Páginas vistas en total

jueves, 28 de abril de 2016

Una versión PRO de la sinceridad



Mientras el Gran Equipo de Macri prepara el terreno para las inversiones golondrina, sólo llueven los elogios que el establishment financiero destina al sometimiento a los buitres. Lejos de avergonzarse por los piropos de Paul Singer, los gerentes de La Rosada articulan los mecanismos para profundizar la desigualdad. A pocas horas de la primera gran movilización de todas las centrales obreras, el oficialismo confía en que la enloquecedora parafernalia mediática distraiga al público cautivo de los problemas reales. La súper producción allanadora del fiscal Guillermo Marijuán en Santa Cruz, el entramado procesador de jueces cómplices y el denuncismo compulsivo que no cesa sólo producen la histeria de unos cuantos personajes en canchas de fútbol y vuelos internacionales. Las pantallas son funcionales al verso de la pesada herencia y tratan de ocultar, como pueden, los estropicios amarillos que, más temprano que tarde, nos conducirán al abismo que experimentamos tantas veces.
Como un arqueólogo apasionado, el fiscal Marijuán escarba las tierras de Lázaro Báez en busca del eslabón que confirme la hipótesis de la Ruta del dinero K, una telenovela que ya no tiene a ningún K como protagonista. Bóvedas de cartón prensado y valijas voladoras, a montones. Quizá de esos cráteres gigantescos producidos por topos desenfrenados, en lugar de divisas que comprueben el lavado, aparezcan los restos de algún dinosaurio, tan abundantes en esos lares. Más allá del fracaso judicial de esta movida, nadie pondrá en duda el éxito de taquilla que han conseguido con la transmisión televisiva por la Cadena Nacional de los prejuicios.
Hasta ahora, las acusaciones hacia la gestión anterior surcan el éter como flechas desorientadas. Alguno de los cuantiosos disparos dará en el blanco. Mientras tanto, resulta efectivo enceguecer a la población con un denso humo mediático. Si no es la corrupción, será la lluvia, el frío o las técnicas para sobrellevar esta crisis inducida con el mejor humor posible lo que entretendrá al televidente. Cualquier recurso es bienvenido para ocultar los desastres que se están pergeñando.
 Ellos –tanto los que gobiernan como sus apologistas- se han instalado en un pedestal de honestidad en el que intentan esconder toda la podredumbre que aflora día a día. Sociedades off shore, complicidad con el narcotráfico, tarifazos increíbles, despidos injustificados y masivos, sumisión al Imperio y mentiras pueriles envueltas en un paquete que llaman ‘sinceramiento’. El combo incluye la condena internacional a la protección mediática al empresidente y un pedido de captura de Interpol a uno de los intendentes amarillos. Tanto impacto produce el cambio que casi no podemos asimilarlo y, menos aún, apreciarlo.  
El entramado de mentiras
Aunque los escándalos de estos meses están bien maquillados, no cuesta demasiado descubrir su horror. Ni siquiera tienen sutileza para las justificaciones. Sobre lo que no pueden explicar, guardan un silencio casi infantil. Y son tan obvios que hasta una mascota puede desentrañar sus tretas. De tan bestiales, nos dejan anonadados. En poco más de 120 días han batido muchos récords e hicieron cosas que ningún gobierno había hecho desde el retorno a la democracia. Sin embargo, algunos de los votantes estafados miran a otro lado antes de admitir cuán ingenuos han sido.
 Hasta se dan el lujo de tener una presa política, tema del que el oficialismo nacional ni habla, con la excusa de que es un conflicto provincial. La venganza de Gerardo Morales comenzó en el lejano enero cuando una protesta social fue la excusa perfecta para encarcelar a Milagro Sala, con acusaciones confusas y no demostradas. El sistema judicial de Jujuy ha abandonado toda pretensión de Justicia y se ha sumado a un secuestro cuasi mafioso. Tan mafioso que hasta amenazan a testigos para que modifiquen sus declaraciones. La diputada Mabel Balconte sorprendió el fin de semana con un giro rotundo en su postura: de llorar por el encarcelamiento de Milagro Sala pasó a acusarla por enviar valijas con dinero a Máximo Kirchner. Su secretario legislativo, Santiago Hamud, denunció que fue amenazada por el gobernador Morales con sacarle “los fueros y meter presos a sus dos hijos si no decía lo que ellos querían”. Y mientras buscan fundamentar sus prejuicios para procesar a la líder de la Tupac Amaru, han pasado más de cien días desde que comenzó este atropello a la Constitución.
Mientras esto ocurre en el Norte del país, desde la centralidad porteña los Gerentes PRO siguen planeando el desastre. Para la mayoría, no para la minoría. “Pertenecer, tiene sus privilegios”. Ya lo dijo el Jefe de Gabinete, Marcos Peña, en la Cámara de Diputados: vienen a “proteger a los que más tienen”. Un fallido que va en sintonía con las pretensiones del establishment. En el Congreso avanza la ley Anti-despidos y en el despacho del empresidente Macri ya está preparado el veto. No es para menos: las principales cámaras empresarias ya se expresaron en contra de esta iniciativa parlamentaria de declarar la emergencia laboral. Por supuesto, prefieren la contrapropuesta de Macri: el plan Primer Empleo es el sueño dorado porque abarata el salario y precariza al trabajador, además de desfinanciar a la ANSES.
Nunca hay que olvidar que todas las iniciativas amarillas están teñidas por la mentira, tanto en el origen como en la finalidad. El default, el aislamiento del mundo, la división entre los argentinos, el estancamiento económico, la pluralidad de voces y muchas otras falacias se convierten en diagnóstico para diseñar un futuro nefasto. El tema del empleo no está exento de esa premisa. Como si siguiera en campaña, Marcos Peña falseó toda realidad ante los diputados: “no estamos frente a un registro de despidos en el sector privado mayor o distinto al que hemos vivido en los últimos cinco años”. Sin embargo, los datos oficiales lo desmienten.
El Sistema Integrado Previsional Argentino, SIPA, indica que se creó empleo formal de manera ininterrumpida desde 2011. En noviembre de ese año había 7.642.985 trabajadores en el sector público y privado y cuatro años después, 8.083.814. Las medidas contra cíclicas tomadas por CFK y su gabinete lograron incrementar en 440.829 la cantidad de empleos registrados. En cambio, desde la asunción de Macri y su Gran Equipo se han producido 141.542 despidos. Y después hablan de Pobreza Cero, trabajo de calidad, desarrollo y demás propuestas marketineras. El cinismo es la impronta y profundizar la desigualdad, el horizonte. Que Macri diga “hemos tomado decisiones difíciles, muchas de las cuales me han dolido; estamos haciendo lo correcto en esta etapa de sinceramiento” es una muestra más de su hipocresía. Sin dudas, están gobernando para enriquecer a los más ricos. Sólo falta que muchos de los estafados con los bailes y los globitos adviertan la falsedad evidente de la pandilla que ha copado La Rosada. Los demás ya nos hemos dado cuenta y estamos dispuestos a recuperar nuestro país.

3 comentarios:

  1. Cristobal Lopez 8000 millones de pesos.
    Lazaro Baez 20 autos de alta gama,
    150 mansiones, algunas nunca usadas, 50 cuentas off shore decia Elaskar, bovedas gigantescas.
    DeVido, Skansc... Solo algunas.

    Era necesario ser tan grotezco?

    ResponderEliminar
  2. Si. Son grotescos con las denuncias pero torpes a la hora de demostrar lo que denuncian. A lo mejor no saben contar.

    ResponderEliminar
  3. Ni hablar, son torpes y los jueces le estan dando una ayudita para que lo sean, no?

    ResponderEliminar