jueves, 30 de junio de 2011

Un país que empieza a debatir

La semana pasada, Apuntes Discontínuos se dedicó a analizar las implicancias que tiene tratar de convertir en nacionales aspectos locales de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, CABA. El punto de partida era el debate sobre el debate entre los candidatos a Jefes de Gobierno en esa ciudad. El texto en cuestión es Lo local y lo nacional, publicado en este espacio el 21 de junio. Hay muchos análisis que pueden realizarse a partir de la actitud que tienen los canales de televisión capitalinos de convertir en problemas nacionales cuestiones que sólo interesan al público local. Tal vez no lo hacen con mala intención, sino como simple costumbre. Puede ser que los periodistas que trabajan en esos medios consideren que el país se circunscribe a Capital Federal o que lo que pase allí repercute en todo el territorio nacional, aunque sea la interrupción temporal del servicio de subtes.
Desde hace unos días, en el noticiero de las 20 de la TV Pública se realiza una serie de entrevistas a todos los candidatos a la legislatura porteña o Jefe de Gobierno en donde analizan las propuestas para mejorar en la ciudad. Es claramente un espacio con contenido local y que sólo interesa a los habitantes de esa ciudad. Sin embargo, llaman a ese bloque, conducido por Juan Micellis, Visión País. Llama la atención que en un canal con mucho contenido federal, como debe ser un canal del Estado, cometan semejante error.
Anoche, en el programa A dos voces, de TN, se realizó un simulacro de debate entre dos de los candidatos a Jefe de Gobierno. Además de que las entrevistas se habían grabado por separado, esa cadena informativa es de alcance nacional, pero durante la hora y media que duró trataron, por supuesto, temas referidos solamente a la ciudad de Buenos Aires.
Ahora bien, más allá de considerar lo colonizador que resulta la difusión a todo el país de los temas locales, hay algo positivo en todo esto de los debates. Al menos en Rosario y en otras ciudades se ha producido el efecto contagio. En eso, los porteños hicieron punta y lograron que en muchos lugares del país los candidatos empicen a debatir entre sí, a difundir sus intenciones políticas. Y eso es bueno. Aunque cuesta creer que, en una ciudad que ha sido protagonista de muchos hechos históricos, que es la capital política del país, que es vanguardista en arte, música, teatro, cine, un candidato a Jefe de Gobierno como Mauricio Macri tenga tan alta intención de voto.
Una vez escribí en este espacio que había que agradecer a los porteños por haber probado a un político no-político como Macri, que había que considerar como un sacrificio patriótico el tener que soportar semejante gobierno municipal. En serio, chicos, queridos conciudadanos de CABA, sean coherentes. Cuesta creer que la nada que representa Macri en su gestión, en su discurso, en su rostro, tenga una intención de votos similar o un poco superior a la de un político preparado, profundo, con sustento teórico y de gestión como Daniel Filmus. Cambien un poco de canal porque la están pifiando fiero. En el canal que eligen para informarse están ocultando las serias ineficiencias que tiene el gobierno de la ciudad. Clarín, La Nación, TN, canal 13, Radio Mitre, Continental y todos los satélites corporativos no difunden información, sino textos que sirven para confirmar los prejuicios de su público. Y puede haber gente que, con inocencia, tome esos malintencionados escritos como información. Y seguramente es por eso que Mauricio Macri todavía mantenga una alta imagen positiva, aunque su gestión no tenga nada de positiva. Si a Silvina Walger  la Presidenta Cristina Fernández le da vergüenza de género, Macri a mí me da vergüenza de especie.
Pero volvamos al debate y su extensión por algunos lugares del interior del país. En Rosario, el sábado 2 de julio se va a televisar un encuentro entre los candidatos a intendente. El 16 va a pasar lo mismo con los candidatos a gobernador y hasta Miguel del Sel va a realizar una muy buena imitación de un político en campaña. Más allá de las críticas que puedan generar los debates televisados, es muy bueno que las pantallas comiencen a poblarse nuevamente de contenidos políticos. Es una señal de que la sociedad experimenta una apertura al intercambio de ideas y puede ser que el público empiece a pensar la realidad en clave política y no al ritmo de los titulares.
Sería muy bueno un programa-debate entre los candidatos presidenciales. ¿Alguien se imagina un encuentro entre Cristina Fernández de Kirchner y la Desquiciada Pitonisa Anaranjada?

2 comentarios:

  1. ¡Pero, Profe!, ¿recién ahora descubrimos que la Capi es el País?, vamos Profe.
    ¿Y la sesera porteña?, ¿desde cuando piensan de otra manera que no sea gorila?. Son capaces de autodestruirse, y de hecho deben tener algún mecanismo cibernético que detona si tocan un voto justicialista, antes de votar con el coco. Y a Macri la campaña se la hacen los medios gorilas de su entorno. La lucha recién empieza.

    ResponderEliminar
  2. Querido Gustavo, hace ya, si la memoria no me falla, tres años que vivo en Capital federal, soy de San Nicolás. Es decir que, junto con mi llegada, también llegó Mauri. Si bien esta ciudad, históricamente fue desigual, con la "gestión" del pro, se volvió mucho más asimétrica; diferenciando, claramente, el norte con el olvidado sur de Buenos Aires. Es sabido, que el glamour capitalino, comparte muchas medidas tomadas por el macrismo, un ejemplo claro es la UCEP.
    Coincido con vos, en que resulta complejo entender, como Macri puede superar en los números a un hombre formado como Filmus. También existen grandes diferencias entre sus vices: María Eugenía Vidal, que tiene una gran capacidad para leer pancartas detrás de cámara, y posee muy poca experiencia en política. El contraste es Carlos Tomada, un hombre de mucha gestión, que trabajo durante ocho años en el Ministerio de Trabajo, en fin, claras diferencias.
    Son dos modelos totalmente antagónicos. Otro apunte, si bien está claro que con los debates no se ganan elecciones, es necesario que se realicen, y que todos tengan la misma importancia. Canal 7 no debe nacionalizar un debate local, sino debería pasar los debates municipales, etc. En fin, eso ya lo comentamos en la entrada anterior. Por último, te invito a pasar por mi blog, si tenés ganas, eh, no te quiero comprometer, je. Saludos, y como siempre seguiré aportando al debate.
    www.cienparaelaire.blogspot.com

    ResponderEliminar

Piedra libre para el Cambio

Hasta los más obsecuentes reconocen que el Cambio no está funcionando . Las críticas llueven tanto de izquierda como de derecha; razonable...