miércoles, 17 de febrero de 2016

El cristal empañado



En tiempos del kirchnerismo, la separación de un funcionario se transformaba en un escándalo de culebrón. Cuando Graciela Bevaqua fue apartada del INDEC por Guillermo Moreno, adoptó un rol de víctima y se convirtió en una heroína para muchos miembros de la oposición de aquellos años. Pero parece que el color amarillo está destinado a “armonizar” el ánimo de los argentinos. Por eso, hoy acepta con algo de estoicismo su destino fuera del INDEC. Esto no es magia, sino poder mediático. Como Macri es el engendro que los medios dominantes impulsaron como candidato, por ahora, actúan como escudo. Mientras dure esta luna de miel, justificarán cualquier decisión o tratarán de minimizarla. Después, cuando el Ingeniero ya no pueda satisfacer sus insaciables angurrias, arrojarán barro, piedras y estiércol hacia su persona para desplazarlo y buscarán un nuevo pelele.
Algunos ya lo habrán olvidado, pero fue el propio Jorge Todesca, titular del INDEC quien, unas semanas atrás, declaró en conferencia de prensa que para tener estadísticas confiables había que esperar más de medio año. Como ahora Sergio Massa tomó la posta de dibujar el Índice Congreso todos los meses, parece que le agarró el apuro. O ansias de protagonismo. O será que no saben cómo frenar el monstruo que han creado con sus regresivas medidas, como la quita de retenciones, de los cupos de exportación, de subsidios a las tarifas eléctricas. ¿O pensarán que la eliminación por dos meses de los impuestos internos al champagne bajará la inflación que ellos mismos alentaron?
¿O que apelar a la tecnología eliminará el problema? Por el contrario, la creación del SEPA –Sistema Electrónico de Publicidad de Precios Argentinos- es la forma 2.0 de lavarse las manos. Este portal web tendrá como objetivo la publicación diaria de precios de productos masivos en los grandes comercios para que “el consumidor tenga más elementos a la hora de hacer las compras”. La única preocupación de la Secretaría de Comercio es la puntualidad en la carga de los datos y la coincidencia entre las cifras publicadas con los de las góndolas. Si en la cadena de comercialización los números alcanzan el delirio, será la mano invisible del mercado la encargada de castigar al delirante.
Esta novedad sólo busca oficializar el latrocinio y no solucionar el problema de fondo. Porque la causa de la inflación no es la falta de difusión de los precios, sino la ausencia de topes a los márgenes de ganancia de cada uno de los actores. Algunos avances se habían logrado con el programa Precios Cuidados, pero fue lo primero que desarmó la gestión macrista, reduciéndolo a un insignificante listado. Aunque los medios hegemónicos lo hayan tildado como autoritario, fue la manera más eficaz de contener los abusos de las empresas con posición dominante y de aportar a la sociedad precios de referencia para los productos esenciales. Además, significó el ingreso de artículos producidos por cooperativas o pequeños establecimientos en las opciones del consumidor. Pero el Gran Equipo ha desatado un torbellino de desaciertos para hacer del país un coto de caza para las fieras más hambrientas.
Cómplices y apologistas
Pero todo esto no entra en la mirada de la economía ortodoxa, que sólo piensa en la emisión monetaria, la pequeñez del Estado y la libertad absoluta de los más peligrosos como herramientas para combatir la inflación. Estas discusiones no aparecen en los titulares de los grandes medios, más preocupados porque Pamela David, enojada por el rosario que el Papa envió a Milagro Sala, amenazó con abandonar el catolicismo. Francisco preocupadísimo, no por tener una seguidora menos sino por los límites que se traspasan con tal de quedar bien con el establishment.
Increíble: se espantan más por el rosario que por la detención ilegal de la líder del Movimiento Tupac Amaru y diputada de UNASUR; pontifican sobre la libertad económica para un puñado de empresarios inescrupulosos pero aplauden la prisión de una mujer que logró distribuir dignidad en una provincia donde la desigualdad era la única ley. Hay que estar muy consustanciado con el lado oscuro de la grieta para sostener semejantes contradicciones.
Tan contradictorio como aceptar, sin más, el atropello que Cambiemos concretó en el Consejo de la Magistratura. No cuestionar la maniobra ladina pergeñada por el oficialismo es avalar cualquier recurso con tal de eliminar al kirchnerismo de la vida política. La banca en este organismo crucial para nombramiento y destitución de jueces e impulso del juicio político corresponde al FPV hasta 2018. Originalmente, la ocupaba Wado de Pedro pero, como pasó a la secretaría de la Presidencia, Anabel Fernández Sagasti fue la reemplazante hasta que espiró su mandato como diputada. Como es lógico suponer, el puesto es para un representante del kirchnerismo, pero Emilio Monzó –presidente de la Cámara de Diputados gracias a la generosidad K- utilizó sus malas artes para lograr que Pablo Tonelli entre por la ventana. Tan ilegal es el operativo que la jura ante la Corte Suprema de Justicia se realizó en tiempo récord y casi en secreto, cuando en realidad debía ser en audiencia pública y con la presencia de miembros de la oposición. Y eso que el Supremo Ricardo Lorenzetti se mostró preocupado en estos días por la búsqueda de la transparencia y el combate contra la corrupción. Para obedecer al establishment, los tres miembros de la Corte respaldaron todo lo contrario de lo que deben defender: constitucionalidad, legalidad y transparencia.
Una vez más, el Poder Económico gobierna el país con los tres poderes del Estado sometidos a sus caprichos. Y para hacer más angustiante el panorama, tienen de su lado al principal poder para construir el consenso necesario para el segundo saqueo de este siglo: los medios de comunicación hegemónicos. Con la ley de SCA desmantelada, tienen vía libre para justificar cualquier cosa y alimentar los prejuicios de individuos confundidos. Pero uno de estos días, la realidad que intentan tapar, terminará tapándolos. Entonces, el camino estará despejado y luminoso para que jamás nos volvamos a extraviar.

2 comentarios:

  1. Gustavo,creo q ud está demasiado quejoso?puede vender su soja/maiz/sorgo c/menos retenciones,tb el oro y otros minerales,comprar un par d millones d U$D x mes,podrá tomar champang + barato a la luz d las velas(ni piense en luz electrica).Disculpe,un poco d humor alivia el dolor q produce la destrucción d lo realizado en 12 años,en tan solo 60 dias.Los medios invisibilizan el *macricidio*,pero la web los visibiliza,y cuidado,cada vez son +las personas q se vuelcan a estos medios virtuales d comunicación para conocer la realidad,x eso creo q quienes *confundidos/malinformados/idiotas*q los *votaron.....serán los q los *boten*.Su publicación excelente c/siempre.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por supuesto que el humor es una salida ante las angustias cotidianas, mientras no nos distraigan ni nos confundan. La paciencia hacia Macri se quiebra antes de fin de año. Abrazote

      Eliminar

Las hogueras bien dispuestas

En la Edad Media y más acá torturaban y quemaban personas por la sola sospecha de brujería o pactos con el diablo. Si el acusado confesaba...