lunes, 4 de enero de 2016

Hipócritas postales de Año Nuevo



Los primeros días del año están poblados de innumerables imágenes, algunas inverosímiles, como la persecución de los tres prófugos y otras vergonzantes, como la salutación de Año Nuevo de la familia presidencial con fondo de cabezas de animales ejecutados por salvajes niños ricos. Otras son indignantes, como los cortes de energía que afectaron parte de la CABA y sus alrededores, más una extorsión a los usuarios que producto de fallas técnicas. Y están las que producen náuseas, como el video Comunicación y Misericordia, emitido por la Conferencia Episcopal Argentina y el mensaje del ministro Prat Gay a los trabajadores en la previa del venidero acuerdo social. Las primeras postales del año que se inicia no difieren mucho de lo que anticipábamos antes del balotaje: el cinismo en estado puro para desatar sobre nosotros una tormenta que nos dejará al borde del desamparo. Todavía estamos a tiempo para frenarla o, al menos, tomar las precauciones necesarias para que los estragos no nos afecten tanto.
Todos los veranos, la empresas que “prestan servicio” en la Capital y el área metropolitana celebran el Año Nuevo con cortes de luz para recordar a los vecinos quién es el que manda. El año pasado, el ministerio de Planificación, además de las multas correspondientes por la falta de inversión en las redes, instaló generadores para aliviar el ambiente. Esta vez, en lugar de eso, el flamante Estado Amarillo sólo se victimiza, echa culpas y promete la quita de subsidios como única solución. Un absurdo porque las empresas recibirán las mismas cifras y sólo las arcas públicas se verán beneficiadas, salvo que los aumentos sean superiores a las “dos pizzas” calculadas por Prat Gay. Encima, ya se sabe que el problema no es de generación de energía, sino de distribución y que el consumo de verano es casi similar al de invierno, por lo que las altas temperaturas influyen poco y nada en la crisis. Pero como los medios son tan eficaces en esto de operar a favor de los privados, logran que los damnificados reclamen casi gustosos un incremento en las tarifas.
Envalentonados por la protección mediática y la argumentación neoliberal de la que muchos periodistas se hacen eco, los ceo-funcionarios PRO se sienten como peces en el agua para justificar cualquier cosa. En breve, los veremos diseñando esperanzas en medio del caos que la angurria empresarial desplegará en nuestras vidas. Por ahora, sólo están tanteando el terreno. La advertencia que el fugador de divisas que oficia como ministro de Hacienda, Alfonso Prat Gay, es una clara muestra de eso: “me parece que acá no es solamente la dimensión del salario sino también cuidar el empleo. Cada sindicato sabrá dónde le aprieta el zapato y hasta qué punto puede arriesgar salarios a cambio de empleos". Los dirigentes gremiales, en cambio, lo interpretaron como lo que es: una clara amenaza y una señal de que este gobierno jamás se pondrá de parte de los trabajadores.
Los agrietadores pontifican sobre el amor
Si estas postales incomodan, el video de la Conferencia Episcopal descompone hasta el aparato digestivo más resistente. En Comunicación y Misericordia, la hipocresía se convierte en dogma. En la cinta, unos cuantos periodistas identificados con el Grupo Clarín –Nelson Castro, Joaquín Morales Solá y Fernando Carnota- junto a otros laderos menos trascendentes, abandonan el veneno destilado hasta unas semanas atrás para convertirse en angelicales portadores de la palabra divina. La comprensión al otro, el tendido de puentes y el perdón son los conceptos más recurrentes de estos belicosos embaucadores que, desde las pantallas, profundizaron la famosa grieta. Lo que no se sabe es si están tratando de reconciliarse con el kirchnerismo o si están pidiendo clemencia anticipada por los desastres que ocasionará el gobierno que contribuyeron a instalar en La Rosada.
Como es de suponer, el Papa Francisco está presente en los más de seis minutos que dura el empalagoso producto pero, como hábiles manipuladores, sólo toman del Pontífice su aspecto más descafeinado. De ninguna manera recuerdan los duros conceptos en contra del capitalismo salvaje, la angurria de los poderosos y la desigualdad como resultado necesario del enriquecimiento de unos pocos. Como si el Jefe del Estado Vaticano estuviese de acuerdo con la nueva dirección que está tomando su país de nacimiento.
En una carta dirigida al presidente de la Conferencia Episcopal, José María Arancedo, el Grupo de Curas en Opción por los Pobres expresó su “profundo desagrado” por el video. El colectivo coordinado por Eduardo de la Serna considera que los cristianos elegidos para el video son responsables de complicidad en todo lo contrario de lo predicado, desde participación en la dictadura hasta el neoliberalismo y la campaña negativa provocadora de ‘grietas’ sociales en tiempos recientes”. Pero eso no es todo porque en la misiva agregan que “los comunicadores elegidos gozan, en general, de nuestro más profundo descrédito”.
Estos sacerdotes comprometidos en serio con el otro lamentan “la falta de pluralidad” del video y la toma de posición clara “con lo que rechazamos y consideramos responsable del hambre, la desocupación y la muerte”. Pero lo que más les preocupa es que los obispos no hayan emitido ningún mensaje sobre la intervención ilegal, ilegítima y violenta de la AFSCA y la anulación de la ley de SCA”. Por el contrario, se alían con el más fuerte, que es el Grupo Clarín y todo lo que representa: la Ceocracia que invadió La Rosada.
Como antaño, los sectores más conservadores de la Iglesia Católica avalan los atentados contra los derechos de la mayoría. Postales viejas, remasterizadas para este año que se inicia, como un anticipo de las horrendas imágenes que en los próximos meses pasarán ante nuestros ojos.

6 comentarios:

  1. No estaba al tanto del video. Me produjo un profundo desagrado ver y escuchar a Nelson Castro y a Morales Solá hablando de "perdonar al otro" cuando ellos fueron algunos de los responsables de instalar el odio en ciertos sectores de la sociedad. Cuánta hipocresía. No pude terminar de verlo. Estoy profundamente asqueado.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay que hacer el esfuerzo para llegar hasta el final, pero es muy exigente. No se puede creer que sean tan ladinos.

      Eliminar
  2. Llegar hasta el final d q?xq si es hasta el final d nuestra paciencia,no creo q falte demasiado.Son ladinos,perversos,angurrientos,egoistas o cualquier otro calificativo ("virtuoso"ja) q se les ocurra.Ojalá me equivoque esta vez,y q no vuelva a correr sangre...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hasta el final del video, no del gobierno. Eso ya sería demasiado.

      Eliminar
  3. Hola Gustavo, mira, a este Títere me lo vengo fumando más de 8 años y quisiera que antes de que lo saquen a las patadas - porque como siga así la cosa en eso va a desembocar - hacer una Biblia de todas las imbecilidades en contra de las clases populares, tenemos varios capítulos por diseñar. Muy bueno tú análisis en tus notas.

    ResponderEliminar

Para los que aplauden tanta locura

Aunque los números no están confirmados , los especuladores celebraron, un gran supermercado congeló su latrocinio por unos meses y a...