miércoles, 18 de junio de 2014

Una semana de injusticias




A primera vista, parece que los buitres han ganado esta batalla. Pero esto no se trata de ganar o perder, sino de defender la soberanía. Y en un tema así, no hay derrota posible. Sobre todo porque somos muchos los que estamos empecinados en defenderla. Aunque algunos se nieguen a reconocerlo, Argentina no está aislada del mundo, sino integrada a un nuevo ordenamiento que se está gestando y que rechaza estas prácticas prepotentes, las de unos pocos que se quieren llevar todo por delante. Lo diferente es que ahora ya no hay posibilidades para generalizar porque los enemigos tienen nombre y apellido, aunque carezcan de patria. En un caso como éste, hasta el propio Imperio está en peligro de caer en manos de estos depredadores, con la complicidad de los sirvientes con toga. Porque la amenaza proviene de personajes que ostentan enormes fortunas generadas a costa de la miseria de los pueblos. Y a esto hay que ponerle un freno: esos tipos –los especuladores financieros- deben recibir, no los dólares que reclaman sino el repudio de todo el mundo, antes de que nos atropellen.
Acá no hay confusión posible: no merecen respeto ni justificación alguna. Todos los habitantes de este planeta deberían considerarlos personas no gratas; impedir que traspasen las fronteras de sus madrigueras infectas; en lugar de flores, hay que arrojar tarántulas y alacranes en su camino. O por lo menos, no pagar lo que exigen, porque no lo merecen. Alguna vez, hay que ponerles un freno porque sus prácticas son inhumanas. Quien ostenta una fortuna de 23 mil millones de dólares –sólo con un millón inicial no mucho tiempo atrás- no puede ser considerado un héroe ni un ciudadano ilustre, sino el peor de los villanos. El más destructivo, porque todavía quiere más. El más siniestro, porque su accionar predatorio no encuentra límites.
Como hemos visto el lunes, el límite no se puso porque la Justicia no ha castigado a estos personajes, sino que les ha otorgado la razón. Un límite hubiera sido una sentencia favorable a la aceptación del canje llevado adelante por el Gobierno Nacional. Si con eso igual ganan mucho, en relación con los 40 millones invertidos. Pero no, porque su avidez todavía es ponderada, casi idolatrada, por algunas babosas con forma humana. Aquéllas que –tanto antes como ahora- les han facilitado el camino a cambio de unas caricias en el lomo.
Los jueces yanquis no han hecho justicia, sino que han obedecido a intereses carroñeros y han actuado de manera ilegítima. Este es el punto de partida para poder analizar este incidente. En realidad, el punto de partida absoluto en esta historia es la complicidad de todos los operadores que garantizaron el saqueo, desde los inicios de la dictadura hasta 2003. Algunos de ellos tienen la osadía de dar cátedra sobre economía, política y ética desde cualquier propaladora de estiércol –mediática o académica- que les conceda el lugar. Pero dejemos en suspenso esta cuestión para retornar a la resolución judicial.
El criterio de Justicia utilizado por los miembros de la Corte –lavarse las manos- no es candidato a la jurisprudencia. Menos aún el del oscuro republicano Thomas Griesa, quien agita su martillo a favor de la desigualdad. Ninguno de estos personajes actuó guiado por la razón, sino por una mirada patricia de alcance global. “Así debe ser el mundo, parecen decir, un coto de caza para los depredadores más voraces”.
Ojo a los piojos criollos
El mensaje de La Presidenta y todo su equipo es más que claro: si quieren cobrar que sea como acordamos con la mayoría. Y para evitar cualquier embargo, se cambiará el lugar de pago, como debería haber sido desde el principio. Los bonistas podrán cobrar en Buenos Aires, a salvo de los buitres y sus cómplices del Norte. Si no aparece algún jurista vernáculo dispuesto a dificultar esta estrategia a costa vender su alma a las despiadadas fieras, el país cumplirá con sus obligaciones. Eso sí: si algún juez osa atender el reclamo de estos saqueadores, deberá considerarse como traidor a la patria, por vulnerar la defensa de nuestra soberanía. Así de simple. Nosotros también tenemos que poner límites para seguir construyendo.
Y no debe sorprendernos que aparezca un cipayo disfrazado de periodista, banquero o candidato y deslice, en medio de las más encendidas proclamas sobre el futuro, una apología del diálogo y la negociación. Que quede bien en claro: no hay diálogo ni negociación posible con quien nos quiere destruir. Cualquier palabra amable significa, en este caso, una claudicación. El litigio con los buitres nos ha costado ya mucho esfuerzo y dinero. Una mínima sonrisa puede parecer bandera blanca y no estamos dispuestos a agitarla. Que lo entiendan aquéllos que responsabilizan al Gobierno por este traspié.
Algunos deberían guardar un avergonzado silencio. El diputado por el PRO, Federico Sturzenegger, consideró que “hubo un mal manejo del Gobierno, con soberbia e impericia”. Justo él, que es uno de los artífices del Megacanje, que incrementó la deuda y nos condujo a la crisis de 2001. O Ricardo Alfonsín, con su idea de que “el Gobierno hizo todo lo que no había que hacer para obtener una sentencia conveniente para el país”. Para reafirmarse como contradictorio a ultranza, agregó: “si bien es cierto que ninguna actitud del Gobierno hubiera dado seguridades respecto de un fallo favorable”. O Hermes Binner, con su senil –o cínica- sentencia: “éste es el logro de tanta improvisación y tantos cambios”. Paradoja: alguien que se considera progresista, se queja de los cambios. Pero Binner siempre puede sorprender, hasta con un análisis sumamente pueril: “hay que buscar una salida negociada, no acusar a Griesa de buitre”. Y para no aburrir con tantas sandeces, un poco de Federico Pinedo: “la irresponsabilidad del Gobierno ha generado un daño tremendo a la Argentina en el juicio de los buitres”. Fallido con forma de perlita: dijo ‘de los buitres’ y no ‘con’. Por si no quedó claro: los buitres nos han sentenciado, tanto jueces como financistas.
Además de tontuelas y oportunistas, estas diatribas son injustas. Después de haber saldado la deuda con el FMI, de acordar enormes quitas y cómodos plazos de pago con los bonistas, pactar un acuerdo con el Club de París y Repsol, estos monigotes mediáticos culpan al Gobierno porque unos cuantos angurrientos nos quieren estafar. Y eso sin tener en cuenta los avances económicos, sociales y políticos que hemos tenido en estos años. ¿La culpa es de Cristina porque no sonríe y les dice buitres? ¿Esa es la lectura que hacen de la realidad mundial, que Paul Singer sólo quiere una sonrisa de CFK y no miles de millones de dólares para decorar sus palacios? ¿Tan idiotas nos creen estos eternos candidatos al fracaso?
Hasta el Papa la tiene más clara, a tal punto que el Autor de Estos Apuntes –ateo de la primera hora- lo está citando mucho últimamente. Francisco consideró “intolerable” la injerencia de los especuladores en “la suerte de los pueblos”. Y los diferenció de los inversores, que producen un impacto positivo porque “generan puestos de trabajo, posibilitan el acceso a la energía o promueven el incremento de la productividad agrícola”. Por supuesto, todo apunta a limar el lado salvaje del capitalismo para volverlo más amable y no a cambiar de sistema. Como decía Mafalda, “a veces lo urgente le quita tiempo a lo importante”.

4 comentarios:

  1. Excelente Gustavo !!! Ya lo Recomiendo,y hasta pasaría x el TL de Twt fragmentos (textuales) de tu artículo q no tiene una palabra para desperdiciar...De manera brillante explicás lo q lamentablemente no quieren entender los "Anti Todo ..."(siempre q venga del Kirchnerismo),y lo q es más triste aún,ni muchos de los "Propios" supieron captar la Clara Postura de Cristina : #NoALaExtorsiónDeLosBuitres < Largué este #HT apenas terminó la Cadena Nacional (creo) ,invité a La Patria Grande entera (tengo muchos seguidores de la Región) a sumarse.De ellos sí tuve algo de acompañamiento ;pero de los de "Casa" poco y nada...
    Propuse tmb > #GriesaBuitre ,junto con el anterior ! Sé q no tenés tiempo extra;pero está todo en mi TL. Y hoy hasta tuve q soportar q un "Kumpa" celebrara el Fallo de este Juez,y agregara q no le importa el Default ...(?)
    Perdón por lo extenso de mi comentario;pero en tu artículo leo lo q claramente entendí de la Cadena Nac de CFK y d la Conferencia de Axel K . Más Todo tu talento para "Pintar claramente el Paisaje de la Argentina Hoy" . Un placer leerte SIEMPRE

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por compartir las estrategias para detener el saqueo. Nunca está de más saber cómo podemos enfrentarlos. Y los que dudan o conspiran, esta vez quedarán en soledad. Este es un gran desafío para todos, pero saldremos airosos de este trance. No tienen razón y no merecen triunfar. Y nosotros no merecemos estar amenazados por estos carroñeros. Abrazo enorme

      Eliminar
    2. Como te digo siempre,es un placer leerte!! Coincido en q a pesar de Todas las Piedras q nos ponen,saldremos adelante !
      Voy a volver a recomendarlo,este artículo lo deberían leer Todas y Todos ,y sabés q contás conmigo para difundirlos es un gusto hacerlo ! Besos Gustavo ✌

      Eliminar
  2. impecable!! te felicito Gustavo!! me encanto tu manera d escribir. una mezcla d prosa poetica, con lenguaje popular...unos toques d ironia y algun q otro adjetivo fuerte, realmente jugadisimo. me gusta mucho. t felicito.!!! y me alegro d haber caido aqui, a traves d una recomendacion...

    ResponderEliminar

Para los que aplauden tanta locura

Aunque los números no están confirmados , los especuladores celebraron, un gran supermercado congeló su latrocinio por unos meses y a...