Páginas vistas en total

miércoles, 13 de noviembre de 2013

Más que un error, consecuencias del vacío


El peor enemigo de los integrantes del PRO es la sinceridad que a veces exuda por sus poros. Hay una profundidad tenebrosa que traspasa el vacío con que tratan de ocultarla. El vacío es el simulacro de su no-pensamiento, no porque no piensen en nada, sino porque no pueden revelar lo que en verdad piensan. Ese es el origen del vacío: la negación de las ideas. Por eso Jaime Durán Barba dice lo que dice. El adjetivo ‘espectacular’ sugiere más una cantidad que una cualidad. Un accidente puede ser espectacular por su impacto y nadie que lo considere así podrá ser acusado de morboso. Un asalto a un banco puede ser tildado de espectacular y no por eso se hará apología del delito. Ese adjetivo no expresa la bondad de algo sino su grandiosidad. En líneas generales, es un adjetivo ambiguo. Pero ante ciertos temas, la ambigüedad favorece la confusión. Nadie debe pedir disculpas por lo que piensa, sino asumir sus consecuencias. Tampoco puede considerarse como un acto fallido porque, de acuerdo al video, los periodistas le dieron al asesor de Macri la posibilidad de corregir sus dichos. Pero él insistió. ¿Con qué? Con demonizar a un líder popular a través de la comparación con un monstruo. Y encima el monstruo resultó ponderado. Algo así como que Chávez era peor que Hitler por su ausencia de espectacularidad. Una mala costumbre que han adoptado algunos exponentes de la oposición política cuando no encuentran argumentos o se niegan a enunciarlos. Apelar a Stalin, Hitler y cualquier atroz personaje de la historia es el recurso más fácil para asustar a la población y por tanto embrutecerla. Cuando comparan un gobierno democrático con una dictadura asesina no sólo faltan el respeto a las víctimas, sino que pisotean los conceptos para convertirlos en adefesios.
Ante el fracaso del 8N, los caceroleros insisten con despedir el año con una gran marcha opositora. Una vez más, los que salgan a la calle con sus utensilios de cocina –independientemente de la cantidad- demostrarán su ignorancia sobre los temas de la discordia. El lema será la defensa de la libertad de expresión amenazada por la aplicación de la LSCA. No les basta el aval otorgado por el fallo de la Corte: se abrazan más a las inconsistencias de los que a diario despotrican sin tener noción ni respeto por las instituciones. Lo que diga Patricia Bullrich provocará más adhesiones que los fundamentos elaborados por los Supremos. Y eso que Discépolo lo expuso claramente en Cambalache: lo mismo un burro que un gran profesor. O peor: los prejuicios de los caceroleros hacen que valgan más las burradas de Bullrich que la erudición de los Jueces.
Si hubo un error en los dichos de Durán Barba, pasa por la sinceridad brutal que a veces se escapa en los exponentes del PRO. Afortunadamente, esta vez traspasaron un límite. El impacto producido por el contenido de esa entrevista no debe terminar con un pedido de disculpas, como sugiere el rabino Sergio Bergman. De una vez por todas, debe ser la Justicia la que castigue el exceso. Porque vale recordar que el Alcalde Amarillo está doblemente procesado y a la espera de un juicio oral que se ha postergado indefinidamente. Y el asesor político ecuatoriano está involucrado en una campaña sucia contra Daniel Filmus en 2011. Y a la inacción judicial se le suma la protección mediática que ha dedicado muy poco espacio a la difusión de este episodio bestial. Quizá los caceroleros pidan la cabeza de Juan Cabandié, Amado Boudou, Guillermo Moreno, Martín Sabbatella o Axel Kicillof por la histriónica demonización con que inundan el conocimiento de su público y no la de Durán Barba, a quien seguramente no conocen.
Claro, las confusiones rinden sus frutos. El diputado Federico Pinedo, después de internarse en laberintos semánticos de los que no pudo salir, se zambulló en marañas ideológicas. Para despegar al hacedor de campañas del ideario nazi, afirmó sin embarazo alguno que Durán Barba es de izquierda. Por supuesto, para Pinedo hasta su propia mano derecha está a su izquierda, si se entiende el juego verbal. Pura intención confundidora. Tanto como escuchar al candidato del PO, Jorge Altamira, pedir una devaluación y liberación del dólar. Así a cualquiera se le mezclan los tantos. 
Un poco de cordura
En el mundo real la magia no existe. Por lo tanto, el fallo de la Corte Suprema sobre la LSCA no debe considerarse como un sortilegio. Para tener medios más plurales y periodistas más responsables vamos a tener que esperar un tiempo. Como podemos comprobar a diario, los esfuerzos por horadar la confianza y provocar el desánimo recrudecen. Más por defender intereses que por difundir sus ideas, salpican con su veneno la escena para recuperar un poder cada vez más disminuido. Los rumores que hacen rodar son cada vez más viles. En estos días, hasta llegaron a sugerir que La Presidenta habría sufrido un ACV, poniendo en duda no sólo la información oficial sino los partes médicos de la Fundación Favaloro. Cualquiera puede ser víctima de sus intenciones malsanas. Y no son efectivos por mérito propio, sino por prejuicios ajenos. Hay un público que asimila estos dicterios como la verdad revelada, a pesar de la ausencia de fundamentos y la abundancia de desmentidas. Aunque parezca increíble, para muchos individuos, los medios carroñeros todavía siguen siendo un referente.
Sin dudas, ignoran lo que votan y repudian lo que no conocen. Seguramente, ni saben que el Jefe de Gobierno porteño sextuplicó la deuda desde su asunción y no advierten que la ciudad no está seis veces mejor que en 2007, sino todo lo contrario. Y lo peor: si informamos a los caceroleros que la deuda cinco años atrás era de 1807 millones de pesos y ahora supera los 9800, escupirán que todo es culpa de Cristina, que somete a su inocente alcalde a la discriminación financiera. Si la Justicia hubiera actuado con compromiso, Macri no debería haber asumido su segundo mandato, pues ya desde 2009 estaba involucrado en las escuchas ilegales y los abusos de la UCEP. Y no sólo se hubieran evitado muchos daños, sino también muchos insultos, deslegitimaciones y expresiones soberbias por parte de alguien que no merece el lugar que ocupa.
Y no sólo por su incapacidad absoluta para gestionar su principado en beneficio de los vecinos ni por concebir lo público como coto de caza para los privados. Tampoco por su petulancia de clase, su soberbia unitaria ni su irritante cinismo. A todo esto debe sumarse la tibieza con que condena los delitos de Lesa Humanidad y la admiración que expresa por el intendente de facto Osvaldo Cacciatore, que arrasó con las topadoras a los menos favorecidos. Hasta se le escapa cada tanto la necesidad de una reconciliación nacional en esos temas tan dolorosos. Por tanto olvidar el pasado, lo convierte en presente. Porque lo más grave que contiene el Jefe de Gobierno porteño es la desmemoria, a tal punto que a veces parece apología. Y de la defensa a la imitación hay un solo paso. Porque amenaza nuestro futuro, de una vez por todas la Justicia debe cortar su camino. Y no por un capricho, sino porque para eso, el líder del PRO acapara todos los honores.

2 comentarios:

  1. ¿El coso ése, cacciatore, no fue uno de los pilotos que masacraron gente - personas inocentes, civiles argentinos - en Plaza de Mayo, 16/06/1955?.
    O sea, el monigote amarillo ADMIRA no sólo a un "intendente de facto", no, admira a un criminal impune.
    El austríaco del bigotito es, mínimo, el santo patrono de todo ese bicherío. Lo que hizo el ecuatoriano es mostrarlos (capaz que esté negociando un nuevo contrato en valores concretos; o tiene algo, otro contrato, mejor en vista, como sea, les marca la cancha y la dependencia que tienen con él.
    Que en definitiva, es lo que habría que resaltar, el tipo que les alquila el cerebro, que los formatea y les da letra es admirador de semejante monstruo y los monigotes tienen que hacer piruetas para simularse "indignados", "enojados" (mientras esperan que el "desubicado boquiflojo sacado de contexto" les escriba los libretos para zafar).
    Típico circo de payasos sin niguna gracia y todas las taras derechosas.

    ResponderEliminar
  2. De Cristina (?) Hasta hablaban de su muerte, los socios internacionales de Mafietto más la ultra Derecha desparramada por el Mundo...
    Macri un Necio Inútil congénito y coincido con vos Gustavo,digo : "Los fiscales y Jueces que s proclaman Independientes (d toda corpo) qué esperan para hacer JUSTICIA "?? Despiertan la indignación e impotencia más grande... Estamos en Democracia, entonces nosotros el Pueblo tendríamos que aclararles eso episodios de CONFUSIÓN y exigirles que hagan su trabajo...

    ResponderEliminar