miércoles, 4 de septiembre de 2013

La amenaza de un círculo descolorido



Envalentonados para saquear el futuro
El procesado Jefe de Gobierno porteño Mauricio Macri busca un poco de atención porque ha pasado no a un segundo, sino a un quinto plano en la escena político-mediática. Algo parecido al caso del ex presidente de prepo Eduardo Duhalde, que, lejos de cualquier posibilidad electoral, realiza descabellados diagnósticos psiquiátricos. Uno habla de círculos y el otro de tornillos. De lo que menos departen es de política, no porque no sepan sino porque no se atreven. Como defienden lo innombrable, prefieren dar vueltas retóricas que nada aportan pero producen impacto en la virtualidad de los medios. Mientras todo el país está a la espera del crucial fallo de la Corte respecto a la constitucionalidad de tres artículos de la LSCA, con algo hay que entretenerse. En tanto, el Gobierno Nacional transformó en acción la magra y desconcertante victoria de las PASO con el objetivo de recuperar algunos puntos. Como era de prever, el kirchnerismo no se repliega ante la adversidad. En ese sentido, comprendió que las elecciones primarias pueden considerarse como un ensayo y por eso reformula un nuevo escenario.
Cuando el domingo Macri mencionó lo del círculo rojo, sorprendió a muchos. Primero a los que pensaron que el PRO sólo se identifica con el color amarillo. Y segundo, a los que suponen que la agrupación que lidera el empresario devenido a político no puede salir de su encierro capitalino. Por lo menos, demostró una apertura cromática prometedora. De ahí a que sus amenazas presidenciales se conviertan en realidad hay un salto enorme. Ansioso por asumir en 2015, aprovechó la operación mediática tripartita –Clarín, La Nación y Perfil- para darle duro a quien considera que será su competidor en ese futuro con el que sueña. Sueño que se convertirá en pesadilla para la mayoría de los argentinos. Pero falta mucho para eso y el mejor consejo es andar despiertos. No sea cosa que sus confusos y contradictorios trabalenguas se transformen en coloridas propuestas de campaña que logren convencer a algunos electores distraídos.
En realidad, es difícil entender lo que dice. El esfuerzo por esconder lo profundo de sus pensamientos logra que sus palabras perturben. La seguridad con que luce la hipotética banda presidencial parece sugerir un halo conspirativo. Por momentos, parece una Carrió con bigotes comestibles. Ahora arroja estiércol hacia su pareja electoral de agosto. Un compromiso unilateral que el intendente de Tigre pugnó por eludir. Massa parece una especie de amigo imaginario para el Alcalde porteño. Hábil para la construcción política, Macri aseguró que el inexistente acuerdo con el candidato a diputado del Frente –cada vez menos- Renovador sólo buscaba el “voto útil” y que todo terminará en octubre. “No significa que el día después tengamos algo para construir juntos”, aseguró Macri con su insoportable sinceridad. Qué futuro nos espera con esta gentuza. ¡Cuánto debemos a los que coronaron con su voto a estos personajes tan viles! Porque además de peligrosos, son incoherentes y con esas incoherencias, recogen algunas voluntades. Y cínico: “lo nuestro es un compromiso con otra forma de hacer política, sin parches. No vamos por una rejuntada rápida y que nada cambie, salvo algunas figuras”, omitiendo mencionar los engendros que lleva el PRO en sus listas.
 Ahora bien, muchos analistas coinciden al afirmar que lo único que une a la oposición es su rechazo visceral al kirchnerismo. Sin embargo, en la campaña para las primarias algunos candidatos acusaron al massismo de ser el kirchnerismo con diferente fragancia. Estas definiciones lograron confundir a un puñado de electores que, de acuerdo a algunos sondeos en boca de urna, pensó que Massa era un candidato de Cristina. Si bien hay que estar en coma alcohólico para suponer algo así, la distorsión benefició al candidato tigrense. Como la estrategia del establishment dio buen resultado, aparece Macri para reforzarla. Por si no se entiende, aquí va la fórmula: todos los candidatos que se oponen al oficialismo dicen que Massa es oficialista para que algunos confundidos simpatizantes del kirchnerismo lo voten y de esta manera gane un opositor. El famoso voto útil transformado en perversión electoral. Por eso ahora se suma el Alcalde Amarillo con sus virulentas críticas a la nueva esperanza del Poder Fáctico, para identificar lo más posible al Frente Renovador con el FPV. Todos contribuyen a la campaña de Massa, pero por la contraria.
Mientras esta comedia de enredos se desarrolla en el escenario de la provincia de Buenos Aires, Cristina está dispuesta a superar los números de agosto. Aunque esta frase parezca suponerlo, los pasos dados por La Presidenta no tienen sólo un fin electoralista. O sí, pero no como lo sugieren los medios carroñeros. Si el FPV no obtiene cifras más nutridas en octubre, la profundización del modelo tan prometida se va a hacer muy dificultosa. Y más aún la continuidad después de la finalización de su mandato. Porque, seamos sinceros: nadie más que el kirchnerismo puede prometer que esta década ganada se prolongue en el futuro. Algunos, lisa y llanamente, proponen un retroceso. Y otros, por hibridez o debilidad, se convertirán en instrumentos serviles para que ello ocurra. Además, porcentuales más contundentes reforzarán la legitimidad obtenida en 2011 para garantizar una gobernabilidad más segura.
A los pocos días de las elecciones, Cristina realizó la famosa convocatoria a los titulares para entablar un diálogo sincero y limar asperezas. También para realizar algunos retoques necesarios para convencer a los dispersos. La reducción de los contribuyentes del impuesto a los altos ingresos a menos de un once por ciento dibujó más de una sonrisa. En los beneficiados, claro está, no en los opositores que habían convertido el tema en una bandera de campaña y ahora deberán pensar en nuevos dicterios para la que se viene. Pero no solo eso: por fin se debaten proyectos para buscar nuevos recursos recaudatorios con el aporte de los que más ganan en serio.
En los festejos por el Día de la Industria, los titulares manifestaron su beneplácito con el proyecto en marcha, a diferencia de lo que algunos hacen en los estudios televisivos. El titular de la UIA, Héctor Méndez, aseguró que “no hubo ningún gobierno con tanta vocación industrial como el que lleva adelante la presidenta Cristina Fernández de Kirchner, pero hay temas vinculados con la competitividad que se deben trabajar para que las cosas sean mejores”. Un poco más entusiasta, Ider Peretti, de la Confederación General Económica, confesó que “festejamos el Día de la Industria porque en estos diez años se ha creado en la Argentina una política con inclusión social con eje en la política industrial”.
Todavía quedan algunas cuentas pendientes, por lo que hay que dejar de hacer la plancha. El crecimiento económico se puede verificar en los números. Como sería arduo incluir todos, basta mencionar los que difundió la AFIP sobre el incremento de la recaudación. En agosto, el monto de los tributos llega casi a los 76000 mil millones de pesos, un 25 por ciento más que en el mismo mes del año pasado. Quizá por esto Macri está tan desesperado por asumir la presidencia. Tanto dinero malgastado en salud, educación, asignaciones, jubilaciones, salarios le provoca una severa angustia. En sus manos, engrosaría cuentas bancarias en el extranjero. Interesante sería que algún periodista le pregunte en qué piensa cuando habla de austeridad. ¿Cuál sería el rubro de su primer recorte? No hay que engañarse: estamos mejor de lo que nunca estuvimos. Todos, no sólo la mayoría. Que falta mucho, nadie lo niega. Pero los que prometen un país distinto no buscan otra cosa que construir un hermoso paraíso para unos pocos. Eso sí, con una mayoría sufriente para mantener esos privilegios.   

2 comentarios:

  1. Ojala quien se relamiera los bigotes por los 76000 millones fuera solo Macri y sus pares.Es mas grave: ENDEUDAMIENTO. Ese es el objetivo multimillonario: Los beneficios que recibirá esa gentuza, como vos bien merecidamente calificás en esta nota.En dos años de endeudamiento imparable y sus refinanciamientos, que es lo que viene irremediablemente frente a esa alternativa,la secta roja llamada círculo, tiene colaboradores que esperan ansiosos nuestro próximo default. Son en principio los que incorpora esta denuncia http://www.enorsai.com.ar/politica/2452-el-circulo-rojo--la-conspiracion-que-desnudo-macri.html
    y se informan con la metodología de espionaje que wikileaks publica y que denunció ayer pagina 12 , como uno de los 19 grupos de periodistas internacionales que participó en la investigación.
    Las "mediaslenguas" declaraciones, de Macri, hasta ahora manifestaron dos cosas: El dolor del exilio (como vos bien decis) y la amenaza:"Soy yo el presidente del 2015, o hablo si siguen apoyando el mamarracho"

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y se suma a esto el rumor destituyente. Y la Corte que patea para adelante para no darnos la razón. Y la oposición que, después de llenarse la boca hablando del "impuesto al salario" y la renta financiera vota en contra del proyecto. Y encima, los zopencos que votaron cualquier cosa en las PASO. Todo suma. Tenemos que estar atentos y preparados.

      Eliminar

Para los que aplauden tanta locura

Aunque los números no están confirmados , los especuladores celebraron, un gran supermercado congeló su latrocinio por unos meses y a...