Páginas vistas en total

miércoles, 22 de mayo de 2013

Las dictaduras de papel



Alucinantes manotazos de los futuros destronados
En los últimos tiempos, el periodista Jorge Lanata está logrando un protagonismo nunca soñado en su carrera profesional. Esto no es producto, claro está, de la brillantez de su trabajo –como en otros tiempos-, sino del tono escandaloso que semana a semana aporta a sus diferentes apariciones mediáticas. Sus productos desinformativos y el empecinamiento por jugar el papel de víctima de un inexistente gobierno autoritario lo colocan en una inmerecida centralidad. La espiral ascendente de sus despropósitos periodísticos tiene como objetivo provocar una censura que nunca llega. Aunque suene como locura, ése parece ser su mayor deseo. Las presiones de su nuevo amo lo obligan a tomar un ominoso camino que jamás imaginó.
En los primeros minutos de su último programa demostró el abandono de todo principio. Fascinado con la idea de la intervención del canal y todos los medios del Grupo, una mala imitación de la diputada Diana Conti vestida de militar  y unos cuantos soldados como escolta irrumpen en los estudios para concretar semejante fantasía. Una humorada que pisotea la angustia de los que padecieron la dictadura en serio, con censura de verdad y con miedos más fundados. También, se pasa por cualquier lado la legitimidad de representantes elegidos por el voto popular. Toda crítica –hasta las encaradas desde el humor- debe preservar cierta coherencia, por más absurda que se piense. Mientras más verosímil, será más efectiva. Pero el público al que Lanata se dirige no se detiene en esos detalles. Con el cadáver de Videla en la morgue, jugar con estos símbolos puede resultar peligroso, sobre todo cuando tiene un fin oscuro.
Fin tan oscuro como los rumores que circularon la semana pasada en Brasil. Alguien hizo rodar una mentira y el caos se desató. Por desbarrancar un gobierno, se despierta la angustia de los que menos tienen. Como “inhumano” y “criminal” calificó la presidenta Dilma Rousseff la hojarasca sobre la finalización del principal programa social del gobierno, el Beca Familia, que socorre a las personas en situación de pobreza. Miles de beneficiarios se volcaron a los cajeros automáticos para extraer lo que quedaba en las cuentas, sobre todo en los ocho estados más empobrecidos del país. La ministra de Derechos Humanos, María do Rosario, expresó que “los rumores son probablemente originarios de la usina de noticias de la oposición”. Por su parte, el ministro de Justicia, José Eduardo Cardoso, anunció que la policía investigará el origen del rumor para que los responsables sean castigados. “Hubo un delito –explicó-  y vamos a investigar para que los responsables reciban la sanción penal que corresponda”. Y esto no tiene que ver con la libertad de expresión ni nada que se le parezca, sino con perversos personajes que quieren agitar la escena política para frenar la transformación que se está llevando adelante en gran parte de la región. Los únicos perjudicados con este plan social son los grandes terratenientes que han visto disminuir la mano de obra barata que empleaban en sus campos. Más que penoso si han sido ellos los generadores del rumor.
En estos pagos estamos acostumbrados. Las mentiras con formato de verdad son de tal magnitud que hasta las cadenas informativas internacionales las difunden sin chequear. Menos mal que existe Víctor Hugo, que puso en vereda a un desconcertado periodista de la CNN. Una lección de periodismo para los que quieren ejercer la profesión en serio. El uruguayo casi argentino no le dio tregua a Ismael Cala, que se empequeñecía ante las respuestas recibidas.
Cada vez está más claro el panorama. Algunos exponentes de la oposición blanden sus espadas para defender al Poder que se escuda detrás de los principales medios. Revolean decretos y proyectos de ley cada vez más absurdos con tal de congraciarse con el establishment. O al menos, para demostrar de qué lado están en la contienda. Si la semana pasada fue la alucinada intervención al Grupo, en estos días la pelea pasa por el fútbol. Después del DNU oportunista de Macri, ya rechazado por la Justicia porteña, el gobernador de Córdoba también destinó una sonrisita a Clarín, en un intento de convertir a su provincia en una república independiente. En Santa Fe y Buenos Aires, diputados provinciales están presentado apurados proyectos para poner freno a cualquier regulación sobre las empresas periodísticas, con la inmaculada pátina de defender la libertad de prensa. Medidas inconstitucionales por donde se las mire, aunque tienen como objetivo convertir la aplicación de las leyes en un tortuoso laberinto. Y, por si quedaban dudas, el legislador porteño Cristian Ritondo presentó un proyecto de ley para que no se puedan jugar partidos de fútbol durante la noche en la ciudad de Buenos Aires. Eso sí, sólo los del torneo nacional, para que sea más obvia la medida y nadie tenga confusiones con el blanco.
Por si no se entiende, estos representantes de la voluntad popular ponen su mandato al servicio no de las mayorías que votaron por ellos, sino del Poder Económico más anquilosado y destructivo. En el medio, algunos tibios, que por unos centímetros de fama y para congraciarse con los que quieren retornar, destilan generalidades cercanas a la estupidez.
Quien siempre se apunta para este papel secundario de la escena política es el ex gobernador Hermes Binner, un extraviado sin retorno que acaba de ser coronado como candidato por el partido que lidera. Con la agudeza que siempre está ausente en sus intervenciones, el ex anestesista santafesino convocó a defender la República y las instituciones que “no pueden quedar al arbitrio de los intereses del grupo político de turno”. Para el ex candidato presidencial, siempre es mejor que las instituciones estén en las angurrientas manos de las minorías de siempre. Visionario y geómetra, aseguró que “en este momento, el Gobierno está cerrando una parábola y, les guste o no les guste, es un gobierno que está terminando”. Como no es un buen orador y pocos prestan atención a lo que dice, puede enredarse en groseras contradicciones. Después de augurar el fin del proyecto K, denunció que “la re-reelección que tanto los desvela, tiene que ver con la permanencia”. En primer lugar, son ellos mismos los que deliran con la posibilidad de una reforma constitucional que los dejaría fuera de la escena por varios períodos, si no por siempre. En segundo lugar, si el gobierno se está terminando, ¿qué espacio queda para una re re? Salvo que en la reforma se instaure una monarquía, algo que está muy lejos de las intenciones de la mayoría de las fuerzas políticas. Rulos que se hacen los que gozan de incipiente pelambre craneal y padecen una minúscula intención electoral.
Mientras el circo opositor continúa con su función, el cadáver de Videla no encuentra su lugar. O sí, pero a nadie le gusta. La familia del dictador genocida cuenta con una bóveda –no de las de Lanata- en la localidad de Mercedes, lugar de su nacimiento, pero los vecinos no quieren saber nada con que su cuerpo descanse allí. Desde 1998, el Concejo Deliberante, por unanimidad, lo declaró persona no grata y después de muerto, parece que continúa siendo indeseable. Aunque no puede prohibirse la acción mortuoria, algo garantiza que no tendrá la paz que no merece. La Dirección de DDHH de la Municipalidad decoró la entrada al cementerio con 22 paneles que cuentan la historia de los desaparecidos mercedinos. Cada vez que alguien deposite una flor sobre su lápida, recordará por qué el pariente es tan repudiado. Aunque ya no quedan dudas, pero siempre hay algún despistado.

6 comentarios:

  1. Que opina Gustavo de esta idea de adelantar los partidos de Boca y River para contrarrestar el alto rating que tiene esta lacra de Lanata, sobre todo en la prostituta ciudad de Buenos Aires? personalmente no creo que se lo más conveniente, aunque no se puede olvidar los años de canal 13, el monopolio del fútbol tenía y que había que esperar hasta las 12 de la noche para ver los goles? abrazo le sugiero la página del Decano de los periodistas parlamentarios, 42 en Clarín y fue el primer vice de Télam de ese Néstor Kirchner que solo tenía 22% de los votos y nadie le ponía una ficha.
    http://armandovidal.com/administracion/index.php

    ResponderEliminar
  2. ¿Acaso el país se tiene que detener para que Lanata haga su programa? No veo que sea un problema, en todo caso, es una picardía para molestar. Pero no es grave. Lo que es grave es la respuesta política del PRO, como siempre

    ResponderEliminar
  3. Si se me permite... Con respecto a los partidos a la misma hora del cerdo... varias cuestiones habría para comentar...
    1º) porqué habría que pedirle permiso al gordo o al grupo para cambiar la programación de un canal que dirige/gestiona el gobierno?...Si por las cuestiones del rating se hace todo el tiempo en nuestra bendita televisión argenta.
    2º) Con respecto al horario es cierto que si se juega tarde, más tarde sale la gente del estadio y es posible que sea un poco más inseguro, pero las otras copas (dígase copa Argentina, copa Libertadores, etc) se juegan a esa hora o más tarde y nadie dice nada con respecto a eso, así que no veo las diferencias.
    3º) si la medida intenta incomodar al gordo y sus dueños, es bastante tonta, porque basta que el cerdo se mueva de día y/o horario para que se caiga esta movida ...
    4º) y por último, considero que con esta medida se logra volver a traer a escena el tema del fútbol para todos, con todos los cuestionamientos que trae aparejado, cosa que considero poco inteligente por parte del gobierno.
    Sin más y como para terminar, me parece que no hacía falta tal movida dado que el gordo (Larrata) no necesita que le pongan competencia porque el solito se está cavando la fosa con las mentiras que dice y que cada día salen a la luz; y su mal genio y mal trato a sus colegas, como el maltrato que le propició a la panelista de su programa de radio y TV una tal Geuna...
    Saludos
    Fernando

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por supuesto que Lanata está derrapando solito solito y cuando no sirva más para los intereses de Magneto será tan descartable como el papelito de un caramelo. Lo del fútbol creo que ha sido una decisión televisiva para desesperarlo un poco y para forzar algunas medidas políticas, como la de Ritondo. Con ese criterio, deberían suspenderse todas las actividades multitudinarias, como los grandes recitales y cosas así. Es para forzar el absurdo.

      Eliminar
    2. Defienden a gritos la "libre empresa", pero cuando se la aplican "gritan"

      Eliminar
  4. Gustavo querido, usted Fernando -gran aporte su análisis- quien esto escribe, estamos como diría el Tano Iorio "en el mismo barrio"; pero no tenemos que pecar de ingenuos. Tampoco perder la capacidad de crítica de un Gobierno que lo mejor que tiene son sus enemigos. Cristina no es Néstor y Néstor fue lo último de la vieja política. Con su muerte se adelantaron muchas cosas; se corrió en un año el velo que hubiese tardado años en descubrirse: que fue un Presidente de estos 30 años de democracia que no defraudó, que vino y nació del viejo sistema político corrupto y que se fue aplaudido. Hugo Chavéz les decía a sus ministros y colaboradores que le digan los puntos flojos; nosé Cristina. Lo digo con todo el amor y preocupación. Este es un pueblo de mucho zonzos que, frustrados, estafados por sus políticos muchas veces, ven en el gordo mercenario, cipayo, traidor a la Patria, a su tierra, a un emblema de qué¡. Siempre un placer leerte Gustavo, abrazo.

    ResponderEliminar