jueves, 9 de febrero de 2017

La proscripción tan deseada

Macrilandia necesita castigos ejemplares y hay algunos que están dispuestos a brindarlos. Escuchas ilegales que se filtran a la prensa, inventos periodísticos que se presentan como escuchas y un gobernador que quiere cárcel para todos y todas. Esta es la Argentina de Macri, una vergüenza a escala internacional. El que presentaba a Venezuela como el antiejemplo está convirtiendo al país en una paródica republiqueta cinametográfica. Mientras el hambre hace estragos en una nación que produce alimentos para más de 300 millones de personas, la diputada para el mejor postor, Margarita Stolbizer aporta una nueva cuota de incoherencia. "Estoy convencida de que estamos mucho mejor que antes", sintetizó, a la espera de un aplauso que no llegó. Opositora responsable, se cree. Una fiscal de la República, la consideran algunos. Sin embargo, sólo el desprecio indisimulable guía las palabras de una representante que se desdibuja a cada paso.  Siempre es saludable recordar a estos personajes, no tanto ahora, sino cuando lleguemos al desenlace inevitable de esta tragedia que muchos decidieron hacernos protagonizar.
¿Qué será lo que Stolbizer ve mejor con su fotofóbica mirada? ¿La economía cuesta abajo, el desempleo creciente o la avidez interminable de unos pocos? Eso no le molesta a alguien que se presenta como progresista. ¿La transparencia inexistente con que los ceócratas fomentan la concentración de la riqueza, el accionar mafioso del multimedios Clarín para obtener mayores ventajas o la fuga constante de divisas que se va transformando en deuda de todos? Eso no le parece corrupción a la guardiana de la moral. Si para ella estamos mejor que antes es porque la fuerza política que tanto detesta ya no está en el poder. No importa si su postura la coloca cerca de la oligarquía gobernante o la aleja cada vez más de muchos de sus representados. La tierna caricia del Amo aporta mejores réditos que el calor del pueblo.
¿Acaso le parece mejor que cualquier cosa que el empresidente haya condonado la deuda que la empresa de su familia tenía con el Estado por la explotación del Correo Argentino? ¿No ve un conflicto de intereses y una conducta abusiva que nunca antes se había producido desde el retorno a la democracia? ¿O le parece mejor la modificación que Macri hizo por decreto al blanqueo para incluir a los que antes la Ley prohibía? ¿Eso le gusta a esta purísima diputada? ¿O le parece mejor que antes que Macri sea el primer presidente al que se le descubren cada vez más cuentas en paraísos fiscales?
 No. Todo esto le parece atroz, pero calla porque ella es una de las que contribuyó para que Argentina se convierta en esta pesadilla. Stolbizer guarda silencio ante todas estas cosas porque sabe que, después de estos desastres, el populismo tan destestado está a la vuelta de la esquina. Margarita prefiere suavizar sus críticas a la ceocracia gobernante porque su peor pesadilla es que Cristina tenga una alta intención de votos en las elecciones de medio término. Y le debe provocar una envidia enfermiza que La Presidenta siga convocando las multitudes que tanto ella como Macri no logran ni con sushiplanes.
Un recorrido de locos
Lo que sí le gusta a esta diputada es la feroz persecución judicial y mediática que el establishment ha encarado contra CFK. La mejor postal para Stolbizer debe ser un patíbulo gigante en medio del glaciar Perito Moreno donde todos los K pendulen al capricho de los vientos. Aunque la causa inventada y cacareada por Stolbizer esté empantanada no por su complejidad sino por la inexistencia de delito.
En realidad, contra Cristina lo único que opera es el prejuicio construído a partir de miles de titulares mentirosos y de informes televisivos sin pruebas ni sustento. Falacias que se difunden hasta el hartazgo por los medios del establishment que logran alimentar un odio sólo experimentado durante La Revolución Fusiladora. El objetivo no es sancionar la corrupción del pasado sino ocultar el latrocinio del presente. La idea es presentar las actuales penurias -producidas por las decisiones del Gran Equipo- como consecuencias del populismo que nos gobernó hasta no hace mucho.
No es muy difícil concluir que estamos ante una persecución política. Lejos de negar la posibilidad de algún hecho de corrupción -Lodelópez está en un laberinto sospechoso-, las causas que involucran a Cristina están condenadas al fracaso. Y no porque los supuestos chanchullos estén bien pergeñados, sino por la inconsistencia de origen. Hotesur y Los Sauces -que tanta prensa reciben- tienen sus operaciones bancarizadas, lo que aleja estos casos de la ilegalidad que sí ostenta Macri con todas sus cuentas off shore. Ni bóvedas ni mausoleos: por más que han excavado hasta el cansancio, no han encontrado nada.
Y la causa del dólar futuro es sólo el capricho de un juez que ya no merece ocupar ese cargo. Una decisión de política económica que buscaba desalentar la especulación y que resultó dolosa para el Estado por la decisión de devaluar que tomó el Gran Equipo. Y aunque resultaron beneficiados muchos de sus integrantes, la Justicia Independiente persigue a Cristina y sus ex funcionarios. Tan obvio que hasta el más distraído se da cuenta. Ni hablar de las otras historias que despiertan la imaginación de las plumas ilustres de los medios hegemónicos. Si la denuncia de Nisman sobrevive es por el afán de impedir la adhesión hacia cualquier kirchnerista y la búsqueda de su homicida terminará en un fracaso, porque no existe. Lo último, procesar a Oscar Parrilli por el encubrimiento de alguien que acabó sobreseído no es más que sobrepasar el límite del absurdo.
Pero parece que es esto lo que le gusta a Margarita. No le importa que el pueblo sufra mientras una minoría se enriquece hasta el empacho. Tampoco le importa que la industria nacional perezca en manos de los importados. Ni que la deuda externa crezca de manera exponencial para someternos otra vez a la usura internacional. Para ella estamos mejor que antes porque el populismo no está entre nosotros y sus gestores están a punto de ser proscriptos. Hermosa Margarita, que se deshoja en convicciones por unos minutos de cámara para obtener los porotos necesarios que le permitan seguir viviendo de su sueldo de diputada.

4 comentarios:

  1. Muy buena la idea de recorrer los desastres del cambio a partir de las pavadas de Stolbizer. A este gobierno le veo poca vida. Susana Deliz

    ResponderEliminar
  2. No sé bien cómo decirlo, pero mi impresión es que madam magoo stolbizer está tan cómoda en este tiempo porque es una de las privilegiadas por el conocido efecto derrame de las revoluciones neoliberales, sí, Gustavo, hay derrame (seguramente no es mucho lo que ella pueda rascar pero, ya debe saberlo usted, la república, además de decente es austera y sin tanta ambición como uno) y la erdadera frutilla del postre es que pasa desapercibida su monumental envidia hacia la ex-dictadora..... ¿cómo puede ser, siendo tan patriótica y meritoria prefieran a ésa, a la hija del colectivero?. hay que ser comprensivos con esta joya del honestismo tramposo, tan argentina como el dulce de leche (y tan eficaz como gonzalez fra....caso, claro).
    Pero bueno, un detalle que distingue a las heroínas amarillas, aparte de su proverbial fealdad es, el grado de coincidencia con lady magoo, el fantástico mix de odio feroz y envidia neeeegra hacia CFK; pobrecitas, son tan bagayos y tan de madera como las malas actrices que son que, al final, le hacen campaña gratis.... cómo?, simplísimo, con mirarlas media vez, chau, listo, huyamos...
    Aliverti, lo dijo una vez, "yo no quiero ser kirchnerista, pero esa porquería no me deja" y sigue siendo así. Por supuesto, llamarlos "porquería" es cosa mía, mis modales son más bien toscos.
    Una lástima que doña margarita, como el arbolito que tapa el bosque, haya servido para disimular el último éxito de nuestro amado virrey, su fantástica política hacia los adultos mayores, los viejos, bah, de los que su anciano progenitor es ejemplo, justo que el pobre viejo se queda en la ruina (según el cabo aguad) le perdona esa deuda...... maravilla de hijo!, hasta el 2033, que seguramente el viejo será recuerdo y esas chirolas herencia. Una pena, decía, que usted no aprecie ese enorme gesto de bondad filial, un incomprendido el santo virrey.
    En fin, agrede usted a tanta gente valiosa del virreinato amarillo que merecería respuestas más enérgicas, pero tiempo no tengo e imaginación aún menos, así que mejor la dejamos ahí, no faltará el comedido que se sume con otros aportes.

    ResponderEliminar
  3. excelentes tus apuntes, reconforta leer algo de cordura y sensatez entre tanta realidad desquiciada que nos toca vivir-saludos cordiales

    ResponderEliminar
  4. gracias por tus apuntes, reconforta leer algo de cordura y sensatez dentro de la realidad "imposible" que nos toca
    padecer-saludos cordiales

    ResponderEliminar

Para los que aplauden tanta locura

Aunque los números no están confirmados , los especuladores celebraron, un gran supermercado congeló su latrocinio por unos meses y a...