lunes, 2 de septiembre de 2019

Sobre éxitos y fracasos


El Cambio nos hace experimentar situaciones insólitas, desde responsabilizar a los votantes por la crisis financiera que el Gran Equipo fabricó hasta exigir que hable CFK después de haber estado años ordenándole que se calle. Las tendencias en las redes Fernández traidor o la tienen escondida hablan tan mal de los que elaboran esos mensajes como de los que los creen con los ojos cerrados. Ni hablar de los memes que muestran a la ex presidenta incendiando La Rosada con un bidón de nafta: explicaciones para imbéciles. Éste es el resultado de haber malogrado la conciencia de unos pocos con engaños y patrañas que deberían avergonzar a los que siguen creyendo. Ahora no hay vuelta atrás, por más que la nonagenaria de almuerzos y cenas califique al Ingeniero de fracasado.
Del triunfo al fracaso, así lo sintetizó en su mesaza, a pesar de que algunos de sus invitados trataron de defender con sandeces la gestión de Macri. Ni lo uno ni lo otro: cualquier multimillonario es un triunfador, más aún cuando su fortuna es espuria y la impunidad que lo cubre le permite acceder a la presidencia del país; nadie es un fracasado si logra sentarse en todos los lados del mostrador para incrementar sus negocios y los de sus amigotes. Y si después de estos cuatro años de vulnerar la institucionalidad y arruinar nuestras cuentas sale como si nada a disfrutar del botín, se convertirá en el delincuente más exitoso de la historia. El giro discursivo de la Diva, por más que parezca una crítica, no es más que una forma elegante de abandonar el blindaje para seguir confundiendo a su audiencia.
Esta es la lección más importante que nos deja el Cambio: el que engaña una vez, engaña siempre, aunque se vista de periodista independiente y autocrítico. “En boca del mentiroso, lo cierto se hace dudoso” sentencia un viejo refrán y los que ahora se muestran arrepentidos por haberse equivocado tanto no hacen más que tratar de recuperar el rating que se escapa como agua entre los dedos. Y también el prestigio, por haber callado durante tanto tiempo lo que se sabía desde el principio: que el plan angurriento del Gerente de La Rosada SA y su equipo de tránsfugas nos iba a llevar a la hecatombe.
Pero algunos siguen por el absurdo sendero de brindar excusas: pasaron cosas, fueron las tormentas o la culpa la tiene el que vendrá. Algo de esto dirán en estos días para justificar el decreto dominguero que reinstala el control cambiario tan denostado, la obligación de liquidar exportaciones y la restricción a las multinacionales de remitir utilidades. ¿Los caceroleros oficialistas considerarán que estas medidas restringen la libertad y marcharán, como antaño, para defender su derecho a comprar dólares?
Eufemismos de los cuatreros
De ninguna manera Macri puede considerarse un fracasado: es el primer presidente de la historia que defaultea la deuda que él mismo ha tomado; recibió una economía desendeudada y la devuelve reperfilada, la manera PRO de decir “en ruinas”. Tan exitoso es que logró destronar a De la Rúa del podio de los peores. Insuperable. No sólo es mérito del Buen Mauricio: todos los integrantes del elenco oficial se han esforzado para salir en la foto de los funcionarios más impresentables. Después se sorprenden porque fueron derrotados en las elecciones primarias. Y con estas medidas tardías intentan impedir la segura derrota de octubre.
No sólo con disposiciones en las que no creen, sino con metáforas superficiales y tontuelas, como la de Marcos Peña Braun: “fue como una crisis de pareja; no nos entendimos con los votantes”. Los amarillos tienen una extraña manera de amar: vaciar las reservas, empobrecer a la población, incrementar bestialmente las tarifas, renunciar a la soberanía, alentar la represión deben estar incluidas en sus relaciones de pareja. Y a todo eso, que a todas luces es violencia doméstica, Ellos lo llaman falta de entendimiento. El lenguaje PRO está plagado de eufemismos burdos para disfrazar el plan de saqueo que Macri aplicó desde el principio. Y sin bidón de nafta ni fósforos, Cristina, durante otra multitudinaria presentación de su libro “Sinceramente”, brindó la más exquisita síntesis de todo esto: “no es de mal presidente, es de mal ser humano”.
Falta de entendimiento, dicen los amarillos que se jactaron desde el primer día de tenerla re clara; que, con la soberbia de clase que los caracteriza, pusieron el país en manos de los especuladores; que se erigieron como paladines del diálogo y el consenso y ahora vienen con el verso de que no nos entendieron y aprendieron a escuchar. Esto es una estafa desde el primer día, porque todas las medidas que tomaron apenas asumir nos iban a llevar indefectiblemente a esto. Y la nueva etapa de este fraude ya no tiene cara de Dujovne sino de Lacunza. Con la seriedad de un chiste en un velorio, el recién estrenado timador inventa excusas para este giro de campana, como “sobredimensionamos nuestra capacidad” o “subestimamos la herencia”. Mentira, por supuesto, cualquiera con media falange de frente sabe que la Libertad de Mercado termina oprimiendo al resto. Atrás quedaron las reglas claras y todas las patrañas con que justificaron la retirada del Estado para facilitar el libre accionar de los buitres.
Esto no es un fracaso, sino un éxito rotundo, porque a pesar de todo esto aún pueden arañar el 30 por ciento en la intención de votos. Y no sólo los periodistas cómplices están renunciando a su apología: muchos de los grandes empresarios que aplaudieron fervientes la llegada de Macri están vertiendo severas críticas al Ingeniero y se están reuniendo con Alberto Fernández para que les prometa salvar sus fortunas.
Por más que Mirtha lo califique como fracasado, Macri se retirará con el éxito de mantenerse en el cargo a pesar de los tarifazos, la inflación, la caída del PBI, el desempleo, las 50 off shore (que son como bóvedas) y los conflictos de intereses (‘corrupción’, para el cacerolero promedio). Muchos de sus funcionarios también son exitosos y hasta se convertirán en acreedores de la deuda que tomaron en nombre del Estado: serán buitres amarillos. Todos son exitosos porque conquistaron La Rosada disfrazados de lo que no son para hacer lo que prometieron no hacer. Un éxito rotundo porque lograron imponer el verso de La Pesada Herencia para dejarnos una herencia pesada en serio. Y el éxito será mayor si salen impunes después de tanto daño, en unos meses se convierten en feroces críticos y en un par de años aparecen como candidatos bien posicionados. Eso será un éxito para Ellos y un nuevo fracaso de nuestra memoria colectiva.

3 comentarios:

  1. Éste es de esos raros momentos en que se confirman y producen las cosas que sabíamos que iban a pasar y, claro, el sabor no deja de ser amargo, desagradable, lo que pensábamos era malo y ahí lo tenemos delante nuestro, comenzando y sin saber exactamente dónde y en qué terminará, éso sí, las víctimas serán las mismas, las previsibles, casualmente las que pensábamos.
    Que la diva fósil de la patria, definiera al presidente delegado del FMI, como “fracasado“ es muy lógico, tiene que reperfilar su público y su lenguaje y es mejor cargarle el muerto al más fácil, que es el vivo que ganó la fama tragándose un bigote, entre tantas maravillas tan propias de él... no sea pretencioso, ni la diva ni sus seguidores van a asumir que los tomaron de boludos útiles y que, al final resulta que lo que rascaron, son chirolas. Casi milagroso es que ahora salgan tan rápido a diferenciarse porque “se dieron cuenta“. Que les dure...
    Dicen que ya el dólar “blue“, más propiamente dark blue, anda por los 100 pesitos, un par de porciones de pizza del amigo prat grasa, una bicoca. Lo lindo es el panorama que abre todo ésto para octubre y ni hablar del lejanísimo diciembre, da un poco de miedito que sean meses de la misma pesadilla en continuado, no?.
    CFK, efectivamente tiene poder de síntesis, a pesar de estar ”vieja, sola y enferma, callada y escondida” y sin ser adivina, tiró algunas frases como ”no vienen por mí, vienen por ustedes, para hacerlos mano de obra barata”, aquel mítico 9/12/2015 hasta ésta del ”mal ser humano”, pero el problema no es la exactitud de las frases y la prevención, es la cantidad de impermeables que siguen, ahí los tiene, haciendo cola en los bancos y puteando en arameo al virrey, la pregunta que tal vez haya que hacerse es cuánto falta para que, de nuevo, lo vean bonito, blanco, de ojitos claros y predicando soluciones.... porque este despelote no es un despelote cualquiera, es de diseño profesional, de profesionales expertos en generar curas a la enfermedad del populismo, o sea, curarse de nosotros, los nuevos terroristas.
    Ahora lo dejo, debo visitar al Cacho, mi ”arbolito” preferido...

    ResponderBorrar
  2. estimado Gustavo yo vivo hace décadas en CABA y desde el 2008 que comencé a darme cuenta de los chanchullos y negociados que se venían perpetrando impunemente por la ciudad disfrazados de obra publica, un día vi como destruían amados arboles públicos de mis cuadras, la empresa encargada era Mantelectric relacionada con el reciente "Virrey macri", no entendía porque ese tipo de empresa dedicada al mantenimiento eléctrico destruía así a golpes de motosierra seres tan benéficos, al tiempo después de golpearme tantas veces con reclamos y denuncias ante organismos gubernamentales conocí un grupo reducido de vecinos que intentaba frenar la locura arboricida y la cementacion de espacios públicos, comencé entre mis conocidos y allegados a intentar abrir los ojos de quien era este tranfuga mafioso, nadie me creyó, ni mi madre, advertí que si ganaba en nacion todo se iba a derrumbar, me trataron de loca y ridícula, enfin hoy seguimos denunciando junto al grupo de vecinos sin tener resultados favorables, ni con una medida cautelar pudimos frenar este ecocidio urbano al que nadie ni siquiera los medios opositores logre convencer para que investigaran, con el tiempo se sabrán muchas verdades ocultas detrás de estos mafiosos pero la angustia, ruptura familiar que me han causado y la perdida de miles de arboles a los cuales no pude defender ni con la ley de mi lado ahora se suma el derrumbe del país que tantas veces en reuniones familiares y laborales intente advertir pero solo coseche sospechas de insania y fastidio, que pena haber tenido algo de verdad a mi favor-besos y comparto

    ResponderBorrar
  3. La pluma del periodista, Gustavo Rosa, desnuda al primer presidente de la Argentina que se robó un FMI completito. Como para inagurar, un estilo que no se había dado jamás, hasta ahora, en ningún país del planeta... No podemos negar que se trata de una hazaña delincuencial, cubierta por una media que actuó como cómplice, para obetener los réditos correspondientes, y por una pléyade de panqueques traidores que ahora se rasgan las vestiduras pero que tambien aprobaron la forma de gobierno adoptada,(a DNU limpio) por el gato maula y sus secuaces. Los responsables de toda esta pesadilla, han entrado ahora en pánico, pero ya se retiran, con la seguridad de la misión cumplida. AFano, debilitamiento y entrega de un país que habia comenzado a salir del tercer mundo.Solo nos haría felices, la posibilidad de que estos delincuentes, terminaran donde merecen estar, en la cárcel. Eso atenuaría, en gran parte, lo que nos tocará vivir en un futuro cercano, en medio de la destrucción total del país que nos dejaron.

    ResponderBorrar

Discontinuidad larga.

 Un problema en mi ánimo suspende por un tiempo la continuidad de estos apuntes. Paciencia. En breve, volverán. Lo prometo. Gracias. Gustavo...