viernes, 3 de abril de 2015

Macri y el infierno que promete



Pensar los dichos de Luis Barrionuevo respecto a Axel Kicillof sólo desde la discriminación, condiciona el análisis. Que llame rusito a nuestro ministro de Economía, además de apelar a una vetusta estigmatización de los judíos, recurre al diminutivo que, viniendo de quien viene, suena sumamente despectivo. Un personaje extemporáneo que no representa a nadie y que ostenta más poder económico y mediático antes que sindical. No hay que detenerse en estas minucias ni en las pueriles críticas de Jorge Lanata que, respecto a la tan conocida entrevista realizada por Víctor Hugo Morales, consideró que “Máximo es un pobre chico que nunca trabajó”. Menos aún en la desagradable tapa de la revista Noticias, que muestra al hijo de La Presidenta esposado, presto para la prisión por la insostenible denuncia de la revista brasilera Veja y la infundada réplica de Daniel Santoro en Clarín. Nada más que desatinadas provocaciones de los que saben que perderán el partido.
Estos personajes -peones del establishment- sólo aportan leña para recalentar los prejuicios de un público cacerolero y fanfarronean para inspirar alguna tímida reacción de los kirchneristas. Un vidriecito averiado en alguna de las oficinas de estos sujetos servirá para armar un escándalo internacional en defensa de la libertad de expresión vulnerada. Como no les salió la comedia de Nisman, como ya no pueden superar la acusación de asesinato contra Cristina, deben retornar a sus viejos trucos del denuncismo por corrupción. Las argumentaciones de Daniel Santoro en defensa de su investigación sobre las cuentas de Máximo Kirchner y Nilda Garré dan por tierra con cualquiera de los principios de la profesión que él degrada. Él y muchos de los que se amontonan de aquel lado de la Grieta. Esto demuestra que ya no saben cómo destronar al kirchnerismo para instalar en la Rosada a su funcional candidato. La situación actual está muy lejos de la caracterización hecha por Lanata, de que el Gobierno “no se está yendo, se está escapando”. Impotentes, deben negar la realidad hasta las últimas consecuencias.
El procesado Macri no dejó pasar la ocasión de demostrar su desconcierto ante la aparición de Máximo. Cínico como siempre, calificó “positivo” que “haya salido de la oscuridad y hable”. Hipócrita también, consideró que a su discurso “no le queda contenido”. Justo él, experto en vacuidades, habla de contenido. “Si hay alguien oscuro en este país, ése es Mauricio Macri –aclaró el diputado Andrés Larroque– Que piense que alguien por no salir en los medios está en la oscuridad es una demostración más de la debilidad por el cholulismo y las fiestas que tiene el jefe de Gobierno porteño”. Pero lo que más molestó al Alcalde Amarillo es que el Hijo Presidencial lo haya identificado con los noventa. “Queda claro que expresamos dos ideas de país distintas –explicó, por fin- Un debate final entre esta idea de cambio, que ha crecido tanto entre los argentinos y el miedo que ellos plantean”. Precisamente, el miedo es la amenaza de restauración noventosa que promete el patricio con sus ideas de cambio.
El futuro de la soberanía
Estos temores no son infundados, pues ya ha anticipado muchas veces cuáles serán sus primeras medidas: eliminación de las retenciones y el impuesto a los altos ingresos, integración al Mundo, obediencia al juez Griesa y la liberación del dólar. Y todo esto asegurando que lo hará para solucionar los problemas de la gente. Nunca aclara qué problemas quiere solucionar ni en qué gente está pensando. Seguramente, de su mano desaparecerán no muy gradualmente las restricciones a la importación y la regulación del Estado de la actividad económica. Si este paquete que promete Mauricio Macri no provoca miedo, ¿qué otra cosa podría provocarlo?
Que esté procesado por escuchas ilegales no brinda mucha tranquilidad para el futuro y que esté involucrado en el incendio intencional de Iron Mountain tampoco es para celebrar. Con sólo pensar en lo que haría con dos conflictos serios que involucran a bancos basta para que un escalofrío recorra nuestro cuerpo. ¿Acaso alentaría la investigación de la evasión y fuga de divisas que orquestó el HSBC, con un perjuicio de 3500 millones de dólares? Seguramente no, porque muchos de sus amigotes deben ser los fugadores. ¿Y con el Citi Bank, que abandonó a los bonistas para coquetear con los buitres? ¿Dejaría Macri que sigan operando con total libertad en contra de nuestros intereses? Indudablemente sí, porque prefiere estar bien conceptuado en los salones del Imperio. Nadie se enojaría con él, salvo el Pueblo, que padecería sus cambios.
Por todo esto, la palabra de Máximo le incomoda porque no sólo significa una interpelación, sino porque en el choque de proyectos resultará altamente perjudicado. Si no gozara de tanta protección mediática tendría una intención de voto mucho menor. En condiciones normales, sus propuestas partidarias apenas alcanzarían un 15 por ciento de aceptación. Pero como casi nadie se entera de sus estropicios, parece un ángel salvador. Y no lo es, por supuesto. Tampoco parece muy preocupado por la soberanía. Con él, tendríamos cada vez menos Patria y eso lo ha demostrado en muchas oportunidades. Si ante cada conflicto se pone de parte de la posición foránea. En sintonía con el establishment que representa, ni siquiera ha preparado un acto protocolar en conmemoración de la Guerra de Malvinas. Tanto él como el exclusivo club de amigos con formato de partido político que ha creado se desentienden de esos temas. Sólo “silencio y respeto” dedica a los combatientes.
Mientras él piensa la Soberanía en términos mercantilistas y destina silencio para respetar a los mártires de Malvinas, CFK se compromete con la independencia territorial: “no va a haber un 9 de julio completo hasta que no podamos recuperar nuestras Islas Malvinas”. Y nada de silencio. A diferencia de la Corte Suprema, que se desentendió de las torturas recibidas por nuestros héroes, La Presidenta decidió la creación de un Archivo de la Memoria Oral en el Museo de Malvinas. Allí estarán “los testimonios, las memorias de los que estuvieron, de los que participaron porque eran hijos y familiares, también de periodistas, de camarógrafos, de fotógrafos, de todo aquel que de alguna manera tuvo que ver con ese pedazo de historia”. Además, por el decreto 503, ordena la desclasificación de “toda aquella documentación de carácter no público vinculada al desarrollo del conflicto bélico del Atlántico Sur obrante en los archivos de las Fuerzas Armadas”.
Nada de silencio ni indiferencia. Desde la finalización de la guerra, los soldados padecieron la desmalvinización de los sucesivos gobiernos democráticos. Recién a partir de 2003 se destinó para ellos una pensión digna y el reconocimiento de toda la sociedad. Y el compromiso permanente de reclamar por lo que es nuestro, a pesar de la soberbia de un Imperio, que, aunque en franca decadencia, sigue amenazando la paz con sus cariados colmillos.

8 comentarios:

  1. Cuando Macri se refiere a la "gente",no tengo dudas q le habla a las familias patricias y algun idiota malinformado.El ciudadano se encariñó + con la política y en especial los jóvenes,eso nos da permitirá que los "dinosaurios"terminen desapareciendo del todo.Y asi lograr una dirigencia,menos angurrienta,egoista,que solo les interesa su propio bienestar.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por supuesto, estamos construyendo otra sociedad. Lleva tiempo, pero estamos en el buen camino. Del otro lado de la grieta cada vez son menos. Abrazote

      Eliminar
    2. De que familias patricias habla este tipo o quiere defender, si es un triste hijo de inmigrantes italianos. o sea gente comun.

      Eliminar
  2. Excelentes analisis q comento en forma intermedia para no ser reiterativo,con respecto a Maximo seria bueno q le preste la play station a algunos para q entiendan de q se trata Abrazo
    j.pierantoni

    ResponderEliminar
  3. Capaz que se le olvidó un detalle, por demás simpático, las Táser, que sin dudas son parte descollante del avance científico tecnológico que significaría elegirlo.... importadas, por supuesto y divinas, divinas, para convencer negradas chúcaras...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No, no me olvidé de esas "milagrosas pistolas", el nuevo "palito para machacar ideologías". Pero, como ya las había mencionado en un apunte anterior, no quería ser redundante. Igual, ya tendremos tiempo para recordarlas. Abrazo enorme

      Eliminar
  4. Exelente interpretación , muy clara, Macri es un despreciable opositor , su oposición es hipócrita, y carente de vuelo intelectual, es un verdadero"maquillador" y vendedor de ilusiones, su candidato a jefe de gobierno ,Rodriguez Larreta y su vice Vidal, fueron participes responsables del "Suicidio Inducido" del Dr. Rene Favaloro, felicitaciones por su trabajo muy profesional .

    ResponderEliminar
  5. No creo que el infierno sea peor que este , seguro gana macri

    ResponderEliminar

El cuerpo de la vergüenza

La oscuridad nunca ilumina, sino que trae más oscuridad . Un cadáver abre un nuevo capítulo y las palabras se escapan del teclado, p...