miércoles, 9 de diciembre de 2015

La despedida de quien no se va



Uno está acostumbrado a despedir a un familiar, un amigo o un compañero de trabajo. ¿Cómo se despide a una Presidenta a la que nunca ha visto a menos de cuarenta metros o a través de una pantalla? ¿Cómo despedirla sin estrechar su mano, brindarle un beso y quizá también un abrazo? ¿Qué vacío puede quedar si uno nunca ha acariciado su pelo o palmeado su espalda? Uno nunca extrañará un perfume que jamás ha olido. Sin embargo, millones la despiden, la lloran y seguro la nostalgiarán. Unos irán a la Plaza y otros se juntarán con amigos a vivir el momento desde la tele, pues ahora las pantallas brindan una extraña forma de proximidad. Y más con Ella, que rompe cualquier distancia. Cristina se va, pero de alguna forma se queda. Unos la seguirán odiando y otros, amándola, pero Ella será inevitable. Tanto como Evita, que tiene el mérito de haber saltado a la Historia desde un lugar muy pequeño y obrar en la vida real por poco tiempo para eternizarse en el mito. Cristina, en cambio, no se va para siempre. Ni siquiera se va: apenas deja de hacer lo que hacía, al menos por un tiempo. Aún es mucho presente para que empiece a ser pasado.
Para convertirse en leyenda, el paso del tiempo debe limar las asperezas. Pero Ella no será leyenda hasta dentro de mucho tiempo, cuando los recuerdos batallen con la historia oficial, ésa que se escribió desde los medios hegemónicos. ¡Pobres los que dentro de unas décadas investiguen estos tiempos desde esas fantasiosas tapas que lograron envolver a muchos en un clima de catástrofe inexistente! Más que para la historia, esas portadas podrían servir a psiquiatras o estudiosos de la manipulación mediática, si es que no se han usado para envolver huevos. Pero en la memoria del pueblo habitará otra historia, ésa que es verdadera porque se construyó con la pasión. Cuando tanto corazón despide a un mandatario, ése es el lugar que ocupará en el futuro. Ni las más extremas proscripciones podrán borrar su nombre; ni las más exaltadas demonizaciones despertarán rechazo o temor; ni los más sesudos tratados podrán torcer ese amor por líderes de este tamaño. Ni siquiera la humillación de una medida cautelar que la aleja de la presidencia doce horas antes de lo que estaba previsto. En nuestro país ya hay tres personajes imborrables: Perón, Evita y Kirchner. Cristina completará el cuarteto, pero todavía está en construcción.
Las sombras y la luz
Por frases como “la Patria es el Otro” será por siempre ‘Presidenta’. Casi un legado que personifica el símbolo y traza un plan de acción. Una brújula para no errar en el camino. Una antorcha para espantar las sombras que pueden amenazarnos. Sin el Otro, no podremos construir ninguna Patria. Sin el Otro, se interpone un témpano para separarnos. Como ahora, que incrustaron un paréntesis en nuestra historia. Por eso seguirá siendo Presidenta, aunque deje de serlo.
Otros se referirán a Ella con epítetos procaces y despectivos. Con Evita pasa lo mismo y esos adjetivos sólo carcomen al portador. Palabras que evidencian que la famosa grieta es insalvable. Nadie duda que podrán maquillarla por un tiempo, disimularla con cartón pintado o apuntar la cámara a otro lado para vender la ilusión de un país unido. De esa manera lograron instalar a muchos monigotes en La Rosada. En estos días, la historia parece repetirse y, por lo que parece, esta vez nos toca comedia, que siempre es más breve que la tragedia. La grieta es la diferencia entre los beneficiarios de toda acción de gobierno. Los monigotes del lado oscuro buscan multiplicar privilegios; los líderes del lado luminoso, conquistar derechos. Y siempre quedan algunos con un pie en cada borde y oscilan como pelota en un bote. Esta vez, la ola los volcó para aquel lado pero pronto van a rebotar para éste. Ya veremos cómo hacer para que no se bamboleen más.
No es un día para opacar este momento con el próximo presidente. Si su objetivo es unir a los argentinos, comenzó muy mal: sus caprichos y su voluntad destituyente ya lo han alejado de una mitad del país. No es oportuno pensar en el vacío, el silencio, el bullicio, las sombras y la incertidumbre que nos amenazan. Ni en las toneladas de neblina que intentarán enturbiar la mirada de los argentinos. Donde no hay pasión, pronto habrá olvido. Estos tiempos son más adecuados para un nuevo compromiso. Desde 2003 comenzamos a recuperar autoestima, que llegó más alto de lo que nunca imaginamos. Claro que esta idea recibirá burlas por parte de los negadores que sólo ocupan tiempo en chequear cuentas bancarias. Y de los manipulables laderos, que nunca faltan. Pero el Himno se canta distinto y el celeste y el blanco han dejado de ser sólo los colores de una camiseta de fútbol. El compromiso es preservar esto a pesar de la frivolidad que tratará de salpicar todos los símbolos.
Una vez más, nuestra historia está en peligro. El camino glorioso que iniciaron los patriotas parece tomar un rumbo diferente. Los traidores están por usurpar La Rosada, pero de manera legal, al menos en apariencia. Para eso tuvieron que apelar a mentiras, escarnios y confabulaciones gracias a su intocable poder concentrado, capaz de comprar voluntades y forzar decisiones. Pronto tendrán la ocasión de demostrar si sus recetas importadas y entreguistas pueden conseguir la felicidad del pueblo. O al menos, lograr un simulacro aceptable.
Nada les será tan fácil. El punto en el que estamos no admite sacrificios patrióticos ni perforaciones nuevas en el cinturón. La pesada herencia son derechos que ellos tienen ganas de cercenar, pero nosotros, el desafío de proteger. Entre otras cosas, Cristina demostró que muchos sueños se pueden convertir en realidad. Por eso no se va y menos ahora, que estamos cercados por las pesadillas. Ahora que vienen las sombras, la luz de estos doce años brillará mucho más a medida que pase el tiempo. Después, cuando seamos más los que comprendamos, ya no habrá más tinieblas que nos puedan asustar.

15 comentarios:

  1. Gustavo, al final si yo no comento, no comenta nadie.
    Mi aporte:
    O estás siendo más papista que el papa, o te metiste de lleno en la comedia. Mis momentos preferidos:

    “Sin embargo, millones la despiden”

    “Y más con Ella, que rompe cualquier distancia.”

    “pero Ella será inevitable. Tanto como Evita”

    “Ella no será leyenda hasta dentro de mucho tiempo”


    Es increíble que ambos seamos argentinos, y vos ponés en lo más alto a alguien que yo, del otro lado y al mismo tiempo, creo que es el peor gobierno desde que tengo memoria (Me refiero a CFK).

    Cómo se llega a pensamientos TAN, pero TAN distantes? Aún viviendo en un mismo país? Serán diferentes valores? Clases sociales?
    Obviamente, tu único argumento es y será que a mi me lavaron la cabeza los medios.
    Aunque leyendo el nivel de fanatismo del artículo, creeme que yo no escribiría esto sobre Macri. Y cualquiera que nos mire de afuera va a pensar que al que le lavaron la cabeza, es a vos. Abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Por supuesto que no escribirías jamás algo así sobre Macri. Y por supuesto que insisto en que las grandes diferencias residen en nuestras fuentes de información. Las mías son múltiples y variadas; las tuyas, obviamente, unívocas. Además, es lo que se respira en la calle: si tenés más de quince años, nunca podrías afirmar que estamos peor que en 2003; si tenés más de treinta, jamás podrías afirmar que estamos peor que en los noventa; si tenés más de cincuenta, jamás podrías afirmar que estamos peor que en la dictadura. Por el contrario, estamos mejor que nunca, con la menor desocupación, con la mejor distribución del ingreso (índice de Gini de CEPAL), con un desarrollo industrial que habíamos perdido, con récord de turismo, de consumo, de patentamiento de coches. Lo mío no es fanatismo, tal vez pasión por algo que en mis 52 años no vi en mi país. Lo tuyo es necedad, tozudez, ceguera, prejuicio. Decir que es el peor gobierno de la historia es tener colonizada la conciencia con información malversada. Si nadie comenta, es porque no hace falta cuando un texto aporta lo necesario. Eso no quiere decir que no sea visitado. Insisto: buscá otras fuentes porque no estás bien informado.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mirá que rápido se anotaron todos los que estuvieron 3 días sin hacer un comentario.
      No lo escribiría porque no idolatro a un gobernante bajo ningún concepto. Mucho menos a un tipo que en su vida privada habrá cagado a unos cuantos, y en su vida pública, también.

      Otra vez los medios. Si yo confío en que vos te basás en todos los medios que mencionás en la página principal del blog, que te imposibilita creer que yo también tengo múltiples y variadas fuentes de información?
      No me hacen falta medios para escuchar a Cristina, Scioli, Anibal, Capitanich, Rossi, Moreno, Conti, Dominguez, y tantos otros…. sin intermediarios.

      Tengo más de 15 años y jamás podría decirte que estamos peor que en 2003. Tengo también más de 30 y si, puedo afirmarte que en el primer gobierno de Menem estuve mejor que ahora. Sin embargo, sería justo hablar solo de mi caso particular? Creo que no.

      Tengo menos de 50, pero un profesor de historia me enseñó que el peor gobierno democrático es siempre preferible por sobre la mejor de las dictaduras. Por lo que te doy la derecha también.

      Lo tuyo se parece bastante a un fanatismo por la falta de objetividad y de mirada crítica. La facilidad con la que culpás a los medios de todos los males, sin mencionar que intentaron hacer lo mismo con C5N, Página 12, 678. Además, entre otras cosas, las 3 frases que te mencioné antes. La palabra “Leyenda” no será mucho?

      Es el peor gobierno de la historia por el desprecio a los que pensábamos distinto, por la contradicción y la mentira constante.
      Ahora vos, y para que entiendas porque creo que sos un fanático, me vas a decir que me lavaron la cabeza los medios.
      Sos un fanático porque no tenés la capacidad de darte cuenta que estamos en igualdad de condiciones, y deberías preguntarme: Cuáles mentiras? Cuales contradicciones? Cuando te despreció?

      Eliminar
    2. ¿Cómo hacés para escuchar a Rossi y esos personajes sin intermediarios? ¿El fanatismo es falta de objetividad? La objetividad ¿es una facultad propia del sujeto o por el contrario, un imposible? ¿Igualás C5N Página 12 y 678 con el potencial del Multimedios con trescientos canales y más de 40 diarios y no sé cuántas réplicas de diarios en todo el país? En fin, estás tan en la burbuja que no sabés lo que decís.

      Eliminar
    3. Esoo, se va poniendo picante.

      Pongo Agustin Rossi en Youtube, y me aparece de todo. Desde TVR, Intratables, Lanata, de todo. Probalo.

      No. La falta de objetividad es consecuencia del fanatismo.

      Ni una cosa ni la otra.

      No los comparo en términos de tamaño, sino de línea editorial, y que uno es un privado y el otro es el estado. Creo que el estado debería tomar otra posición ante un medio desestabilizante. Te invito a buscar qué hizo Obama cuando dudaron de su nacionalidad.

      De que burbuja hablás? Fijate cómo si se lo que digo que te respondí cada punto. Tenés una imposibilidad con el tema medios. No podés salir del tema. Sos muy obstinado. Saludos

      Eliminar
    4. Ultima respuesta: tu definición de fanatismo y objetividad demuestra que no tenés sustento conceptual. Tamaño y línea editorial no deben contraponerse, más aún cuando los grandotes sólo buscaron desgastar y horadar legitimidad para destituir a Cristina desde el primer momento en que asumió, con la bipolaridad y la hija no reconocida y sigue la lista. Por más que busques en Youtube, siempre está mediatizado, alguien lo filma, lo enfoca, lo encuadra, lo recorta. Hasta nuestras experiencias sensoriales están condicionadas por nuestra subjetividad. La objetividad, desde el punto de vista filosófico, epistemológico, psicológico, pedagógico y científico en general no existe. Menos aún en el periodismo.

      Eliminar
    5. Yo no tengo sustento conceptual, puede ser. Ustedes no tienen sustento fáctico.

      Es cierto que Clarín provocó y luego les declaró la guerra, no hay dudas. Hasta se cargaron a Anibal una semana antes de las elecciones.
      Pero eso no significa que es responsable de todos los males de estos últimos años. Esa es la facil.

      Sobre lo último omito opinar Es un círculo vicioso en el que cada vez te cerrás más.

      Eliminar
    6. El sustento fáctico es lo que me enamora y es lo que te negás a ver, enceguecido por tus prejuicios y extraviado por tu malversada información. Hay por lo menos 500 transformaciones esenciales, además de las obras de infraestructura y medidas que han transformado la vida de muchísima gente. Hechos materiales y simbólicos que no se van a borrar nunca de la memoria de la mitad de los argentinos mientras la otra mitad mira embobada como un monigote baila en el balcon de La Rosada. Si las ignorás, es por tu propia voluntad.

      Eliminar
    7. Por un lado, es cierto, verlo bailar en el balcón a Macri la verdad que me dio verguenza ajena.
      Por otro lado, no, no llegamos a un acuerdo. Trabajé en el el gobierno de Nestor (con mucho entusiasmo), tengo llegada a gente que trabaja de la obra pública y por mi laburo recorro el país.
      Las provincias están muy mal Gustavo. Nunca un gobierno robó tanto, y nunca tan alevosamente. Son una manga de mafiosos. Como dijo Margarita Stolbizer, son chorros y torpes.

      Ahora, si vos seguis apoyando al proyecto a pesar de saber que son una manga de ladrones mafiosos, entonces te banco. Al menos tenés convicción.
      Ahora, si tu actitud sigue siendo que Cristina es Santa Cristina, lider máxima, leyenda y diosa del olimpo, entonces segui repitiendo que los medios, que la burbuja, que el proyecto, que el monigote, que los globos.
      El mundo te va a pasar por al lado y vas a empezar a verlos presos.

      Eliminar
    8. Yo apoyo ideas. El honestismo no es una categoría de análisis político. Seguro que Cristina y sus funcionarios serán hostigados por la justicia militante del establishment, en algunos casos con motivos reales y otro por inventos. Si las provincias están mal no es culpa del Gobierno Nacional sino de los gobiernos provinciales. En fin, nunca nos pondremos de acuerdo. Hasta la vista, baby

      Eliminar
    9. Vos apoyás idiologías, que es muy distinto. O al menos eso refleja tu blog.

      No, no nos vamos a poner de acuerdo jamás. Ahora entiendo porqué. Saludos y éxitos!

      Eliminar
  3. Yo había comentado antes,pero indudablemente el mal manejo d la pc d mi parte hizo q se borre.Aclaro q tengo 67 años,afiliado al PJ en 1967 o sea q algo conozco del movimiento más grande y popular d nuestra historia,q en algunos momentos competía con la UCR,hasta q se hicieron "neoliberales y desapareciéron".Voy al artículo d Gustavo tan claro en sus conceptos s/la realidad.Tenía 5años cuando soporté parte del bombardeo a civiles en Plaza De Mayo prendido c/garrapata a la mano d mi padre,nadie me la puede contar,viví el 55/89/73/76/82 cuando aplaudían al borracho d Galtieri,sufrí vs garrotazos d escuadrones a caballo en el rosariazo.Anónimo,somos diferentes? y si muchacho,cuando se vivió todas estas etapas q mencioné el lomo se curte,y la cabeza se abre y la experiencia te hace ver las cosas c/son.El único gobierno dp d Peron q se paró d manos a los poderosos,fue el kirchnerismo,160años hace q se fundó la SRA desde ese momento gobernaron el pais a su antojo hasta 2003 para las flias patricias.Estoy totalmente d acuerdo con Gustavo,solo hay una frase q no coincido:"UNA VEZ MÁS NUESTRA HISTORIA ESTÁ EN PELIGRO",como ud bien lo dice:el cinturon no tiene lugar p/+agujeros,esa plaza repleta d argentinos q quieren + inclusión,no"exclusión"con privilegios p/pocos,pondrá límites a cualquier movimiento sospechoso d querer recortar derechos.La historia no peligra...."ellos si"...estoy grande pero todavía me sobra fuerza si tengo q luchar.Gracias Gustavo x existir.

    ResponderEliminar
  4. Querido Gustavo: gracias a gente como vos, de lectura imprescindible, que no encaja en el triste axioma "los que saben escribir nada tienen que decir, y los que tienen mucho por decir no saben escribir" - un abrazo y no te olvides de que todos los días pasas por estas gastadas retinas!

    Pablo López

    ResponderEliminar
  5. Hermoso escrito. Despues de haber estado en la plaza y de haber llorado recien hoy que asumio el monigote, tu texto me devuelve de a poco la respiracion. Gracias, compañero.
    Alejandra

    ResponderEliminar
  6. ASI ES, CFK SE AGIGANTARÁ CON EL CORRER DEL TIEMPO.YA MUCHOS QUE FUERON ENGAÑADOS POR LOS MEDIOS ESTÁN TOMANDO NOTA AL VER QUE LAS MEDIDAS ECONÓMICAS DE MACRI SOLO BENEFICIAN A LOS RICOS.

    ResponderEliminar

Los abolladores de la esperanza

Ya sabemos que es una hipocresía el plan de DDHH de Macri. La confluencia del Ingeniero con esa temática es un oxímoron, un amasijo de elem...