Páginas vistas en total

lunes, 28 de marzo de 2016

El desconcierto amarillo



La última tapa de la revista Noticias podrá ser muy graciosa y provocativa pero dificulta cualquier análisis serio del significado de la visita de Obama y la alineación con el Primer Mundo que planea Macri. Que una revista española se explaye sobre la adicción sexual de Juliana Awada es tan insultante como intrascendente. Tampoco aportan demasiado los apelativos burlescos que circulan por las redes en referencia al ocupante temporal de La Rosada. Estas formas de catarsis pueden parecer útiles en lo inmediato, pero no aportan más que una sencilla distracción, a la manera de los medios hegemónicos. Reducir a un beso entre dos mandatarios la renuncia a nuestra soberanía y sus consecuencias o estigmatizar con la ninfomanía a una explotadora laboral es jugar con la inteligencia del destinatario, que queda tan confundido que termina votando cualquier cosa.
Gracias a estas estrategias des-ideologizadas, Macri conquistó la presidencia pero no servirán para resistir su impronta entreguista. Con la pavada marketinera podrán mantenerse un tiempo más, pero no podremos contrarrestar sus consignas vacías con otras similares. Al contrario, lo imprescindible es combatir, no en el escenario de la superficialidad en el que se mueven como peces en el agua, sino en el territorio de las ideas donde siempre trastabillan. Las Plazas del jueves desconcertaron a los funcionarios amarillos pues, sin choripanes, micros ni convocatoria oficial, miles y miles de ciudadanos honraron la Memoria y manifestaron su compromiso con un futuro sin buitres.
 La multitud en las calles no sólo expresó un repudio al nefasto accionar de la dictadura que se inició cuarenta años atrás, sino también un rechazo a su ideario económico. El cuarenta aniversario se actualizó con una marcada oposición a los Cien Días de Macri, el acuerdo con los buitres y la visita de Obama. Después de cuatro décadas, nos encontramos con un gobierno democrático que aplica las recetas económicas de entonces. Democrático en apariencia, porque más que surgir de la voluntad popular es el resultado de la pulsión odiadora de un público manipulado. Sólo una porción de ese 51 por ciento puede coincidir con la impronta macrista; el resto, no tardará en advertir cuánto se ha equivocado.
Tan desconcertados quedan con estas manifestaciones, que el Secretario de DDHH y Pluralismo Cultural, Claudio Avruj sólo pudo balbucear algunas inconsistencias que demuestran lo poco que comprende el cargo que ocupa. O Macri, que sobre la visita de Obama, aseguró ver “en los argentinos gran desesperación por mostrarle afecto”. Claro, lee el diario de Yrigoyen o no debe considerar como tales a millones de argentinos que no ven con buenos ojos las relaciones carnales con el Imperio.
Balbuceos y cinismo
Si consideramos una de las últimas notas de opinión del periodista Alfredo Leuco, que propuso el reemplazo de los dirigentes de organismos de DDHH o la creación de nuevas organizaciones, el absurdo demuestra no tener límites. Las Madres, las Abuelas, los Hijos y los Nietos no ocupan sus cargos por haber superado un casting, sino como resultado de una lucha iniciada después de la tragedia. ¿Qué propone este periodista, nuevas tragedias, nuevas formas de vulnerar derechos elementales para que surjan otros organismos? ¿O pretenderá desplazar por decreto a las protagonistas-víctimas de la historia más oscura y dramática de nuestro país? Esto ya no es periodismo, sino anti-cristinismo del más embaucador y obsecuente.
Pero Leuco es apenas un militante de los medios hegemónicos y no un funcionario. Peor lo de Avruj quien, por ocupar un cargo, debería pensar un poco más sus declaraciones. A pesar de los intentos de los comunicadores dominantes de disminuir los números, la cantidad de participantes de las marchas del jueves superó las expectativas de los propios organizadores. Y eso desconcertó al Secretario encargado de los DDHH y la pluralidad cultural. En una entrevista que mantuvo con radio Splendid, Avruj explicó que el rechazo a las políticas macristas expresadas en las Plazas se debe a que “necesitan un discurso agresivo para seguir cohesionados entre ellos”. Para él no es agresivo que los funcionarios amarillos hablen de grasa militante, ñoquis, basura; la detención ilegal de Milagro Sala no es agresión para el Secretario de DDHH, ni los masivos despidos, la censura o la persecución política; no le resulta violento que haya fuerzas de seguridad desbocadas que dejen un tendal de heridos y muertos. Para Avruj, la agresión está en los cantitos de la multitud en rechazo a las políticas de Macri.    
Además de la incomprensión, también abundó el cinismo. Con risas grabadas, esta declaración parecería una sátira televisiva: "el compromiso nuestro en derechos humanos va mucho más allá de 'memoria, verdad y justicia', que lo tenemos en el centro de la política de derechos humanos". En otro tramo de la entrevista, las risas estarían de más: “Macri es el político más estigmatizado y con más prejuicio por los derechos humanos, cosa que no es cierta porque su compromiso es muy claro". Además de confusa, esta afirmación sobrepasa los parámetros de la hipocresía. ¿O no fue Macri quien prometió que como presidente terminaría con el curro de los DDHH? Y en lugar de retractarse de esa declaración bestial, es la promesa que más está cumpliendo al cerrar todas las oficinas dedicadas al tema en distintas dependencias del Estado, como el Banco Central o el ministerio de Seguridad.
Si Macri y su Gran Equipo tuvieran como centro la política de DDHH no hubieran hecho nada de lo que hicieron. Ni la devaluación, la distribución regresiva de los ingresos, la suspensión de las moratorias previsionales, los despidos masivos sólo justificados por el desprecio garantizan derechos. Al contrario, los pisotean. Ajustes y tarifazos aportan muchísimo a deteriorar la dignidad. La quita de retenciones desabastece nuestras mesas y la eliminación de los aranceles en la importación, además de la recaudación, hace peligrar el empleo. Recitar Nunca Más y arrojar flores al río no es un compromiso con los DDHH, sino puro simulacro. Si tienen en carpeta un proyecto para que los condenados por delitos de Lesa Humanidad cumplan sus penas con arresto domiciliario, no pueden decir que están comprometidos con los DDHH. En este tema, la escenografía PRO se derrumba.
Ni los derechos atrozmente vulnerados en el pasado ni los pisoteados hoy combinan con el amarillo de la Revolución de la Alegría. Mientras la Pesada Herencia suma varios kilómetros a nuestra plataforma submarina, el Gran Equipo no sabe cómo hacer para estamparnos más rápido contra el iceberg de siempre. En pocos días, la torpeza, la cobardía, la corrupción, la amnesia y la malicia se convertirán en un aval para que la avaricia financiera nos convierta en carroña. El endeudamiento es un viaje de ida, no te subas. La frase original hablaba de drogas, pero la deuda parece una adicción en nuestra historia. Y nunca genera derechos. Por el contrario, los desaparece.

5 comentarios:

  1. Y ahora que hacemos? Cómo se sostiene esto?
    http://www.iprofesional.com/notas/229901-Pichetto-anticipo-que-votara-a-favor-del-acuerdo-con-los-holdouts-Nestor-Kirchner-les-hubiera-pagado

    ResponderEliminar
  2. Q hacemos pregunta el amigo?,yo tb lo hago a veces Gustavo,esta madrugada dp d haber visto trocitos d algunos vomitívos pseudos programas politicos(rpt) me pregunté,y si esto está preparado para q se arme quilombo?...no será q liquidando la deuda con buitres y el festival d bonos donde estos sátrapas(todos)están*posicionados*,tienen lo q querían?q se yo..El artículo excelente sr.G Rosa,como siempre APDV

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Puede ser que el objetivo sea provocar un estallido, si no, no se entienden las medidas gubernamentales. Y el FPV deja hacer para demostrar que teníamos razón. Mientras esperamos que muchos votantes admitan que el cambio es un frasco, ya hay muchos conciudadanos que la están pasando mal en serio. ¿Qué hacemos? Lo que estamos haciendo, observar y resistir, lamernos las heridas y articular el retorno. Los meses que vienen nos darán la razón.

      Eliminar
    2. Nos darán la razón... o no. Entre el puterío que están haciendo público Lazaro Baez y Alicia en el sur. Más Pichetto negociando en BsAs, y Boudou que es una bomba de tiempo con la justicia ahora avanzando para evitar el papelon social. El video choto ese que publicaron hasta el cansancio. Gioja y Capitanich disputándose poder en el norte. Mis estimados, me preocupa la situación. Hoy no se si son ellos los que están desconcertados o nosotros. Abzo
      J.pierantoni

      Eliminar