sábado, 9 de junio de 2012

La resistencia al régimen

Qué bronca, qué mufa, qué yeta
Qué chinche, qué jeta, qué pálida completa
Yo tengo una vieja receta
Cambiemos a la gente la cara de bragueta

Don José, el tío de Tato Bores; Tato diet

El periodismo encubierto pierde su esencia y se transforma en espionaje. A veces, las circunstancias obligan a apelar a estos recursos para obtener declaraciones interesantes o comprometedoras de ciertos personajes que, de otra manera, no se atreverían a prestar. Si los periodistas que trabajan en medios cercanos al gobierno no pueden aparecer al desnudo en las protestas caceroleras ante la certeza de linchamiento, de alguna manera deben cubrir el acontecimiento. La estrategia utilizada por la PPT Nac&Pop de enviar a un periodista con el cubo de CNN en el micrófono es –a todas luces- un engaño hacia el entrevistado; rompe con cualquier pacto de confianza, aunque esa confianza incluya golpes y patadas a los trabajadores de prensa. Un engaño hacia los engañados por los medios dominantes. No hay que olvidar que –parafraseando y tergiversando una vez más a Nicolás Maquiavelo- el fin justifica los medios porque algunos medios justifican sus fines. Y están desesperados porque su FIN (THE END, para los seguidores de CNN) está cerca. Más allá de esto, las declaraciones de los encuestados ante la CNN trucha hubieran sido de similar tono ante la CNN verdadera. Además –y perdón por el contrafáctico nuestro de cada día- ante ese micrófono foráneo decían cosas que no se atreverían a decir ante un medio local, incluso TN. Escuchar a un vecino paquete pidiendo al gobierno de EEUU que nos venga a ayudar resulta alarmante y doloroso. Incomprensible. Un enojo injustificado y manipulado que parte de una falsa premisa: el gobierno autoritario que restringe la libertad y las garantías individuales.
Tato Bores –que ocupaba los domingos televisivos con más gracia- llamaba “cara de bragueta” a la permanente expresión de enojo que portaban los porteños por la calle. El fuck you lanatista apunta a eso, a perpetuar la cara de bragueta, con la convicción de que las cosas pueden estar peor y nada podemos hacer para impedirlo. Salvo poner cara de bragueta. Muchos de los manifestantes destituyentes de estos días hacían ante las cámaras el gestito que ha tomado Jorge Lanata para identificar la gran propuesta de su programa dominical: el puño cerrado hacia arriba con el dedo medio alzado y, si es posible, el rostro inundado por una ira incontenible y un hartazgo extremo. Un gesto muy agresivo, por si no quedó claro.
El movimiento de pinzas que están intentando los fuckyouteros no da tan buenos resultados como otrora. De manera sincronizada, los cacerolazos, la rebeldía campestre y el banquinazo de los camioneros intentan sacudir el escenario político y sumar voluntades para torcer la voluntad gubernamental. Pero no lo logran. En Rosario, apenas unas cien personas se acercaron al Monumento a la Bandera, pero el reclamo se reducía a la falta de respuestas del Gobierno Provincial ante algunos hechos de inseguridad. En la CABA, capital de los indignados VIP, apenas lograron cubrir una tercera parte de la Plaza de Mayo y algunos cientos que se convocaron en la puerta de la Residencia Presidencial. Las proclamas más repetidas por los manifestantes fueron contra la inseguridad, contra la corrupción, por una Justicia independiente y todas se unificaban contra el Gobierno Nacional. Aunque los organizadores resaltaron la idea de marchar en paz, uno de los movileros del programa Duro de Domar fue agredido por algunos de los caceroleros.
“Estoy en contra del gobierno –expresó una señora muy perfumada y con anteojos de sol en plena noche- Revientan el campo, revientan la industria, revientan todo, son unos reventados. Yo soy productora, sé de lo qué hablo: el gobierno está lleno de zurdos y montoneros. Tengo 77 años, vi muchos de estos ladrones”, remató enfurecida. Otros expresaban que “sin seguridad jurídica no hay seguridad” o “estoy contra el gobierno que se afana todo”. Los manifestantes arribaron a Plaza de Mayo al grito de “oh le le, oh la la, si este no es el pueblo, ¿el pueblo dónde está?”. Frente a la Casa Rosada, la decoración incluía carteles de “prohibido K”, otros que con una calavera decían “no es por el dólar, es por la libertad” y máscaras de “V de venganza”, las mismas que utilizan los indignados de España. "Vengo a reclamar por Justicia, para que podamos comprar dólares con el dinero de nuestro trabajo", dijo Cristina Pitta al cronista de La Nación. “Me siento invadida. No hay derechos individuales. Hay un terrible avance sobre la justicia, los funcionarios viven todos presionados”, expresó otra mujer que “por miedo” no quiso dar su nombre al trabajador de prensa. En fin: una mezcla de motivos divergentes y sin fundamentos cuyo único objetivo es desautorizar al gobierno elegido con énfasis por la voluntad popular.
“La gente se está enojando y reclama que le solucionen sus problemas” explicó Macri con su profundidad acostumbrada y como si no tuviera responsabilidad en la búsqueda de soluciones. Claro, la movida cacerolera fue orquestada por un grupo de macristas, entre ellos, Luciano Bugallo, a través de las redes sociales y un entramado de ONGs ligadas al pensamiento religioso y a la derecha más retrógrada y destituyente. “Indignación, inseguridad, corrupción” fue su síntesis.
Tal vez para no echar más mondadientes en la hoguerita, el Síndico General de la Nación, Daniel Reposo, declinó su candidatura para ocupar la Procuración General de la Nación. El Vocero Presidencial, Alfredo Scoccimarro, dio a conocer en la noche del jueves, cuatro cartas del ahora ex postulante que en líneas generales explicaban los motivos de su resolución. “Las circunstancias que rodearon el trámite de mi pliego me llevan a pensar que lo más prudente y constructivo para el proyecto político que lidera es tomar esta decisión” dijo en la misiva dirigida a La Presidenta, molesto por la campaña mediática y el servil rechazo cerrado que tuvo su postulación por parte de los Senadores de la oposición. “Las objeciones –expresó Reposo- no responden a mis eventuales defectos y debilidades, sino que se originan en la defensa de los intereses y el patrimonio de los argentinos, particularmente en el caso de Papel Prensa, un caso paradigmático de cómo algunos civiles han aprovechado el terrorismo de Estado para enriquecerse”. La nueva candidata será Alejandra Gils Carbó, cuyos antecedentes profesionales no merecen objeciones –por ahora- del arco opositor. Todavía no se han percatado de que el canje no promete ser beneficioso para las corporaciones que quieren gobernar de acuerdo con sus desmedidas y descomunales ambiciones.
A pesar de los interesantísimos cambios a los que ya nos estamos acostumbrando, las caras de bragueta asoman desde cualquier agujero. El arzobispo de San Juan, Alfonso Delgado, apeló al cinismo para alinearse con una autoritaria en serio: María Isabel Larrauri, rectora del colegio católico que sancionó a Micaela por invitar a sus compañeros a la marcha por el Día de la Memoria. “Me pregunto si es uno de los temas más importantes –declaró el prelado- que tiene el país hoy, al menos personalmente, institucionalmente y familiarmente, me preocupa llegar a fin de mes”. Si esto es así, ¿por qué se preocupó la rectora del colegio por censurar y amonestar a la adolescente? La cúpula de la corporación eclesiástica –si es que lo sabe- debería informar a Monseñor Delgado que hay leyes que impulsan la consolidación de la memoria y la justicia y que, con sus dichos, está incurriendo en una ilegalidad.  Los nostálgicos del peor pasado todavía brotan cada tanto en los rincones más sombríos como hongos venenosos de la peor especie. Individuos dañinos que no comprenden dónde está el sendero que nos conducirá a un mejor futuro. Y lo peor: como no encuentran argumentos, como no tienen propuestas, se abrazan a consignas destructivas y manipuladoras para justificar su odio y, de tan impotentes, recurren a la prepotencia. Y a la violencia de todo tipo, ya sea golpes de puño, de mercado o de dedos que amenazan los rectos de las buenas personas.

3 comentarios:

  1. Comprendo las explicaciones "pour la gallerie" de Galende y el grupo de 678 sobre la cuestión ética de haber engañado a los entrevistados. Otra cosa no se puede hacer ante las cámaras... Peeeeero; cualquier periodista profesional sabe que una de sus artes consiste en hacer que el entrevistado diga lo que realmente piensa, y no lo que le convendría decir. Hay múltiples métodos que se utilizan según quien sea el entrevistado, y este que se empleó es uno de ellos. ¡Y bien efectivo que resultó! Los tilingos se desnudaron sin tapujos sobre lo que realmente piensan, cuando creyeron estar hablando con la CNN. Uno de ellos, si lo siguen un poquito mas pide la intervención militar de los EEUU. Quod erat demostrandum...

    ResponderEliminar
  2. No jodamos entre nosotros che! Estamos partiendo de la falsa premisa de que "no se hubieran atrevido a decir esto ni ante TN", m´s bien digamos que TN no les preguntó porque sabe el efecto que causaría en el mundo tamaño bolazo!!!
    NO SE VAN A ANIMAR!!!
    ¿NO SE DAN CUENTA COMO AVANZARON EN FB? ANOCHE DE UNA MIRADITA ENCONTRE 20 GRUPOS DICIENDO ESPANTOS!! HASTA TENIAN UNA ENCUESTA PARA VOTAR QUE DIA HACEN EL PROXIMO CACEROLUDO!!! Y lo que es más grave, toda la militania 2.0 comentando lo mismo que ustedes y NADIE denunciando la violencia de lo que dicen!!!
    Pará Adal... movete evitando que lleguen a la Plaza, no filosofndo sobre algo que vos sabés muy bien como caerá encima nuestro! Si hubiera sido al reves, tendríamos que SANCIONARLOS DURAMENTE CON LA MISMA LEY DE MEDIOS!
    Reflexionen che! No estamos ayudando nada asi. Total... CFK se la banca! NO ES ASI LA COSA. SOMOS GOBIERNO, SOMOS EJEMPLO!!!

    ResponderEliminar
  3. Tus Apuntes son muy interesantes, porque ayudan a pensar. Es lo que no hacen muchos compatriotas; son seres pensantes por otros; víctimas de Clarín, de TN, de Radio Mitre, a quienes escuchan todo el día. y encima ahora viene Tinelli, el vocero de la corporación número uno de los medios en la Argentina. Esos compatriotas encima tienen odio, porque no logran ser, se encandilan con lo que no tienen, por eso compran revista Gente o Caras y ven la ropa de la Awada la mina de Macri y lo que tienen puestos los argolludos de los príncipes de Inglaterra. Es el odio de las bombas de 1955, del golpe del 76, de la muertes y del neoliberalismo de los 90 del que necesitaron del menemismo y el duhaldismo; y estos que pusieron al kirchernismo, lo quieren sacar porque es otro el país que se propone, otro modelo de pais.
    Un abrazo, pasate por Doc9

    ResponderEliminar

Ojos bien cerrados

Mientras estamos a la espera de los resultados definitivos de las primarias, el escenario se dispone para las elecciones generales. T...