lunes, 8 de agosto de 2016

Una persecución implacable



Algunos dicen que el juez federal Marcelo Martínez de Giorgi bajó la aplicación equivocada y por eso se dedicó a cazar a Hebe de Bonafini como si fuera un pokemon. Otros, quizá mejor informados, consideran que en Comodoro Py gobierna un revanchismo incontenible y se aferran a lo que sea para agradar al establishment. Como sea, los magistrados no saben qué hacer para castigar al kirchnerismo y demostrar lo nocivo que ha sido para la sociedad. Pero nada les sale. Donde meten el dedo sólo descubren inconsistencias y se encuentran con un pueblo dispuesto a resistir las injusticias. Mientras Milagro Sala y otros dirigentes sociales de la Tupac Amaru siguen presos por puro clasismo, la presencia de Cristina en la CABA aparece como un señuelo irresistible que los vuelve torpes. Tanto que hasta quieren desempolvar la incongruente denuncia del fiscal Nisman para estirar las sospechas, al menos, hasta las próximas elecciones. La estrategia de distracción que despliegan para ocultar los desastres del Gran Equipo es tan obscena que ni ellos logran distraerse.
El pedido de captura a Hebe de Bonafini se convirtió en otra de las vergüenzas de este nuevo capítulo de nuestra historia. La paciencia del juez Martínez de Giorgi se agotó a los dos llamados, a diferencia de lo ocurrido con David Mulford que esperó más de once años para declararlo en rebeldía. Ni siquiera la fiscal de la causa “Sueños Compartidos”, Paloma Ochoa, estaba de acuerdo con la premura del magistrado, que quería aportar un titular que opaque el Ruidazo del jueves en contra del incremento de las tarifas de los servicios públicos. Lo único que logró fue un barullo descomunal que recorrió los diarios del mundo.
 La inoportunidad de la decisión no podía ser mayor: el jueves es el día de la ronda de las Madres en la Plaza de Mayo y nada puede romper con esa tradición. Pero además, la semana próxima se realizará la ronda 2000 y este exabrupto judicial sólo contribuirá a que la convocatoria sea multitudinaria. Y por si esto fuera poco, sirvió para que la voz de Hebe se escuche más allá de la Plaza. “Al juez no lo respeto, porque él no nos respeta a nosotras –declaró- no lo puedo respetar como mujer del pueblo, como madre de desaparecidos”. Tal vez muchos celebren que la casi nonagenaria Hebe, emblema en la lucha por los DDHH, esté en la mira de jueces como éste. Pobres, tan deformados por sus prejuicios, tan víctimas de su extravío que se parecen a los victimarios.
Si a este escenario agregamos el reclamo de algunos abogados y editorialistas para liberar a los genocidas condenados por crímenes de Lesa Humanidad y la ralentización de los juicios a los civiles instigadores de la dictadura, todo se vuelve más escalofriante. En la facultad de Filosofía y Letras de la UBA, La Presidenta sintetizó la secuencia en una de sus frases memorables: “cuanto más cortas sean las ideas de un gobierno, más largos serán los bastones que use para abollar las ideas”.
Cuando el pasado es el futuro
Otra vez San Cayetano vuelve a ser el santo con más rating. Después de una década de visitas de agradecimiento, ahora convoca multitudes que claman por lo más elemental. A los fieles que se congregaron para el acto religioso, se sumaron organizaciones sociales para marchar a Plaza de Mayo. Más de cien mil manifestantes de todos los colores estuvieron allí, con ollas populares, cánticos y carteles para componer una postal del pasado. En apenas ocho meses, Macri y todos los gerentes que coparon La Rosada nos han llevado a los peores momentos de nuestra historia, con Club del Trueque y revisiones del FMI incluidos. Ninguno de los errores cometidos por el anterior gobierno justifica las atroces decisiones que han tomado. La crisis de verdad que hoy estamos padeciendo es el resultado exclusivo del plan extemporáneo que el empresidente y sus ceos decidieron incrustar por pura ambición sectorial.
Un plan que no es un plan, sino una serie de zarpazos para apropiarse de la dignidad que los que menos tienen habían conseguido en estos años. Hasta la nefasta asunción de Macri, la distribución de la renta nacional entre trabajadores y empresarios se acercaba al tan anhelado 50/50. En menos de un año, la paridad estalló para beneficiar a los dos sectores más afines al patriciado amarillo: el financiero y el agroexportador. El primero facilita el vaciamiento a través de la innecesaria deuda y la fuga de capitales y el segundo, con la explotación parasitaria de las tierras más productivas del país. Después de la devaluación, la quita y reducción de las retenciones y la irresponsable liberación para exportar, nutrir la mesa parece cotizar en Bolsa. Los productos más elementales como la carne y la leche han tenido incrementos superiores al 70 por ciento. Y encima, sentados sobre la soja que no quieren liquidar claman por nuevas devaluaciones. Más beneficios obtienen, más exigen y menos derraman, porque fugan todo lo que recaudan y adquieren todo afuera. El “Campo” tan idolatrado por Mauricio es lo menos argentino que tenemos.
Sólo un puñado de privilegiados, algunos laderos y unos cuantos confundidos pueden estar contentos con esta banda que ha desembarcado para asolar el país. Mientras las promesas intentan renovar el pacto ya traicionado, los próximos pasos requieren continuar con el deterioro de nuestras vidas. Que vivíamos muy bien, que era todo mentira, que trabajamos poco, que se robaron todo, que ganamos mucho son las excusas que permitirán nuevos ajustes. Con la zanahoria de la lluvia de dólares nos han metido en un berenjenal. Con la esperanza de las inversiones, quieren precarizar nuestro trabajo. Con la patraña del empleo de calidad, pretenden transformarnos en esclavos.
Ya vivimos todo eso y no ha sido muy fructífero. Por si la memoria falla, durante los noventa, los números fríos de la Economía no andaban tan mal. Buen crecimiento para las empresas, pero el desempleo alcanzaba el 17 por ciento. Mientras más crecen, menos derraman cuando el Estado es cómplice del escamoteo. En esos tiempos vivimos la fantasía de estar en el primer mundo de la mano del Infame Riojano y nuestra deuda creció como nunca. Por si la parafernalia mediática cotidiana obnubila la memoria, la Alianza que nos venía a salvar nos estampó contra la crisis de 2001. Y muchos de los artífices de esa catástrofe forman parte del Gran Equipo, reciclados como ángeles recién llegados del paraíso.
En tanto, las pantallas intentan entretener todo el tiempo con telenovelas pergeñadas en las oscuras cavernas del establishment. Los bolsos de López, los dimes y diretes de Lázaro Báez, los delincuentes que se arrepienten y salpican a cualquiera son los argumentos de estos culebrones soporíferos que intentan tapar el infierno que se construye en La Rosada. Pero, subiendo desde el subsuelo, una conciencia popular conforma un colectivo para corregir el error cometido en el balotaje. Una memoria que se resiste a ser blanqueada y una frase que recorre todas las bocas: “Macri, pará la mano”. Una saludable advertencia antes del capítulo del helicóptero.

10 comentarios:

  1. Perdoname Gustavo Rosa, pero necesitamos cortar con realidad aumentada en la que nos están metiendo algunos compañeros del partido. Nos están perjudicando cada día y se siente en las agrupaciones.

    Algunos de nosotros estamos comenzando a cuestionar los actos de compañeros como Moreno, qué no puede perder el control de esa manera.
    Cristina nos falta el respeto eligiendo a ese mamarracho de abogado defensor, habiendo otras clarísimas alternativas.
    Lo que escuchamos en las calles y en bares se nos hace cada vez más dificil levantar.

    Necesitamos que todos en la agrupación entiendan que como vamos, vamos mal y esto no va a terminar bien.
    La calle no nos va a favorecer ni en el corto, mediano o largo plazo. La calle solo favorece a algunos de este gobierno que tienen que hacerse cargo por el respeto de todos los que damos la vida por este proyecto todos los días.

    Te dejo un abrazo, muy bueno el blog.

    Estaban Palacios

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El tiempo dirá cómo se acomodan los melones. Mientras tanto, el gobierno, con sus tropelias, nos induce a organizarnos mejor.

      Eliminar
    2. Esteban el PJ es un movimiento amplio,donde existen los Morenos,Bossio y q se yo cuantos +....lo q dicen en la calle o bares es muy simple d rebatir con solo argumentar.La elección d un abogado c/Dalbon me dió x las pelotas tb a mi,pensando 1Poco+ vi la jugada,este payaso está en los medios todos los días,sabemos q la causa es 1 truchada mediática,quizás este tipo sea el ideal p/esta causa,Cristina no es estúpida,d los contrario no hubiese gobernado 8años,x algo dejó el poder c/semejante apoyo.Organizarnos c/dice Gustavo es lo correcto,los tipos sin convicciones salen solos del PJ,los he visto x años,te lo dice alguien q está afiliado dsd 1967(c/18pirulos)
      y pasó momentos muy duros,a pesar d ser siempre laburante,pero muy activo en política(fuera d las hs laborales) incluso en la época d plomo q el mamarracho dice"guerra sucia",yo le digo "guerra x nuestros derechos suprimidos" saludos y gracias Gustavo x esto! JoseM x Yrateo

      Eliminar
    3. Como se hace p/responder con mi nombre y apellido o mail correcto,siempre q publico debo hacerlo como "anónimo"?? es consulta Gustavo,son d madera p/la PC

      Eliminar
    4. Publica como anónimo y pone tu nombre al final del comentario

      Eliminar
  2. macri es mafia. si el peronismo se divide no genera otra cosa que su caída final

    ResponderEliminar
  3. Tenía 6 años y estaba c/mi padre a 150 mts d plaza d Mayo cuando hicieron su bautismo d fuego sobre la gente q apoyaba a Perón,aviones d"guerra" enviados x la oligarquía(SRA),mataron+d 300 inocentes(incluyendo niños).Te parece q tendrá caída final el peronismo?"no pudiéron","no pueden"..."ni podrán"!saludos..JoseM

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que lindo tenerte en el comentario de este genio que escribe frotando una lámpara como pocas. Quien mejor que vos podés contar la historia si la viviste en primera persona? NADIE.

      Eliminar
    2. El Peronismo necesita estos vaivenes para multiplicarse.

      Eliminar

El cuerpo de la vergüenza

La oscuridad nunca ilumina, sino que trae más oscuridad . Un cadáver abre un nuevo capítulo y las palabras se escapan del teclado, p...