viernes, 28 de noviembre de 2014

Denunciantes denunciados y viceversa



El caso Bonadío puede ser que haga historia. A su prepotencia patricia para desgastar la imagen de La Presidenta, el Estado responde con el aval de la legitimidad democrática. Si algo caracteriza este período es la contundente decisión de enfrentar el enquistado poder corporativo que impide la profunda transformación de Argentina. Grandes empresarios y pequeños jueces, que también son empresarios, confabulados para poner fin a este proyecto que tantos logros acumula. Y de paso, cumplir con el sueño perdido de tener el país a su disposición para los más oscuros negocios. Para eso, deben demostrar que el gobierno kirchnerista es el más malo de todos. Aunque no les está saliendo muy bien, siguen apelando a las apolilladas tretas de siempre: paro de trabajadores con altos ingresos, cortes de energía eléctrica, denuncias rimbombantes y quizá se incluya en el cronograma algunos dramáticos saqueos de fin de año. Como estamos tan acostumbrados a estas escenas de fin de año, sólo aparecerán ante nuestros ojos como fotogramas averiados de una película muchas veces vista y sin el encanto de los mejores clásicos.
Por ahora, el juez federal Claudio Bonadío alcanza con honores los méritos para el premio a la mejor actuación. Por una insignificancia, protagonizó todos los títulos. La diputada Margarita Stolbizer, aunque haya errado en el recitado de sus parlamentos, califica para actriz secundaria. Como siempre el guión apunta a presentar a la familia Kirchner como la más corrupta de la historia. Cuando la política está ausente, cuando las ideas que defienden son nefastas por restauradoras, viene bien sumergirse en las oscuras aguas del denuncismo. Porque la escena parece ser ésta: sólo los funcionarios del Gobierno Nacional están enredados en delitos de corrupción y los demás, los denunciantes, son purísimos ángeles tocados con la varita de la transparencia divina.
Pero, como es previsible, detrás del decorado la cosa es diferente. Como Bonadío acumula causas graves en el Consejo de la Magistratura, apela a la extorsión ante cada paso que dan sus miembros para llevarlas a buen puerto. Pero le salió mal: porque la contravención de Hotesur que denuncia la comete una empresa de la que forma parte. Apenas un trámite administrativo incumplido por parte de ambas sociedades que será sancionada con una multa de unos pocos miles de pesos. Pero, de acuerdo al reglamento de la Justicia Nacional, un magistrado no puede ejercer el comercio o cualquier otra actividad lucrativa, salvo autorización de la Cámara Nacional de Apelaciones en lo Criminal y Correccional Federal. Mansue SA está dedicada a la venta de combustibles y el juez tiene un 20 por ciento del paquete accionario. Margarita quizá no sabía esto, pero quedó enredada en esta trama.
Pero la denunciante también fue denunciada. El abogado Santiago Mansilla tiene la sospecha de que Stolbizer está ensuciada por enriquecimiento ilícito. El referente del GEN, Gerardo Milman, olfatea una operación gubernamental, aunque el nuevo actor es un particular. Sin embargo, los más embarrados son los que siempre quedan impunes. Por lo menos hasta ahora. La AFIP denunció al banco HSBC por facilitar la evasión fiscal y fuga de divisas de importantes empresarios que operan en el país. El titular del órgano estatal, Ricardo Echegaray, calcula que los impuestos evadidos, las multas y los intereses adeudados suman más de 60 mil millones de pesos. Estos son los guionistas y directores de esta horripilante película que quieren re-estrenar.  
Ángeles, demonios y mestizos
Hasta los más fervorosos opositores reconocen los logros de esta década, al menos en la soledad del retrete. Sin embargo, ante los micrófonos se convierten en apologistas de los que nos han saqueado siempre. Y amenazan con convertir el latrocinio en programa de gobierno, aunque no lo digan con todas las letras. O con ninguna, porque de eso no hablan. El guión les exige que con sus circunloquios angelicales hagan sus aportes a la confusión de los votantes y que obstaculicen con los más absurdos gags toda iniciativa oficial. Cualquier tontería que se les ocurra será amplificada por los medios hegemónicos como si fuera la mayor de las genialidades. El resultado: un culebrón insostenible que sólo apunta a cautivar a un público cada vez más reducido.
Como sea, siempre actúan como barrera de protección de los personajes más dañinos. La fuga denunciada por la AFIP sólo se circunscribe al período que comienza en 2007 y culmina el año pasado. ¿Cuántos millones acumulados habrá en esas oscuras cuentas suizas desde 1976? ¿Qué porcentaje de la deuda descansará en esos angurrientos bolsillos? ¿Cómo sería nuestro país sin ese descomunal drenaje? A pesar de esto, hemos sobrevivido. Pero a partir de ahora, hay que frenar la sangría. Porque el dinero que estos pillos consideran propiedad privada lo hemos generado entre todos y es buen momento de exigir la devolución de lo indebidamente sustraído.
Mientras los integrantes del Círculo Rojo evaden y fugan y los sindicatos con altos ingresos se resisten al mal llamado impuesto a las ganancias, la ANSES distribuye para facilitar el bienestar de los que menos tienen. El director ejecutivo, Diego Bossio, anunció que jubilados, pensionados y beneficiarios de la AUH recibirán más de 49 mil millones de pesos, un 30 por ciento más que el año pasado. Esta suma ayudará a reactivar la economía con el incremento habitual del consumo para las fiestas de fin de año. Pero ojo, que esto sirva para que los receptores consuman más y no para engrosar las arcas empresariales vía incremento abusivo de los precios. La Secretaría de Comercio ya está preparando los mecanismos para impedir que los más grandotes conviertan el paseo por las góndolas en un laberinto del terror.
Tanto farfullar sobre la ruta del dinero K, pero pocos mencionan los tenebrosos senderos del dinero privado. La ruta del dinero K recorre inclusión previsional, cobertura en vacunación, construcción de escuelas y viviendas, ayudas estudiantiles, valoración de la investigación científica, un satélite geoestacionario y dos más en camino, fortalecimiento de pymes y cooperativas, cientos de películas y programas televisivos y muchas cosas más que será necesario recordar en estos meses que nos quedan hasta las elecciones presidenciales. En cambio, los privados utilizan caminos sinuosos y oscuras cuevas cuyo egoísta destino es el beneficio individual. El primero es el camino colectivo que nos llevará al país que siempre hemos soñado y el otro, es el tortuoso atajo hacia el país de las pesadillas del que estamos escapando. No es tan difícil elegir el sendero que guiará nuestros pasos, salvo que queramos tropezar con esos peñascos hartamente conocidos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Las hogueras bien dispuestas

En la Edad Media y más acá torturaban y quemaban personas por la sola sospecha de brujería o pactos con el diablo. Si el acusado confesaba...