugo Moyano, porque fue por su oposición a la política de los noventa que ganó un lugar muy importante en la representación de los trabajadores. Pero, de manera sutil, reconoce que, ahora, puede ser merecedor del calificativo. También acepta que al asistir a la señal informativa TN está, en cierta forma, coqueteando con el enemigo, aunque no durmiendo, todavía. Y después, el juego híper mediático del relato oficial y la imposibilidad de hacer críticas. Con tres oraciones, nutrió los titulares de los pasquines opositores. Parece que muchos buscan eso: arrojar leña en la caldera mediática. O al menos, un mondadientes.
Como los dichos de Julián Dindart, ministro de Salud de Corrientes, que fueron calificados como “lamentables y desafortunados” por Juan Manzur, su par a nivel nacional. Las adolescentes se embarazan porque tienen un recurso económico como premio por haber tenido un hijo”, afirmó el funcionario correntino. Nunca se atreven a cuestionar la Asignación Universal por Hijo de manera frontal; siempre apuntan a demonizar sus resultados. El intendente de la capital provinciana, Carlos Espínola, consideró que “estas afirmaciones van en contra de la niñez y las mujeres, cuya situación de vulnerabilidad este modelo nacional trata de revertir en toda la Argentina”. “Este modelo nacional que inició Néstor y que continúa Cristina –completó el intendente- está logrando que hoy la Argentina pueda recuperar el tejido social desde políticas integrales y abarcativas”. El INADI, por su parte, aseguró que existen otros factores que puedan explicar el embarazo adolescente, como “la dificultad en el acceso a servicios de salud, la falta de información sobre métodos anticonceptivos y de integración en el ámbito educativo”.
Mientras tanto, el fallo de la Corte Suprema de Justicia con respecto a los abortos no punibles en caso de violación despertó el debate para el tratamiento parlamentario del proyecto de ley que garantice la interrupción voluntaria del embarazo. Diputados de diferentes bloques impulsan una iniciativa que, por ahora, no ha recibido el apoyo del Poder Ejecutivo, aunque muchos kirchneristas están a favor del proyecto. “Esta es una ley que una vez aprobada empieza a salvar vidas –enfatizó el presidente del bloque de Nuevo Encuentro, Martín Sabbatella- porque inmediatamente incorpora a las mujeres que abortan al sistema de salud”. “El flagelo del aborto clandestino se cobra tantas vidas de mujeres pobres en el país que sigue siendo la principal causa de muerte de mujeres por gestación”, aseguró Martha Rosenberg, psicoanalista e integrante de la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto Legal, Seguro y Gratuito. “El aborto es una situación no deseada –continuó Sabbatella- pero la clandestinidad le agrega presión psicológica y riesgo a la salud. Es un derecho de las mujeres decidir sobre su cuerpo”. Algo así como soberanía del cuerpo, que también abarca los proyectos de vida de las ciudadanas.
Muchos avances se han producido en nuestro país, a pesar de la herencia mediática, vocera de los grandes intereses corporativos. Por eso el esfuerzo de incrementar el alcance de la Televisión Digital Abierta, que aporta nuevos canales de difusión para enriquecer la mirada sobre este proceso de transformación. Tal vez por eso hay tanta desesperación en ciertos grupos mediáticos; quizá por eso ni siquiera se preocupan en simular principios que nunca tuvieron; por eso ni se alteran al traicionar la confianza del cada vez más reducido público que consume lo que destilan. Están desesperados, pero no vencidos. Todavía les queda mucha capacidad de daño. Pueden mentir, desmoralizar, angustiar y asustar. Lo que ya no pueden es regir –como antaño- el destino de nuestro país. Ni tampoco el de la región.

2 comentarios:

  1. Cita textual: "Entendemos que un ciudadano que llega al honorable sitial de la Càmara de Diputados o Senadores, o al concejo Deliberante, ya no debe fidelidad a su partido sino en la medida en que se identifiquen los postulados partidarios con el bien de la Repùblica, es un representante del pueblo, no del partido. Llega a la Legislatura o al Concejo a travès de un partido polìtico, pero gracias a la voluntad popular de los sufragantes, que en infinidad de casos no pertenecen al partido que lo ha postulado como candidato. Sabemos concretamente que muchos legisladores mayotiratior estàn en contra de los convenios petroleros firmados por el delegado personal del señor Prsidente de la Repùblica. Sin embargo sus voces no se oyen. Por una falsa concepciòn de la lealtad a un hombre, callan." (...) "Si hoy presenciàramos el milagro de una Legislatura unida en el servicio al paìs, dispuesta a no ceder un àpice, renacerìa la esperanza en los corazones argentinos. Es menester dar un testimonio, aunque eso signifique la pèrdida de los fueros parlamentarios, de intereses legìtimos, de la libertad inclusive..." Pag. 99/100, Editorial del diario "El Tiempo" de Cuyo, 16/9/58 (sobre los contratos petroleros de Frondizi), pag. 99/100 "Arroz con pollo", Raimundo Fares

    ResponderEliminar
  2. Si la AUH es mala, bueno, la sacamos, ¿y después?. ¿Que ponemos en su lugar?. ¿Nada?. ¿Es malo que una mujer pobre reciba unos miserables pesos por una gestación quizás no deseada?. ¿Por que en lugar de demonizar todo no ofrecen una alternativa?. Respuesta: Porque, entre otras cosas, no les da el coco, solo apelan al ataque y a la crítica sin sentido.Decir que una "PIBITA" se embaraza para cobrar 200 mangos es de una perversidad ignorante descomunal. Nueve meses de incomodidades, una abstinencia sexual de cuatro meses, un parto...¿Por 200 mangos?. Para llegar a lo que gana un jubilado de mínima se tienen que embarazar nueve veces y criar nueve hijos... Pero si los idiotas quieren pensar que esto no es una ayuda a la mujer que se embaraza accidentalmente "Y NO DESEA ABORTAR", que no es una colaboración a sectores de poca educación sexual o social, que no es un aporte desesperado para combatir la marginalidad sino que es un "FORMIDABLE NEGOCIO UTERINO", allá ellos, votémoslos... como al monstruoso Del Sel. Una última: Un aborto no le aporta a una mujer, un ser humano, placer precisamente. Es un daño sicológico y físico tremendo. No le estamos dando un instrumento de goce, les estamos ofreciendo un instrumento de tortura para solucionar un mal mayor todavía. Así que cuando quieran criticar a la Corte Suprema, no pierdan de vista este enfoque.

    ResponderEliminar

Para los que aplauden tanta locura

Aunque los números no están confirmados , los especuladores celebraron, un gran supermercado congeló su latrocinio por unos meses y a...