lunes, 13 de marzo de 2017

Breve ensayo sobre las PROvocaciones



No es la primera vez que se advierte que el ingeniero Mauricio Macri realizó durante su campaña promesas que no tenía intenciones de cumplir. Aunque la Constitución Nacional mantiene un hueco al respecto, la enorme diferencia entre lo prometido y lo realizado empaña el acto electoral. Nada para enorgullecerse de una instancia legal que pierde su legitimidad a pasos agigantados. A pesar de esto, el presidente off shore puede esgrimir el resultado del balotaje cuando lo necesite, al menos por un tiempo. Tanto él como todos los que han obtenido sus cargos por medio del voto, pero no sus ministros y demás funcionarios, que fueron elegidos a dedo y son apenas fusibles intercambiables. Por eso, resulta inapropiada la ostentación que realizó el ministro de Energía, Juan José Aranguren en estos días: “la discusión política debe ser en el Congreso y no en la calle; si alguien quiere cambiar la política económica, primero tiene que ganar las elecciones y luego aplicarla". Esto no es más que una vergonzante provocación de alguien que no se sometió a elecciones y cuya impronta aumentadora no estuvo incluida en el debate presidencial previo al balotaje. Una provocación más de las tantas que tratan de sacar de quicio a un pueblo que está perdiendo la paciencia.   
El empresidente explicó hace unos meses que si decía lo que iba a hacer hubieran votado mayoritariamente para enviarlo a un manicomio. No, si Macri decía en campaña que iba a devaluar, incrementar las tarifas de manera bestial, abrir las importaciones hasta asfixiar la industria nacional, endeudar al país para batir un record, eliminar impuestos a los más ricos y empobrecer a los más pobres, no lo hubieran votado para nada. ¿Está claro, Aranguren? Si Macri ganó el balotaje es porque dijo todo lo contrario de lo que pensaba hacer. En lugar de ufanarse, deberían pedir disculpas por haber engañado a una parte importante del 51 por ciento que coronó su espuria victoria.
Además, el ministro no recuerda las cientos de operaciones, celadas y pantomimas en las que participó el PRO para torcer las políticas del gobierno de Cristina, que había conquistado la presidencia con un porcentaje mucho mayor contra más candidatos. ¿O se ha olvidado de la Revuelta de los Agrogarcas, alentada por los medios y apoyada por muchos de los que hoy se rasgan las vestiduras por la trascendencia de las urnas? ¿O no recuerda que muchos de los que hoy se pintan como profetas de La Verdad se sumaron a cuanta patraña se difundía por los medios aliados? ¿O no se ilusionó con los odiadores cacerolazos incitados por periodistas manipuladores y acompañados por muchos de los que hoy ignoran las muchedumbres que exigen un freno al saqueo? Y que no minimice la potencia de las calles que ya empiezan a recuperar protagonismo, que hay motivos más reales para rechazar estas políticas.
Y el ganador es…
La de Aranguren es una provocación de clase, de la oligarquía con olor a bosta de hace más de cien años -mimetizada con los perfumes del siglo XXI- que ahora se siente triunfante porque ha accedido al poder sin necesidad de un golpe de Estado. Otras provocaciones son de tilingos, como la de Ignacio Montagut ante la Catedral Metropolitana con una bandera vaticana en medio de la marcha por el Día de la Mujer. Un kamikaze neonazi que milita-trabaja en el partido de Patricia Bullrich, Acción por la República, ya conocido por una foto en la que porta un cartel que reza “30000 no alcanzaron”, en referencia a los desaparecidos. Solito ante la multitud, como un señuelo tentador que se dispuso para justificar la represión que las fuerzas de seguridad ya tenían planeada: una razzia, al mejor estilo de los tiempos oscuros tan añorados por una minoría.
Ellos provocan porque se re-alimentan con la reacción. Aunque simulen preocuparse por la cacareada Grieta, Ellos la necesitan. Aunque se muestren como etéreos pacifistas, precisan la violencia para exhibir su fuerza. Aunque se muestren dialoguistas, sólo buscan imponer sus irracionales ideas. Con su lógica trastocada, aumentan para combatir la inflación, despiden para generar empleo, desinvierten para tentar inversiones y se quejan del déficit fiscal pero siguen eximiendo de tributos a los que más tienen mientras incrementan los gastos en marketing. Con el cinismo más desvergonzado, se emocionan cuando hablan de la pobreza pero todas sus medidas apuntan a multiplicarla, como señaló el presidente de la Comisión Episcopal de Pastoral Social, Jorge Lozano. O como informó en estos días el Observatorio de la Deuda Social Argentina de la UCA, que la pobreza aumentó más de tres puntos desde la asunción de Macri.
Si Aranguren es un provocador de clase y Montaguet es de los tilingos, El Ingeniero se ubica a mitad de camino. Una especie de tilingo en meteórico ascenso sometido a los caprichos de la meritocracia para ser aceptado por los oligarcas. Quizá por eso –además de amasar fortuna- satisface las demandas de esa minoría insaciable, como eliminar retenciones, impuestos varios y los cupos de exportación, medidas que encarecen cada vez más nuestra mesa. Quizá por eso favorece una producción cada vez más concentrada, eliminando a las industrias medianas y pequeñas por medio de la importación y los tarifazos. Quizá por eso Macri declaró en Timbúes que “la confianza es la columna vertebral sobre la que se edifica el crecimiento”. Algo así como: “derramen un poco, que yo les garantizo la máxima ganancia con la mínima oposición”, “quédense tranquilos, que les prometo desterrar el populismoo “larguen unos mangos así podemos simular que las cosas mejoran, al menos hasta las elecciones”.
Tantos méritos debe hacer Macri para empaparse de la bosta de los oligarcas de hoy, que se está excediendo. La transferencia de recursos precipitada hacia esa minoría está provocando una catástrofe sin precedentes, aunque El Gerente de La Rosada SA diga que “estamos empezando a crecer, cinco meses seguidos hemos crecido después de cinco años de estancamiento y mentiras, pero esta vez hemos emprendido ese camino sin atajos”. Él dice que no miente pero no dice nada que sea cierto: no estamos empezando a crecer, sino todo lo contrario; no hubo cinco años de estancamiento, sino que veníamos creciendo y la caída abrupta comenzó con su gobierno. Caída todo terreno, en 3D y con sonido envolvente. Ahora hay más pobres, más desocupados, más inflación y más recesión. Y mientras sigan haciendo lo que están haciendo, el túnel nos lleva al pozo ciego, el camino es un atajo hacia el pantano.
Como un participante exitoso de este juego de escalar, Macri se burla de los que va dejando en el camino. Por eso en Expoagro, donde es el niño mimado mientras siga haciendo méritos, ‘Mauricio’ brindó su mejor actuación: “sabemos que más de un tercio de argentinos están en situación de pobreza. Son los primeros que necesitan que les generemos una oportunidad”, declamó, aunque no ha hecho otra cosa que dirigir fortunas hacia los que les sobra de todo. ¿Para qué contarlos?, si saben cuántos pobres hay porque son Ellos los que provocan la situación de pobreza. Como si la pobreza fuera un fenómeno meteorológico, una epidemia o un capricho de la genética. La pobreza es el resultado del crecimiento desmesurado de la riqueza de algunos. Una consecuencia necesaria de la succión permanente de los que nunca se sacian. Una riqueza que antes se generaba con la explotación de peones en los campos y que ahora se reproduce con la especulación financiera que se descarga como deuda sobre las espaldas de todos. ¿Cómo un rico va a terminar con la pobreza, si es la fuente de su riqueza? Hay que ser muy ingenuo para creer que les duele el sufrimiento de los demás: sólo quieren atenuarlo para que los lamentos no molesten tanto. La gran provocación de Macri es prometer Pobreza Cero, la simulación que se transforma en burla, mientras trepa la escalera para convertir su apellido en un ilustre con olor a bosta, camuflada con las mejores fragancias del siglo XXI. El gran provocador es Macri y como premio merece lo que ya está recibiendo: el mayor de los repudios.

5 comentarios:

  1. que todo este padecimiento que nos imponen abra el camino hacia la definitiva caída de esta clase nefasta oligarca con olor a bosta que siempre a mutilado la nación desde sus inicios, no pueden durar mucho mas, estan acelerando a fondo hacia el precipicio, cuantos de nosotros saldremos ilesos? pero ellos quedaran sepultados para siempre-gracias Gustavo!

    ResponderEliminar
  2. Ví muy poco de la marcha de las mujeres, descontaba su masividad pero había "temas" que me hacían sospechar que habría un desfile de operetas y, claro, al pensar mal acertamos...
    De lo poco que ví, fantástica esa escena del cruzado con la bandera vaticana enfrentando a las infieles aborteras, una imagen maravillosa, propia de una película clase C del siglo XIII, por lo menos, no? - No tenía idea de que el muchachito ése fuera un "hitlerjugen", muy ario no se veía, la verdad, y de yapa, para pasar por "raza de señores" le faltan muchas vitaminas. pero bueno, la opereta le salió pipí cucú, era la pobre víctima defensora de la fe acosada por las enviadas de lucifer (y algún enviado cobardón que le tiraba piñas traicioneras, un cuadro a medida, por cierto).... perfecta para ver por tele a la hora de la cena, entrelazando exclamaciones de "¡Qué barbaridad!" a medida que morfamos.... Es cierto que vivimos en el virreinato de la provocación, pero, no se puede ser tan idiota de facilitarles el terreno para que además de provocar, encima les reditúe, poniéndolos en un lugar de "justicia", "decencia" y demases fantasías truchas...
    Ir a una catedral a macanear con el aborto es, además de una provocación innecesaria, también una provocación de idiotas que escandaliza a mucha gente (sensible a una idea del respeto, que no por discutible es menos sentida por ellos) y a otros pícaros para los que lo más valioso es el ambiente de excusas y "razones" para aporrear cabezas, reprimir y postergar al infinito cualquier discusión útil sobre una cuestión como el aborto, asunto un poquitín más importante que gritar pavadas en la vereda de cualquier catedral...
    Las provocaciones son malas, ahora, darle excusas y letra a los especialistas en provocaciones es, además de pésimo negocio, una asquerosidad muy opa.

    ResponderEliminar
  3. Coincido mayoritariamente con lo expresado en la entrada, pero hay un aspecto -que creo que es importantísimo- en el que no estoy de acuerdo. Es donde se expresa que Macri es "una especie de tilingo en meteórico ascenso sometido a los caprichos de la meritocracia para ser aceptado por los oligarcas. Quizá por eso –además de amasar fortuna- satisface las demandas de esa minoría insaciable, como eliminar retenciones, impuestos varios y los cupos de exportación, medidas que encarecen cada vez más nuestra mesa." Mauricio Macri no necesita ser aceptado por los oligarcas. Él ES oligarca. El que necesitó ser aceptado por los oligarcas es su padre Franco, que para lograrlo se casó con una mujer de la garcocracia de la Provincia de Buenos Aires de apellido Blanco Villegas. Mauricio Macri, nació como Mauricio Macri Blanco Villegas y fue criado y educado en el seno de las familia materna. Insisto: Él ES oligarca por nacimiento y por sangre materna. Su madre se llama Alicia Blanco Villegas y el hermano de esta señora era Jorge Blanco Villegas que supo ser Presidente de la UIA en tiempos del gobierno de Menem y desde la cual convalidó todas las medidas de destrucción de la industria nacional. Los Blanco Villegas, son poseedores de alrededor de 30.000 hectáreas de campo en la PBA y, en consecuencia, cuando se dice que (Macri) "satisface las demandas de esa minoría insaciable, como eliminar retenciones, impuestos varios y los cupos de exportación", no está haciendo nada más que beneficiarse a sí mismo como heredero directo de la fortuna de su madre. El problema reside en que para la inmensa mayoría, este aspecto familiar de M.M. está invisibilizado y no tiene ni remotamente la trascendencia pública de los beneficios a las empresas del Grupo Macri (Socma, Sideco, MacAir, etc) porque Macri es un apellido que hace más de 40 años que está involucrado en negocios espurios. En consecuencia, Mauricio ha tomado medidas que lo benefician directamente a él y a sus familiares directos paternos y maternos, tanto con el Correo como con las retenciones como con MacAir (O Avian que es lo mismo) y otros curros varios como las obras adjudicadas a su primo hermano Ángelo Calcaterra y a su hermano del alma Nicky Caputo. Nunca jamás en la historia argentina se vio nada semejante.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Claro que por patrimonio es un oligarca, pero hay un complejo de inferioridad que lo lleva a esa ambición desmedida, como a Magneto. Pertenecer a los ilustres requiere beneficiarlos sin límites. Gracias

      Eliminar
  4. COMO YA PASÉ EN LO PERSONAL,SITUACIONES SEMEJANTES EN EL SENTIDO DEL "DESORDEN DE UN GOBIERNO"COMO LO ESTAMOS "VIENDO Y MIRANDO" TODOS LOS TRABAJADORES Y NO TRABAJADORES,SUFRIMOS LA "FALSA DEMOCRACIA",DONDE NO SE RESPETA LA CONSTITUCIÓN Y LAS LEYES,EL CONGRESO ESTÁ CERRADO,LA JUSTICIA PARECE DE VACACIONES,LOS FUNCIONARIOS DEL "PRO-CAMBIEMOS" EXPRESAN QUE SUPERAMOS TODOS LOS DESASTRES QUE AL ASUMIR EL GOBIERNO,ELLOS MISMOS PRODUJERON,QUE HAY MÁS PUESTOS DE TRABAJO ,QUE LOS 100.000-. DE DESPIDOS APROBACIÓN POR DECRETO DE MEDIDAS ANTI POPULARES Y CONTRARIAS A LA CONSTITUCIÓN, LOS HOSPITALES DEL CONURBANO BONAERENSE SIN PROFESIONALES NI INSUMOS.,LAS ESCUELAS SIN DOCENTES.,EL PUEBLO TRABAJADOR SIN SER RESPETADO POR QUIENES OSTENTAN LOS MÁXIMOS CARGOS JERÁRQUICOS ,UN PRESIDENTE QUE NO INFORMA SUS VIAJES AL EXTERIOR ,¿POR QUE ,NI PARA QUE' EL TODOS SUS FUNCIONARIOS ORIGINANDO GASTOS INNECESARIOS EN CONTINUAS VACACIONES.HOY AÑO 2017,LOS ARGENTINOS NOS ENCONTRAMOS ,CON UN GOBIERNO QUE CONDUCE "LA MENTIRA COMO LEMA"ES EL GOBIERNO DE LA MENTIRA,MANIPULACIÓN,DISTORSIÓN DE LA REALIDAD.,QUE PRETENDEN TRATAR A LOS TRABAJADORES COMO EXPRESARA PRAT GEY, "LA GRASA DEBAJO DE LA ALFOMBRA. ESTAMOS VIVIENDO EN UNA"FALSA DEMOCRACIA" SIN RESPETO NI CUMPLIMIENTO A LAS LEYES Y LA CONSTITUCIÓN NACIONAL, SIN EL FUNCIONAMIENTO DE LOS PODERES DEL ESTADO,LEGISLATIVO Y JUDICIAL" POR TODO LO EXPRESADO, PIENSO QUE MACRI PONE EN RIESGO AL PAÍS Y AL PUEBLO TRABAJADOR,!!!QUE ALGUIEN MUY INTELIGENTE NOS DIGA COMO HACER PARA EVITAR LO QUE VIENE,"LOS TRABAJADORES Y LOS JÓVENES NO TIENEN FUTURO", SIN DEMOCRACIA,SE HA VIOLADO TODO ORDEN REPUBLICANO!!!!

    ResponderEliminar

Creer para reventar

A una semana del ensayo electoral conocido como PASO, la reacción de los ceócratas amarillos, acólitos y beneficiarios da más miedo q...