lunes, 30 de julio de 2018

La confesión de los estafadores


Con la Revolución de la Alegría retrocedemos a pasos agigantados, tanto que parece que el paraíso que prometen no está en el futuro sino en el ficcional pasado del Génesis. Tan empecinados están los amarillos en arruinarnos la vida que no deben dormir pergeñando los daños del día siguiente. Tan evidente es la estafa electoral que estamos padeciendo que muchos están despertando del hechizo. Tan notorios son los malos propósitos que convierten un fallido en una confesión. El filósofo y asesor presidencial, Alejandro Rozitchner, en una encendida apología de este saqueo, vociferó: “nunca creí posible […] que un gobierno fuera en contra tan claramente de los derechos y las necesidades de los que menos tienen”.
Antes de eso estuvo la hipocresía que permitió que la brutal revelación escape de su boca: "nunca creí posible que un gobierno fuera tan claramente en contra de todo caso de corrupción e irregularidad”, como si no se hubiera enterado de las cuentas off shore, la deuda del Correo, la venta de Autopista del Sol, el nepotismo hecho contratos, el blanqueo de los familiares, los aportantes truchos y miles de chanchullos realizados por estos funcionarios ceos, financistas, fugadores y especuladores. Tan desconectada de la realidad fue la opinión de este ‘intelectual’ que el entrevistador, Alejandro Fantino, se sorprendió de semejante fanatismo engañador.
El fallido-confesión de Rozichtner no es el primero de esta especie, pero en este contexto vuelve indiscutible que lo de Pobreza Cero es una de las peores hipocresías. Lo que antes era una sospecha o una crítica de los detractores, ahora se hace evidente como la promesa que menos pensaban cumplir. Que no estaba en los planes de los candidatos del Cambio ni del núcleo duro de sus votantes mejorar la distribución del ingreso. Una muestra de eso fue la casi nula reacción del público que escuchó al presidente de la Sociedad Rural, Daniel Pelegrina pronunciar en su discurso de inauguración de la feria de este año las expresiones “inclusión” y “soberanía” y “salir de la pobreza”. Claro, los asistentes no habían ido a escuchar una arenga más adecuada para un encendido opositor, sino una reivindicación de este túnel en el que estamos cada vez más ajustados.
En cambio, la muchedumbre estalló cuando Pelegrina lanzó su consigna de barricada agrogarca: “nunca más volverá a ser el campo la variable de ajuste de un  modelo que fracasó”. El Poder muestra los dientes y la Vice Rodante recitó, complaciente, “acá está nuestro gran motor” y el ya no tan exitoso “sí, se puede”. En fin, una especie de Pimpinella oligarca con mucho olor a bosta.
La salida es por acá
Rozichtner y Pelegrina escriben un Manual PRO para Principiantes: el gobierno serrucha los derechos de los que menos tienen porque no piensa limar los privilegios de los que más tienen. Y si agregamos la frase de Michetti –eso del gran motor- el plan cierra perfecto: la destrucción sistemática de las industrias y los recortes en ciencia y tecnología apuntan a que la producción primaria sea la única actividad productiva. El modelo que aplican es el del Centenario; lo que estamos protagonizando es una película vieja, pero como es en 3D, con sonido envolvente y dirección del FMI, algunos incautos la toman como nueva. Este film cuenta la historia de un país muy extenso, pleno de riquezas naturales, donde sólo un millar de familias viven de lujo mientras la mayoría de la población padece las más humillantes carencias.
Y esto no es exagerado; tampoco es una nueva campaña del miedo. Mientras el Gerente de La Rosada SA defiende a rajatabla la reducción de impuestos a los más ricos, aplica descuentos en los ingresos de los asalariados y despide sin piedad a miles de empleados estatales. Nadie en su sano juicio puede sostener que éste es el camino para llegar a la mentirosa Pobreza Cero. Con medio dedo de frente se puede deducir que el descuento del 53 por ciento en las asignaciones familiares va a afectar de forma negativa el consumo y a profundizar la desigualdad. Salvo algunos de los colonizados que todavía quedan, cualquiera puede darse cuenta de que la eliminación de las “zonas diferenciales”  no es para alcanzar la equidad. Si querían equiparar, podrían haberlo hecho para arriba y no para abajo. Pero como quieren bajar el déficit y el presidente de la SRA dijo “nunca más”, la variable de ajuste serán los que toman el “Nunca Más” como algo más serio y democrático.
El Gran Equipo ya saborea el descontento. La conflictividad creciente es el resultado de sus medidas, que cada vez saben más a provocación y alevosía. La imagen negativa del empresidente ya supera el 60 por ciento hasta en las encuestas más amigables y la gobernadora Vidal, responsable de la corrupta maniobra de lavado, apropiación de identidad y falsedad ideológica con los aportantes truchos, empieza a perder su disfraz de hada buena. Pero lo más alentador es que el bastión del PRO –la CABA- se verá pronto salpicado por maniobras turbias en la campaña, con utilización de dinero del Estado para beneficio del partido. Gracias a una nueva investigación de Juan Amorín de El Destape, Horacio Rodríguez Larreta y Elisa Carrió empiezan a ver agrietado su camuflaje de honestismo republicano.
Porque el descontento es creciente y la magnitud de la estafa supera la eficacia de cualquier obsesivo blindaje, Macri toma la decisión de poner a las FFAA  al servicio del despojo y la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich alerta sobre enemigos internos más propios de un delirium tremens. Todavía sorprende que conserve su cargo de funcionaria, después de provocar la muerte de cuarenta gendarmes para satisfacer la demanda represiva del gobernador de Jujuy, la desaparición y el extraño hallazgo de Santiago Maldonado y las fábulas que vomita para justificar el asesinato de Rafael Nahuel.
No conforme con hablar de la inexistente RAM en pos de defender a los terratenientes foráneos, de hacer de los mapuches una organización terrorista con armas que cortan de cuajo los árboles más duros y de hablar de enfrentamientos cuando una de las partes está en retirada, ahora alucina con confabulaciones destituyentes. La itinerante y siempre funcional ministra, la que nutre su experticia en series televisivas, la que presionó hasta la locura al fiscal para que alimente la campaña de 2015, la que cocinó el suicidio de Nisman como un magnicidio de Estado, nombra como conspiradores a Hebe de Bonafini, Hugo Moyano y Juan Grabois.
La Grieta que venían a reparar se ensancha cada día más con tan obscenos estigmas. El país que venían a unir lo están atomizando. El desarrollo que prometían potenciar lo están aniquilando. Las instituciones que prometían respetar las están moldeando a martillazos para concretar las angurrias de evasores, explotadores y especuladores. A los que se enamoraron con los fingidos compromisos de los spots, no sólo les han malogrado sus condiciones de vida sino también amenazan con reprimirlos. ¿Cómo quieren que no haya conflictividad si Ellos la están generando? Lo que se viene es muy duro, pero la resistencia es la única manera de frenar la succión: con compromiso, solidaridad y conciencia esta pesadilla termina con sólo abrir los ojos para abrazar a los de este lado y enfrentar con dureza a los que nos amenazan.

1 comentario:

  1. Bueno, también podemos tomar al "filósofo" alejandro (hijo iinexplicable de padre intelectual en serio) como un mejor ejemplo, símbolo o resumen de la truchez virreinal.... el tipo no sólo se deschava en sus lapsus, es un lapsus con patas y a cada genialidad excretada, ya está, bingo, cartón lleno, listo!, no digamos nada más...hay que agradecer un talento así.
    Facilita tanto el asco...
    Y claro, si hablamos de una maravilla no podemos ser injustos con otra e ignorarla, obvio, la genial ministra de inseguridad y aprietes, doña malbec bullrich y etcétera, maestra indiscutida en el fino arte de la declaración disparatada y la amenaza ominosa.... en fin, un personaje tan lindo como su grácil figura en uniforme de combate (de combatir todo menos la comida abundante y muy regada), a lo rambo, aunque rambo no muy en serio o muy en joda, por supuesto, las consecuencias, digamos si usted se llama Santiago o Nahuel son muy, muy serias pero todavía esas cosas no parecen ser tan importantes para la mayoría, nuestra heroína sigue lo más campante...
    Mire, Gustavo, Argentina es país emergente y justamente estamos sumergidos en una realidad que no por prevista es menos de porquería (en trámite de empeorar), uno lee su post y, la verdad, es imposible la tranquilidad, el sosiego; míreme a mí nomás, tanto cuidar el prestigio de mi apodo y que ahora vengan estos indios desacataos, kurdos iraníes venezolanos klingons peligrosos y desprolijos a usurpármelo..... ¿qué me hago si la ministra mañana me acusa de terrorista?, quién podrá defenderme?, como ve, usted enumera las maravillas y algunos las podemos padecer, no hay caso, nacimos pa'sufrir....

    ResponderBorrar

Que no se rompa ni se doble

  Además de la confusa dinámica de la actualidad informativa, algunos problemas personales me impidieron continuar con la publicación en e...