miércoles, 23 de julio de 2014

Los mejores alumnos



Las cuentas regresivas siempre provocan una sensación de inquietud, aunque el cero del contador indique el inicio de algo bueno. En el caso del conflicto provocado por la avidez de los buitres y la intransigencia colonial y destructiva de Griesa, todo parece anunciar la llegada de una catástrofe. El 30 de julio termina el plazo para cumplir, aunque no se sepa con quiénes, el fallo antojadizo del juez neoyorkino. Para calmar a los lectores, ese día no estallará ninguna sofisticada bomba ni caerá sobre nuestras cabezas una espada gigantesca. Al contrario, no pasará nada.
Nuestra ley exige que paguemos a los bonistas que aceptaron el canje y ya lo hemos hecho el 26 de junio, en una jugada maestra pergeñada por el equipo presidencial. Si ellos no han recibido el dinero correspondiente es responsabilidad del senil magistrado, más obediente a la prepotencia de los buitres que a las normas. Y si las entidades bancarias encargadas de distribuir el dinero depositado no han cumplido con sus obligaciones contractuales no sólo es por el temor a la orden verbal del juez sino porque especulan con una posible crisis. Si hemos cumplido con nuestros acreedores, nada nos puede pasar. Y los carroñeros financieros sólo podrán mascullar su fracaso, aunque tengan bajo sus órdenes a un mercenario con toga.
Las últimas movidas de sus operadores evidencian cierta desesperación. Sus cancerberos vernáculos ya no se cuidan de los absurdos en que incurren ante cámaras y micrófonos. No sólo absurdos, sino que sus expresiones están cerca del cipayismo más servil. Y los especialistas de ATFA, fuerza de choque de los buitres, afinan sus plumas para que no se note tanto la falta de argumentos. A veces, de tan tontuelas, las fantasías que inventan parecen fortalecer la posición oficialista. ¿O acaso no viene como anillo al dedo la nominación de sus candidatos?
Quizá para Mauricio Macri y Sergio Massa sea un honor que los buitres los consideren como buenos postulantes a la presidencia. Los dos se muestran consustanciados con los intereses del establishment, uno por pertenencia y el otro por obsecuencia. Ambos han acudido a la Exposición Rural para recitar la salmodia que deleita a los estancieros. Macri declaró, sin dudar, que hay que obedecer a Griesa, por más que eso signifique cuadruplicar la deuda, algo que ya ha hecho en la CABA. Y Massa, como siempre, apela a circunloquios propios de un predicador para arribar a conclusiones semejantes.
La inclusión en la tríada del gobernador Daniel Scioli puede provocar cierta incomodidad en las filas del kirchnerismo, aunque no sorpresa. Todos sabemos que el afán conciliador del ex motonauta resulta exasperante, pero la indefinición en un caso como éste puede ser preocupante. Importante reiterar: la palabra ‘negociar’ no significa demasiado porque aparece en boca de todos los que opinan sobre el tema. Y si no está acompañada de un rechazo contundente a las intenciones carroñeras, puede provocar confusiones. Y Scioli, con su cantinela del diálogo y el consenso, es por demás de ambiguo. Sinuoso también porque, aunque cada vez con menos frecuencia, manifiesta una adhesión indisoluble al proyecto que conduce CFK.
Los candidatos excluidos
Aunque falta un año para las elecciones primarias y algo más para las definitivas, desde hace unos meses ya desfilan muchos postulantes. El pan-radicalismo y el pseudo-socialismo tratan de llamar la atención de los votantes con su multicolor paleta bautizada FAUNEN. Algunos se habrán desilusionado ante la omisión de su nombre en el escueto listado de los buitres y probarán nuevas consignas y denuncias para ingresar al casting. ¿Hermes Binner se sentirá socialista al no ser tenido en cuenta por los especuladores del Norte o se pensará víctima de una inexplicable exclusión? ¿Considerará Julio Cobos que sus esfuerzos de vice opositor no son valorados como merece? Ni hablar de los demás, que son ignotos hasta para sus familiares. Si no están en la lista no es porque sean fervientes defensores de la soberanía nacional, sino porque no miden.
Otro que no está en las preferencias de los buitres es Florencio Randazzo. Y esto sí es auspicioso. Aunque aún no esté bien posicionado en las encuestas, la gestión que lleva adelante en Interior y Transporte contribuye a su impulso. La renovación del servicio ferroviario y la prometida expansión serán éxitos para exhibir en su plataforma electoral. El nuevo DNI y la facilidad de su tramitación es otro logro en su haber. Su adhesión sin dobleces al proyecto de país del kirchnerismo es el motivo que lo aleja del ideario de los litigantes y no su desconocimiento público.
 En medio de la euforia por el estreno de las nuevas formaciones de la línea Sarmiento, se ha presentado como pre-candidato del FPV para competir con Daniel Scioli. “No tengo ninguna duda de que le puedo ganar –declaró el funcionario- Las victorias siempre se instalan en el corazón y después en los hechos”. Ahora, seguramente, empezarán a llover las denuncias mediáticas fantaseadas en la noche del domingo, analizadas en consorcio los lunes y amplificadas el resto de la semana por los medios afines. La treta ya es conocida y cada vez menos convincente.
Un país no se construye con buitres, hienas y predadores semejantes; tampoco con especuladores, confabuladores y explotadores; menos con agoreros y fabuladores; menos aún con cómplices, títeres ni obsecuentes. Un país no necesita recetas pergeñadas por voraces financistas. El país se construye con corazón, compromiso y solidaridad. Esos son los ingredientes. Sólo nos falta el chef.

2 comentarios:

  1. SI ¨ Un país no se construye con buitres, hienas y predadores semejantes; tampoco con especuladores, confabuladores y explotadores; menos con agoreros y fabuladores; menos aún con cómplices, títeres ni obsecuentes. Un país no necesita recetas pergeñadas por voraces financistas.¨ ¿ por qué no te armas una movida que de como resultado echar a la calle a toda la clase politica argentina? con independencia de lo anterior ¿un gobierno carroñero que utiliza todos los recursos asociados al capitalismo para poder capitalizarse le reclama a los bonistas que no sean neo capitalistas, o capitalistas o buitres? que proeza la frase de scioli ¿como es? - Las victorias siempre se instalan en el corazón y después en los hechos”.


    maestro !!

    lástima que no te creo nada

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. al discurso pseudo purista se le llama cretinismo hipócrita

      Eliminar

¿Qué ves cuando te ves?

El camino a las elecciones legislativas se presenta tenebroso . Y un poco confuso, porque muchos de los que hacen campaña no son cand...