jueves, 13 de octubre de 2016

Las telarañas discursivas de los amarillos



En la confusa conmemoración del 12 de octubre, algunos dejaron oír sus quejas por el destino de la desmantelada estatua de Colón desalojada de los alrededores de Casa Rosada. Que Juana Azurduy ocupe su anterior predio incomoda a unos cuantos acólitos del oficialismo. No ahora, que padecemos la restauración, sino más adelante, el rojo del calendario se trasladará al 11, como el último día de los pueblos libres. Mientras los emisarios del Primer Mundo sigan disfrazados de representantes no podemos esperar transformaciones así: sólo está en nuestras manos resistir la tracción amarilla hacia el sometimiento pleno. Además de proscripción encubierta y desmantelamiento de derechos, el cambio trajo funcionarios que rezan para que no se incendien los bosques y alientan la comprensión hacia explotadores, evasores y especuladores. La sensación de que ninguno de los ceócratas está de nuestro lado se extiende con rapidez hacia una mayoría que empieza a comprender los peligros del túnel que estamos transitando.
Que uno de cada tres funcionarios provenga de la actividad privada no implica que el resto se comprometa con la gestión pública. Al contrario, parece que coparon el Estado para agilizar negocios y mejorar nuestra vida no es más que una consecuencia aleatoria y lejana. Primero enriquecer a los empachados y la mayoría que espere. Mientras tanto, que los más postergados se conformen con las migajas que cada tanto salen con formatos grandilocuentes pero con efectos mínimos. Total, los amarillos han demostrado que saben desarticular los frentes adversos. Cuando se hace imposible ignorarlos, un carpetazo, una amenaza o un suculento adorno domestican la hostilidad y hasta la convierte en apoyo encubierto.
Para verificar esto, basta hacer un paneo por la actitud de las centrales obreras que en abril amenazaron con grandes manifestaciones si el Empresidente vetaba la ley anti despidos. Macri vetó la ley y ni una mosca alteró el ambiente. Los despidos continuaron y los salarios siguieron perdiendo su poder adquisitivo y salvo algunas excepciones, los principales gremios seguían postergando una contundente reacción. Después, las expectativas estuvieron puestas en la unificación de la CGT, mientras el deterioro se extendía por la vida de los trabajadores. La CGT se unificó y las advertencias se repitieron, pero de un plan de lucha ni mu. Aunque la eliminación del impuesto a las ganancias fue otra de las tantas promesas incumplidas, la agenda sindical se centró en mirar para otro lado. El último acto de la domesticación incluye el traslado permanente de un paro general a cambio de una dádiva que no aliviará siquiera a los más perjudicados por la Revolución de la Alegría.
Recetas para servir gato por liebre
Además de carpetazos, amenazas y adornos, los PRO tienen otras maneras de desarticular oposición. Aunque parezca sorprendente, la inoperancia discursiva que ostentan a diario logra construir un sentido común que todavía conquista algunos seguidores, a pesar de abundar en incongruencias. Por supuesto, sin el persistente apoyo de los medios dominantes, poco y nada lograrían. Si bien a veces salpican con atenuadas críticas sus contenidos, disfrazan de crucero la inestable tabla de Macri para que nos aleje lo más posible de los denostados años K. Si los ahorros ya no alcanzan para pensar en vacaciones, Clarín y La Nación brindan las más insólitas propuestas para disfrutar en casa o nos alertan de los peligros del mar y los riesgos de la exposición al sol. Si las tarifas de los servicios públicos vienen engrosadas, difunden consejos para ahorrar lo más posible. Si la carne está por las nubes, nos brindan recetas para hacer asado con verduras de estación y hasta con las alimañas del baldío.
Y esto no es exagerado. La convocatoria “Para que no te pase” en reclamo por la inseguridad creciente se convirtió en un desafío para los fabricantes de fábulas con pretensiones de realidad. En años anteriores, una manifestación de este tipo era presentada sin fisuras como opositora al gobierno de CFK. La responsabilidad de cualquier delito era sólo de los K, desde el primero al último. En cambio ahora buscaron la manera de desviar la atención a riesgo de convertir la Inseguridad casi en un fenómeno climático. Un titular de La Nación se atrevió a aclarar que la protesta no era en contra del gobierno y hasta Macri parecía reclamar Seguridad a una autoridad supra mundana. En su discurso de ocasión, el Ingeniero relacionó el incremento delictivo con la flexibilización laboral de una forma tan obscena que cuesta creer que su razonamiento se haga carne en algún semejante.
Así construye esta incomprensible gobernabilidad, con más estropicios que logros. Así logra consenso, con tretas más que con ideas. Así convence, con incoherencias y falacias. Así nos va conduciendo al dramático despertar que nos espera cuando termine esta pesadilla que algunos insisten en llamar luna de miel.

2 comentarios:

  1. Todo tramollas y maniobras de distraccion.

    Todos los esfuerzos del gobierno macrista, estan puestos en sus negociados, y adquirir deuda para facilitar latrocinios.
    lo demas son solo maiobras distractivas dirigidas al pueblo, para asi poder seguir haciendo lo suyo, privatizaciones , obras por decreto a amigotes y familiares. Su primo calcaperra 3 mil millones de dolares del soterramiento del sarmiento , mas de mil millones de dolares de ganacia.
    Cantidad de dinero superior al sueldo de los 40 mil estatales despedidos mas los 100 mil despedidos de la industria privada y el comercio.

    Todo un desproposito mil millones de dolares de ganancia a una sola persona, su primo calcaperra y 140 mil trabajadores privados y estatales en la calle, con sus familias. El pan de todos los dias de medio millon de argentinos , dado de una a su primo Calcaperra.

    AJUSTE DE QUE???
    ANDA A AJUSTYAR A TU PRIMO, A TUS CEOSFUNCIONARIOS Y A TUS AMIGOLES QUE SE ESTAN HACIENDO MILLONARIOS Y BILLONARIOS.

    ResponderEliminar
  2. La política económica macrista esta engrandecida en deudas .
    Y vaciada por completo de cualquier contenido de progreso económico o social del argentino común, clase media o pobre.
    Lógicamente como estamos viendo también significa la destrucción de la industria nacional .

    ResponderEliminar

El cuerpo de la vergüenza

La oscuridad nunca ilumina, sino que trae más oscuridad . Un cadáver abre un nuevo capítulo y las palabras se escapan del teclado, p...