jueves, 17 de agosto de 2017

Para los que aplauden tanta locura



Aunque los números no están confirmados, los especuladores celebraron, un gran supermercado congeló su latrocinio por unos meses y algunos dirigentes de la CGT demostraron su vileza. Después de las PASO, hasta Patricia Bullrich se envalentonó por su complicidad con la desaparición de Santiago Maldonado. Unos números amañados que dibujan un falso triunfo permiten continuar con las tropelías amarillas. Y algunos individuos de la CABA se preocupan más por un caballito en una mueblería que por una militante injustamente presa. Desde hace un año y pico estamos desbarrancado en todos los terrenos y una amalgama de símbolos nefastos atropella a la población sin piedad. Si el rumbo tomado por el Cambio aún no enciende las alarmas, el festejo burlón de los Gerentes de La Rosada SA y los pasos que darán para consolidar su núcleo duro deberían servir de advertencia a los que piensan seguir hechizados con la danza de los globitos.
Quizá erramos en la forma con la abundancia de metáforas; tal vez nos sobre prudencia o seamos demasiado civilizados. Como sea, no somos como Ellos. Por mucho menos de lo que hicieron desde la usurpación del gobierno,  los ceócratas que nos des gobiernan y la comparsa mediática que los parió estarían impulsando cacharreos callejeros en horario central. Cuando eran oposición, convertían un rumor en condena y los que somos opositores ahora esperamos que la balanza de la Justicia abandone su desequilibrio y frene la estafa que estamos padeciendo. Las excusas inundan nuestra excesiva paciencia. Si con todos los medios en contra, Cristina les dio un buen susto, cuánto podríamos hacer si hiciéramos convertir nuestras dispersas voces en una sola.
Ellos disfrazan de consenso el tibio apoyo que consiguen y presentan el tenebroso panorama que nos espera como un frondoso paraíso. Hasta logran que el ajuste sea visto como una vacuna y las visitas imperiales como una bendición al modelo. Cuánto hay que confundir el entendimiento para que los damnificados celebren el incremento de las tarifas que dan por tierra con cualquier presupuesto doméstico. Cuántas dosis de patrañas hay que inyectar para consolidar prejuicios que se resisten a las más contundentes evidencias. Cuántos padecimientos hay que mostrar para que perciban que la Revolución de la Alegría no es más que cotillón berreta.
A diferencia de Ellos, nosotros no gritamos a los cuatro vientos que los detectores de dictaduras a escala internacional están construyendo una ante nuestras propias narices. Ahora las corporaciones están felices porque pueden atropellar a toda hora nuestra dignidad y limitar nuestras libertades de acuerdo a las apetencias del Dios Mercado. No estamos en una dictadura, pero los Amarillos se esfuerzan tanto que podemos llegar a creerlo.
La venganza está en camino
Ningún gobierno democrático goza de buena salud si tiene presos más por lo que piensan que por lo que han hecho. Y más aún si los carceleros se vanaglorian por la arbitrariedad de esa prisión. Que el gobernador Gerardo Morales considere la liberación de Milagro Sala una “gran injusticia” es una muestra de eso. Y que agregue que “es vergonzoso que una delincuente tenga el privilegio de prisión preventiva en su mansión construida con plata del pueblo”, cuando es un salón desmantelado sin servicios es la provocación de una bestia sin límites.
Si a esto agregamos la defensa que la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich hizo de Gendarmería en el Senado por la desaparición de Santiago Maldonado, deberíamos estar temblando. La mentira tiene patas cortas pero puede rodar como una bola alocada cuando la hegemonía discursiva le da impulso. Aunque los mapuches se conviertan en las presas de una cacería encarada por fuerzas de seguridad al servicio de los terratenientes, la oficialidad gobernante insiste en presentarlos como peligrosísimos terroristas que hacen peligrar la República. Cuando el poder real gobierna, las víctimas se convierten en victimarios de sus desgracias.
Ahora que el establishment tomó las riendas del país las instituciones deben estar al servicio de sus vendetas si no quieren ser desmanteladas. La siniestra danza ejecutada entre el Consejo de la Magistratura y la Corte Suprema de Justicia para ubicar al juez camarista Eduardo Freiler a un paso del juicio político casi da escalofríos. Y todo por afirmar que los dueños de Clarín y La Nación deberían ir a juicio por la apropiación de Papel Prensa con delitos de lesa humanidad. Los que claman por una justicia independiente no paran de amoldar los tribunales a sus espurios intereses. ¡Qué mal vamos por este camino y cuántos se están dejando engañar! Los senadores deberían encargarse de poner las cosas en su lugar, si es que les da el cuero para rechazar el capricho de las corporaciones.
Si nada de esto hace dudar a los que aún esperan algo bueno del Cambio que presten atención al intento de adulteración de los resultados electorales. Por el titular del lunes convirtieron a cero a una parte de la voluntad ciudadana. Sin dudas, quieren tomar el Congreso por asalto para convertirlo en una escribanía en serio, por consenso o por amenazas mediáticas. Quien siga pensando que quieren nuestro bien debería despertarse de su nocivo letargo. Nada bueno nos espera si estos Jinetes del Apocalipsis siguen comandando el rumbo de nuestro país.

4 comentarios:

  1. gracias Gustavo, te respondo aquí desde la trinchera CABA, feudo del señor "Larrata"(asi me sale escribirlo y con perdón de los nobles roedores que nada que ver tienen con este especimen humano) todo esta torcido en esta ciudad, se la llama "verde" y se destruye cuanta rama encuentran, se organizan campeonatos absurdos del asado aunque la mayoría ve la carne en figurita...y una nenita danzando locamente lo promociona en gigantografías amarillas junto a otras actividades tilingas, un absoluto delirio todo, en cualquier momento el pobre caballito de la mueblería es acusado de pertenecer a la "pesada herencia" y lo mandan a la parrilla tambien, el porteño me desespera, sigue votando esta basura y aprobando la destrucción de la ciudad. Por estos días gracias al esfuerzo de dos aguerridas abogadas, los que estamos en la lucha por la defensa del arbolado publico logramos una medida cautelar 08001225872 que dispuso todo cese de "arboricidio" perpetrado por los amarillos y sus amigotes contratistas (mantelectric-Casa Macchi y otros), que respondió el forajido que nos gobierna? que no piensa acatarla y sigue el festival de "monos con motosierra" (otros nobles animalitos sin culpa) por todo la ciudad, por la módica suma de 900 millones y los vecinos cómplices contentos, alimentando al monstruo como siempre, abrazos y un milagro para todos y para Milagros tambien

    ResponderBorrar
  2. Tal vez - y es sólo una impresión - perdemos mucho tiempo explicando por qué nos parece una porquería esta poequería, hace unos años Piero cantaba que "....las cosas se cuentan solas, sólo hay que saber mirar" y, puede que siga siendo así,
    NO HAY que contar las cosas, a cada minuto se cuentan solas, de a una o de a montones; pasa que o no se sabe o no se quiere mirar... por estos días dicen que hay un "triunfo" amarillo, que es y no es tal y, por supuesto, no es total ni general pero se muestra y se ve, se quiere ver, como si éso fuera cierto.
    Claro, perdieron apenas en las dos provincias que concentran casi el 50% del padrón y lo que ganaron en otras no compensa ese dato pero, claro, intervino el "doctor fraude" y arregló todo, festejo, baile y no faltó ni siquiera el "opositor" obsceno saludando el "triunfo" falso (encima, es el socio de la honestista de mentirita que llama picardía" al fraude); nada nuevo y todo típico de la impostura de esta derecha "renovada y democrática" que delira natanson, "pensador" de las formas y ciego y sordo ante lo esencial... el show es asqueante, indigesto y pareciera que no le preocupa a nadie, es más, si uno escucha con atención van apareciendo "culpas" hacia Unidad Ciudadana que, "tenía" que ganar por masacre (y casi como que perdió), el fraude brilla por su ausencia como noticia y los miles de votos que se "recuperan" no se cuentan, o parece que no se contaran, ¿a quién puede importarle si "los mercados" están felices?, la bolsa sube, se cargan un juez ilegalmente y los pajaritos cantan....
    No sé si hay en la Historia, en la nuestra al menos, alguien que bajo el ataque constante mediático, judicial y político; embargada, sin publicidad, sin tele, sin casi apariciones públicas, demonizada hasta en los nietos y todo además con la absoluta más soledad causada por muchos ex"propios" y "opositores" oficialistas.... con unos cuantos audaces y con un electorado tan denigrado (pero ... ¿cómo llamarlo, con identidad?, convicción?, emocional?) como persistente, ahí está, obligando al fraude y ni así pueden decir que ganaron, porque la mentira apesta. Y todos saben que apesta, aunque quieran hacerse los distraídos.
    Que la parada es difícil, es una obviedad, lo que no me resulta tan obvio es si lo que hay que hacer es regodearnos en putear la oscuridad o si corresponde (ya que hay tantos que se dicen herederos de un general) plantarse en esta "cabeza de puente" de las PASO y avanzar por más, por todo... si al fin y al cabo es cuestión de tiempo, que la calesita la chocan.

    ResponderBorrar
  3. NUNCA HABIA LEIDO TU BLOG. IMPECABLE! ADHIERO TOTALMENTE. UN ABRAZO DE RECONOCCIMIENTO Y GRATITUD

    ResponderBorrar

Que no se rompa ni se doble

  Además de la confusa dinámica de la actualidad informativa, algunos problemas personales me impidieron continuar con la publicación en e...