lunes, 12 de noviembre de 2018

Las inquietudes de la infanta


Los chicos cada vez son más despiertos, dirá alguno por ahí. Antes, la mayor preocupación de un nene de siete años era no mojar la cama y ahora, el financiamiento de Aerolíneas Argentinas figura en el top ten. ¿Qué le pondrán al yogurt para lograr esos efectos? ¿O será que estamos ante una muestra más de la demagogia presidencial? De irresponsabilidad también, porque introduce a su hijita en un conflicto que no comprende. Y algo de maltrato infantil además, porque la expone a cruentas burlas en las redes sociales. Pero sobre todo, de cobardía, porque utiliza como excusa la inocencia de una menor para sus destructivos planes, que de inocentes, no tienen nada.
Mucho se ha dicho en estos días de una de las más absurdas elocuciones del empresidente entre todas las que despliega a diario. Alguna luminaria pondrá en duda la veracidad de la anécdota. Por supuesto que es mentira. Además, la frase despierta ambigüedades: “yo no quiero más que mi hija me pregunte por qué te tienen que bancar el resto de los argentinos", también puede referirse a la paciencia que estamos teniendo con su penosa gestión. Tan malo es su manejo del español, que puede interpretarse como la pregunta que hace la hija de un trabajador de Aerolíneas. De lo que no puede haber dudas es de su malsana intención: quiere que el público odiador que todavía lo banca pida a gritos la privatización de la empresa estatal.
Los amarillos son adictos a comparar cifras con cosas que no construyen, como jardines de infantes, subtes o autopistas. Ahora el buen Mauricio recurrió a su “gran invención”: el carril exclusivo para transporte público que bautizó con el pomposo nombre de metrobús. Sin dudar, destacó que “con el dinero que gastamos en Aerolíneas se pueden hacer dos metrobuses”. Sin con los mil millones de pesos mensuales que nos cuesta mantener la línea de bandera se puede construir algo así, ¿cuánto más se podrá hacer con los mil millones diarios de las Leliq? Más aún con el pago de intereses de la deuda, que significan más de tres mil millones al mes. En tren de contar gastos innecesarios, su gobierno mantiene contratos con más de cien abogados por fuera del cuerpo permanente del Estado. Uno solo de ellos, Ricardo Gil Lavedra, cobró en el primer semestre del año unos cuatro millones de pesos. Si a esto sumamos allanamientos, excavaciones y procesos judiciales para alimentar titulares, más lo que cuesta mantener el blindaje mediático a los desastres de esta patota de maleantes, nuestro país sería el más ‘metrobuseado’ del mundo.
El preguntón y sus porqués
Si Aerolíneas nos cuesta más es como consecuencia de las medidas tomadas por el Gerente de La Rosada SA. La dolarización de los combustibles y la posterior devaluación de la moneda fueron sus decisiones. Si el número de pasajeros decrece es por la pérdida del poder adquisitivo y la habilitación de empresas –competidoras desleales- ligadas al Gran Equipo. La línea de bandera es un dolor de estómago para un privatista como él y por eso pone el tema en agenda escudándose en la curiosidad de una niña. Una curiosidad que no pasa por cosas propias de su edad sino por los temas que preocupan a su padre. Una niña que no pregunta por la cigüeña o el viejo de la bolsa ni le preocupa que tío Gerardo autorice el trabajo infantil en Jujuy. Tampoco le inquieta que en un país que produce alimentos para 400 millones de personas una parte de sus habitantes pase hambre.
Macri elevó a categoría política las interrogantes de una nena de siete años, cuyos desvelos pasan más por Aerolíneas que por el Correo Argentino; que no se pregunta porqué una inexistente bóveda en la Patagonia es más corrupción que 40 cuentas off shore. O se lo preguntará pero su padre no incluye dudas tan comprometedoras en sus viles discursos. Y quizá llame la atención de la niña la contundencia con que tía Mariú dice que “no somos lo mismo”, a pesar de que la causa de los Aportantes Truchos está más demostrada que la pantomima de las fotocopias de los no-cuadernos.
La edad de los porqués a veces impacienta al adulto dispuesto a responder. Más aún cuando la niña advierte que su padre-abuelo-presidente le da tanta importancia a sus cuestionamientos. ¿Por qué dicen que la bruja Cristina se robó todo si aún no han encontrado ninguna ilegalidad? ¿Por qué tía Gaby es vicepresidenta si apenas entiende lo que hace y menos se entiende lo que dice? ¿Por qué todavía no bajó la inflación si ya pasaron mucho más de dos minutos? ¿Por qué tío Sergio se disfraza de árbol y reza cada vez que hay un incendio? ¿Por qué el swap con China eran papelitos de colores y ahora tabla de salvación? ¿Por qué dicen que la bruja Cristina mató a Nisman si hasta los compañeritos de la sala de cuatro saben que se suicidó, de acuerdo a las pericias de la Corte y no al cuentito de Gendarmería que inventó tía Patricia? ¿Un informe de Gendarmería cuesta más que un mes de Aerolíneas?, pronunciará la infanta.
“Si querés que te nombre en mis discursos –explicará el papá- no hagás preguntas que me pongan en aprietos”. Las mentiras de campaña y las de gestión no entran en el menú preguntón. Tampoco por qué las encuestas dan tan mal y los números de la economía, peor. Ni por qué la gente manda saludos a la abuela Alicia con una palabrota. Tantas son las dudas que tiene la nena que dan ganas de mandarla a la cama sin postre.
Pero la infanta no pregunta eso ni nada. Ella es el amigo invisible de Macri y la inspiradora de argumentos para sus atrocidades. La hija es parte de la campaña que comenzó ocho años atrás, con una boda de ensueño y un nacimiento de realeza. Un apéndice del Ingeniero para simular ternura y teñir de humanidad su inhumana presidencia. Un libro abierto que aporta intelecto donde no lo hay. Una treta más de este perverso para seguir embaucando a los desprevenidos.

1 comentario:

  1. Bueno, Gustavo, convengamos una cosa, jaimito, el prócer ecuatoriano, es un buen alquimista que le transforma cualquier piedra en oro, mire nomás con esa cosa de agarrar una de Tandil y volverla presidente.... hay talento ahí, realmente.
    No debiera sorprendernos que transformara a una mocosita en estadista administradora.... usted desconfía por mala costumbre y por conocimiento del padre, pero, y la madre?, puede ser que no sea tan sólo un florero-coartada-fachada familiar, no?. Las minas vienen pisando fuerte ultimamente....
    Lo de Aerolíneas es interesante y no se agota solamente en esa cuestión de privada o estatal, sirve para ir definiendo éso tan difuso del "interés nacional" porque este desgobierno de nacional sólo tiene el listado de víctimas y mientras, muchos, teóricamente "nacionales", miran para otro lado y se hacen los distraídos como perros que se los...... sí, éso. Nacimmos pa'sufrir...
    Hay en su comentario un claro abuso, está muy mal éso de poner a la gente a pelearse con los numeritos implícitos en el virreinato, a los contreras porque nos deprimen y desesperan y a los amarillos porque es demasiado, fatigoso, terrible e insoportable (es muy duro sentir que te tomaron por y sos idiota).... cruel lo suyo e inútil, nunca un votante de esta porquería va sacar cuentas del costo de SU idiotez antiperonista.
    Otra cosita interesante es que en el rubro "hijos", el cascote tandileño devenido presidente parece tener sólo una, la estadista incipiente de 7 años y el resto en oportuno exilio monotributista, la verdad, un filón para la tele-puterío de las tardes, raro que no lo exploten, vió?.
    Y está mal que desvalorice el tema "metrobus", por favor, reconozca algo alguna vez.... ahora que la escala es nacional (y no solamente la alcaldía porteña) es lógico aumentar la talla y de la bicisenda pasar al metrobús, el problema es usted y su angurria urbana....

    ResponderBorrar

Que no se rompa ni se doble

  Además de la confusa dinámica de la actualidad informativa, algunos problemas personales me impidieron continuar con la publicación en e...