miércoles, 13 de mayo de 2015

Del bullicio de Tinelli al silencio de los patricios



Como un tío con sus sobrinos, como un patrón con sus empleados, como un entrenador con sus simpáticos perritos saltimbanquis, como un nene con sus juguetes. Esa foto dejaron tres candidatos presidenciales en el programa de Tinelli. Una imagen que no gusta a los que piensan la política por fuera del ámbito farandulero. Sin embargo, los 30 puntos de rating del primer programa del año de Show Match parecen tentadores para los postulantes a la Rosada. Quienes gustan del griterío constante, la histeria colectiva, el aplauso compulsivo y el humor ramplón hasta pueden considerar valioso que los políticos se sometan a ese enloquecedor mejunje televisivo. Si con su presencia avalaron la cosificación de los cuerpos o la explotación sexual poco importa para el espectador que se siente cómodo ante ese espectáculo demencial que estalla en el televisor.
Aunque sorprende, por supuesto. Por lo que parece, la batalla cultural no ha sido ganada y puede ser que nunca termine. Uno cree que todos comprenden el juego de los medios de comunicación pero no es así. Por lo que parece, todavía hay muchos que tienen una mirada inocente sobre estas cosas. Un consumo ingenuo que todavía reina en muchos conciudadanos. Un consumo que no advierte la perversión que significa la participación de tres presidenciables en un espacio así, rindiendo culto a semejante aquelarre audiovisual, a tamaña superficialidad chabacana. Además, para el espectador distraído queda la sensación de que esos tres son los únicos que están en carrera. Los otros, como por múltiples motivos no concurrieron, han dejado de existir.
Esto no es así, por supuesto. Aunque suene a perogrullada, los medios tienen esa capacidad para volver visible lo invisible y viceversa. Quizá las razones por las que Margarita Stolbizer y Florencio Randazzo no estuvieron presentes en la gran noche nunca lleguen a ese público; o sí, pero no importe. Porque si bien la información es un derecho, también es una voluntad. Y no se puede decir que hoy no esté al alcance de todos. Pereza, imposibilidad, prejuicio, parcialidad pueden provocar esa tendencia a ser un mero receptor, un colonizado sometido a los caprichos informativos de los medios hegemónicos.
¡Protesto, señor Juez!
Mientras Tinelli reafirma su poder gracias al público que se lo concede, la farsa de Nisman está arribando a un predecible final y la telenovela de Fayt se está agotando en sus primeros capítulos. La Sala I de la Cámara de Casación, en apenas tres páginas, desechó definitivamente la denuncia de Alberto Nisman contra La Presidenta y algunos de sus funcionarios por inexistencia de delito. De estar vivo, debería enfrentar una serie de procesos judiciales y políticos por falsas denuncias, abuso de autoridad y malversación de fondos públicos, por corrupción y lavado de dinero. Un juicio político que seguro terminaría para siempre con su carrera. Tal vez por eso apeló a acabar con su vida, para evitar tanta humillación; para tener un final de héroe, al menos por unos días.
Una pena que jueces y fiscales se sientan tan por encima de los hombres comunes; que se crean una casta intocable; que en lugar de velar por el cumplimiento de la Constitución, la manipulen a su antojo. Los Supremos están transitando esos andariveles con sus caprichosas decisiones. Si fueran justos, eliminarían las acordadas que los convierten en privilegiados: una, la que los exime de pagar el impuesto a las ganancias; la otra, la que permite la permanencia de Fayt a pesar de sus 97 años; finalmente, la que reelige por cuarta vez a Lorenzetti como presidente con ocho meses de anticipación.
Como dice un viejo dicho, “mal de muchos, consuelo de zonzos” o, con más delicadeza, “en todos lados se cuecen habas”. A veces parece que las arbitrariedades de los jueces nos tienen cercados. Los padecemos y no sabemos qué hacer con ellos, si soportarlos estoicamente o si echarlos a patadas. Impotencia nos producen algunas de sus decisiones. Si nuestros Supremos están al borde del escándalo, el juez neoyorkino permanece enredado en sus estropicios. En ambos casos, por responder al establishment, pisotean todo derecho. En un panel de debate organizado en Washington por el think tank Atlantic Council, el economista estadounidense Joseph Stiglitz cuestionó, una vez más, al octogenario juez distrital siervo de los fondos buitre. “La decisión del juez de distrito Thomas Griesa vuelve prácticamente imposible reestructurar las deudas soberanas –precisó el Premio Nobel- Su decisión erosiona al sistema financiero internacional. Por eso necesitamos una ley de quiebras internacional, una regla sobre qué hacer cuando un país debe más de lo que puede pagar”.
Las democracias nunca podrán llegar a su plenitud mientras permanezcan estos injertos funcionales a los poderes fácticos. En un sistema como el nuestro, todo debe estar al servicio del bienestar de la mayoría y para proteger aquellas minorías vulnerables. No a la inversa, que jueces y fiscales ponen sus cargos para la protección de los privilegios más destructivos. En los últimos tiempos, estamos hablando demasiado de la Justicia y sus vicios. Y bueno, debemos empezar a hablar de eso que ya se está transformando en una obsesión. Hablar para hacer las modificaciones necesarias y no para que los opositores adopten patéticas posturas que a nada conducen. Abordar este tema con toda la seriedad que necesita antes de que se convierta en una parodia adecuada para el programa de Tinelli o en una numerosa marcha que tome el silencio como su principal consigna.

4 comentarios:

  1. Los argentinos queremos debate, programas electorales y proyectos, triste y decadente ver a los políticos que desfilaron en el programa de Tinelli. Triste , decadente. Un país siempre tiene problemas, y da la impresión que no les importa el trabajo esclavo en CABA, inseguridad. Como dice la Presidente hay muchos problemas para solucionar, se ha logrado mucho, y esto recién comienza.

    ResponderEliminar
  2. Hola Gustavo muchos apuntes sin comentar pero siempre valorando tu percepcion de la coyontura hoy con espersnza ya que ante el pedido de la conductora vamos a las paso.a dirimir cual es nuestro representante del proyecto Randazzo o Scioli simpatico al establishment me gusta Taiana co vice de Florencio Sobre los otros temas total acuerdo abrazo
    jpierantoni

    ResponderEliminar
  3. Se jactan, se jactan
    Extra! Extra!
    Se jactan, se jactan!
    Alterados, desacataos los indignados del libre mercado
    Garpan, garpan suculentas "atenciones"
    Extra! Extra!
    Gano la Academia
    Ya no se jacta del 89
    Entra y salen sobres.
    Se jactan, se jactan de ser incoloros y llanos
    Aunque le roban sombra a la luna y polvo a las estrellas
    Amenazan al amanecer para que no cante
    Preferible tomarse las manos y gritar sin cienpies
    Noticion, noticion!
    Mas muerte vendida al mejor postor
    Se jactan, se jactan de bailar con la mas bella!
    Mas tibio seras que te comes el vaso lleno de realidad
    Mas pegada esta tu boca a tu garganta
    Sobrepasaste los limites del cuarto quemado
    Oles profundamente a plastico, total ya lo dijo Ruben.
    Descartaste todas tus lagrimas por un falso profeta
    Se que lo adobaron bien para borrarle la marca de cienpies
    Te papeaste el versito ico ico.
    Te acordas de Mordisquito?
    Desayanuste ese rico canape
    Metro, metro, metro can
    Metro, metro, bebe de la santa tipografia
    Nomas, nomas ayuda pides, renovando tu corbata.
    Pues...pues panela, aca estamos para bailar.
    OYE ACA ESTAMOS PARA GOZAR!!!

    ResponderEliminar
  4. https://www.youtube.com/watch?v=Rn7WAaDvhJM

    ResponderEliminar

¿Qué ves cuando te ves?

El camino a las elecciones legislativas se presenta tenebroso . Y un poco confuso, porque muchos de los que hacen campaña no son cand...