viernes, 3 de mayo de 2013

Los saboteadores de cualquier conquista



Un 1° de mayo memorable
Una vez más, el día del trabajador nos encontró celebrando. En otros lugares del planeta, lamentablemente, no ha sido así. A las angustias del desempleo y la indignidad de los ajustes, se sumaron los palos policiales como única respuesta de gobiernos cómplices con los que generan la crisis. Crisis que, como muchas veces se ha dicho en estos Apuntes, no es producto de una catástrofe climática sino de una conducta mezquina. Más que mezquina, angurrienta. Y, sobre todo, destructiva. La especulación financiera, el lavado de dinero y la evasión impositiva son las principales causas del vaciamiento de los países en crisis. Cada vez queda más en claro que estas acciones delictivas son las que empobrecen a los pueblos. Mientras las cifras del desempleo baten records, las revistas económicas rinden culto a las grandes fortunas. Porque son los pueblos los que pagan las consecuencias de semejante avaricia criminal, mientras los representantes, lejos de buscar soluciones, prometen más recortes. Historia conocida por los argentinos. En nuestro país, lo que se celebró durante el día del trabajador es que eso, por ahora, es historia. Por ahora, porque ajustadores y devaluadores quieren retornar y están al acecho de la mano de vetustas alianzas con nombres rimbombantes.  
Aunque muchos insistan en negar los logros del proyecto K, el crecimiento del empleo formal alcanzado en los últimos años es el más alto desde 1974. Desde 2003, el promedio de creación de puestos de trabajo alcanza los 500 mil por año. En un reciente informe elaborado por la cartera laboral, esta cifra “triplica la cantidad anual de nuevos ocupados que se generaron desde el reinicio de la democracia en 1983 y con la Convertibilidad". De acuerdo a datos brindados por la Encuesta Permanente de Hogares, el desempleo alcanzó en el último trimestre del año pasado menos del 7 por ciento, una de las más bajas desde 1992. En España, que fue la meca laboral de muchos argentinos en otros tiempos, el desempleo castiga a más del 27 por ciento de la población activa y el gobierno del PP promete empeorar las cosas con el recorte de unos 3000 millones de euros más. Importante recordar –una vez más- que los que padecen la crisis no son los que la generaron y no están conformes con tamaña injusticia. Por eso, el día del trabajador millones se volcaron a las calles para expresar su desacuerdo. Pero las recetas de la troika priman más que la voluntad popular.
En cambio, las cosas son diferentes en estos pagos. Aunque muchos zapateen, el manejo de la economía doméstica es una decisión soberana del Gobierno Nacional. Los medios ponen en escena a los expertos de la economía que repiten la salmodia devaluadora, como un karma enloquecedor. Hasta abandonan toda lógica con tal de sacudir el futuro económico para sumar unos porotos a sus escuálidas arcas electorales. El establishment económico y político ya tiene poco poder de presión. También de especulación, porque el dólar ilegal –que estos oscuros personajes toman como referencia- es sólo un chupete con el que se entretiene una minoría destructiva. Y también de evasión, porque la AFIP tiene en la mira a aquellas empresas que, por pura costumbre, se niegan a contribuir.  
A pesar de pedidos, advertencias y controles, la fiebre del dólar sigue inspirando la picardía criolla y en los primeros meses del año se fugaron unos 120 millones de la moneda verde con el uso de tarjetas de crédito para extracciones en el exterior. Según datos del Banco Central, este instrumento que debe ser utilizado excepcionalmente para obtener efectivo fuera del país registró un crecimiento abrupto, tanto en la frecuencia como en los montos. Y aunque algunos piensen esto como una amenaza a su libertad, la Autoridad Monetaria decidió preguntar a quienes hayan utilizado este mecanismo sobre el destino del dinero. Claro, en la lista de más de 320 personas figuran directivos de los bancos a los que se envió el pedido de información. El control de las divisas extranjeras es una de las bases de nuestra soberanía económica porque cada dólar que se fuga se puede convertir en deuda externa. Algunos quizá lo hagan sin saber esto, pero otros lo saben y continúan haciéndolo, con fines por demás de oscuros.
Porque detrás de la fuga de divisas, está el lavado de dinero. Por pedido del juez federal Sergio Torres, la justicia de Suiza deberá informar si un extenso listado de empresas y empresarios vernáculos poseen cuentas en el sistema bancario de ese país. Esta investigación se realiza a partir de las denuncias presentadas por Hernán Arbizu, un ex ejecutivo de JP  Morgan que involucran a medio millar de firmas y personas en operaciones para sacar grandes fortunas del país. Y no conforme con esto, Torres resolvió "librar oficio a la AFIP a fin de que remita al tribunal un informe relacionado con la situación patrimonial, económica y financiera de 469 personas físicas y jurídicas desde el año 2001 hasta el presente”, con la clara sospecha de estar involucradas en operaciones de lavado y fuga.
Pero no es el único caso. Desde hace un tiempo, la AFIP ha detectado importantes maniobras de evasión en tradicionales empresas que ponen en las góndolas productos de consumo cotidiano. Molinos Río de la Plata  está en la mira del Juzgado Federal Criminal y Correccional N°1 de San Isidro, a partir de las denuncias del titular del organismo de control, Ricardo Echegaray. La presunta evasión se realizó en dos etapas, de acuerdo a la explicación del funcionario.  "Por un lado, Molinos subfacturó las exportaciones efectuadas a través de empresas intermediarias o `traders´ del grupo, radicadas en jurisdicciones de baja tributación que no intercambiaban información fiscal con nuestro país: de esta manera ahuecó la base del Impuesto a las Ganancias en la Argentina". Y después, “interpuso en Chile una sociedad `Plataforma´ con el único objetivo de evitar el pago del Impuesto a las Ganancias por las utilidades repatriadas a nuestro país”, agregó Echegaray. En pocas palabras, Molinos repatrió más de 400 millones de pesos sin pagar impuesto a las ganancias ni en Argentina ni en Chile.
A pesar de los intentos evasores de estos carroñeros que aún se creen impunes, la recaudación fiscal de abril registró una nueva marca histórica al sumar 67.630 millones de pesos, un incremento de casi el 37 por ciento respecto del año anterior. Qué fácil sería la recuperación económica del país y la redistribución de los ingresos si estos grandotes renunciaran a engrosar sus arcas estafando al Estado, es decir, a todos nosotros. Los ciudadanos podríamos colaborar con un merecido boicot a los productos de estas grandes empresas, puesto que la Justicia demora tanto en actuar.
Tanto que hasta La Presidenta tuvo que esperarla durante cinco años. “Me duele encontrar justicia en un país que no sea el mío”, confesó CFK durante un nuevo acto de inauguración de obras desde el Salón de las Mujeres del Bicentenario de la Casa Rosada. El Corriere della Sera publicó en 2008 una nota en la que se detallaba un costoso paseo de compras que Cristina habría realizado en Roma durante una Cumbre Mundial contra el Hambre. Aunque el daño está hecho, una jueza italiana condenó a pagar una indemnización de 41 mil euros por difamación, que la Primera Mandataria donará al Hospital de Niños de La Plata. “Me gustaría encontrar un poco más de justicia en mi país”, expresó, antes de recordar que el diario La Nación publicó esa nota como información propia y al día siguiente incluyó la desmentida oficial. Con todas las mentiras que circulan en estos días por los medios con hegemonía en decadencia, los jueces terminarían en el Borda antes de dar sentencia. Por eso, a pesar de los ladridos de los que pretenden preservar un statu quo indefendible, hace falta una Justicia que actúe con rapidez para castigar a los que siempre buscan destruir nuestro país.

4 comentarios:

  1. Gustavo; yo me pregunto si no hay forma de "ir en contra" de estos angurrientos que especulan con el dolar blue; en el sentido de meter en cana a las financieras y vendedores de la vil moneda...acá en San Francisco-Córdoba (el lugar donde vivo...una pequeña ciudad del interior-del interior) se sabe quien vende dolares, sobretodo son las financieras; ahora yo no entiendo, pero no se trata de una operación ilegal eso?... no se podría ir contra estas empresas?... es una inquietud.
    saludos
    Fernando

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Aunque mucho más grande, en Capital Federal también se sabe quiénes operan en las cuevas. A algunas le están cayendo, lo que pasa que la justicia frena cualquier procedimiento. Lo mismo ocurre con la evasión impositiva. Hace años que La Nación está protegida con una cautelar, cargil otro tanto, bunge también... Muchos jueces están consustanciados con los intereses de los que se creen dueños del país. A pesar de todo, la AFIP algo está haciendo, al menos señala a los evasores. Por eso propongo que dejemos de comprar los productos de las empresas que evaden o tratan de fugar divisas.

      Eliminar
  2. Gustavo podría explicar como usted lo hace en esto de porqué el Gobierno no intensifica la persecucución a los que venden esos dólares en el mercado nergro? y otra pregunta es cuales son los motivos y causas que seguimos sin tener una fuerte industria donde los parámentros de medición dicen que estamos iguales que el 2002; los "zonzos" me quieren correr con esas, mientras se llenan de odio viendo a Lanata y TN. Abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estoy planeando un texto en ese sentido. El mercado ilegal es minúsculo y no afecta demasiado más que mediáticamente. Creo que el gobierno deja funcionar a las cuevas para que se entretengan. Igual, están investigando quiénes son las que las ponen en funcionamiento para controlar a los actores que vuelcan o lavan dinero ilegal. Respecto a lo otro, no estamos igual que en 2002. Y si no crecemos más es porque la economía argentina está en pocas manos y la burguesía no se atreve a crecer.

      Eliminar

Creer para reventar

A una semana del ensayo electoral conocido como PASO, la reacción de los ceócratas amarillos, acólitos y beneficiarios da más miedo q...